Cultura

Oscars raros: nominaciones peculiares y otras curiosidades

La Academia de Hollywood anunció este jueves en directo las nominaciones a los Premios Oscar 2015, con unos anfitriones de lujo: los directores J.J. Abrams y Alfonso Cuarón; y el actor, Chris Pine. Aunque no ha habido demasiadas sorpresas en esta edición, estos premios han estado repletos, históricamente, de nominaciones criticadas y de actores que nunca recibieron el premio que se merecían. Hoy repasamos algunas curiosidades de los grandes galardones del séptimo arte.

Los resultados de las nominaciones a los Oscar 2015 han dado como claras favoritas a Birdman y El Gran Hotel Budapest, con nueve nominaciones. Boyhood, de Richard Linklater, que fue la vencedora en los Globos de Oro (mejor película dramática, dirección y actriz), les sigue con seis nominaciones. Entre las alegrías, la presencia de la película argentina Relatos salvajes, que coproducen los hermanos Almodóvar, compitiendo como mejor película extranjera. Como curiosidad, la doble nominación del compositor francés Alxandre Desplat en la misma categoría: mejor música original, por dos películas: Unbroken y The Imitation Game.

Aunque no ha habido demasiadas sorpresas en esta edición, aprovechamos el anuncio de las candidaturas a los Premios Oscar 2015 para recordar algunas de las nominaciones más pintorescas y otros casos curiosos que se han producido a lo largo de la historia de estos míticos galardones.

Cocodrilo Dundee, nominada a mejor guion original

La película de aventuras por la que el actor y guionista australiano Paul Hogan alcanzó el éxito internacional, fue nominada al Oscar al mejor guion original en 1987, una historia co-escrita por el propio intérprete. El filme no ganó en esta categoría y no es de extrañar, pues competía con títulos muy potentes: Hannah y sus hermanas, de Woody Allen; Platoon y Salvador, de Oliver Stone; y Mi hermosa lavandería, de Stephen Frears.

Pat Morita, optó al Oscar a mejor actor de reparto por Karate Kid

Quién no recuerda al Señor Miyagi de la saga Karate Kid, ese señor tan majo que ayuda a Ralph Macchio a ser el número uno en artes marciales. Pues bien, su interpretación en la primera entrega le valió una nominación al Oscar a mejor actor de reparto en 1985. Entre sus rivales en dicha categoría se encontraban John Malkovich, nominado por su trabajo en En un lugar del corazón y el actor camboyano Haing S. Ngor que fue quien se alzó con la estatuilla por su interpretación en Los gritos del silencio.

Sylvester Stallone obtuvo dos nominaciones por Rocky como actor y guionista

El actor neoyorkino, una de las grandes estrellas de acción de Hollywood, fraguó su mayor éxito con Rocky, en 1976, interpretando al humilde boxeador Rocky Balboa. El guion fue escrito por el propio Stallone en tres días, inspirándose en un combate de boxeo que había presenciado entre Muhammad Ali y Chuck Wepner.

Su trabajo se reconoció con dos nominaciones a los Oscar en las categorías de mejor guión y actor- sólo tres artistas han estado nominados en el mismo año en las categorías de mejor guion y actor: Chaplin, Orson Welles y Sylvester Stallone-; y aunque no ganó, la cinta logró la estatuilla a la mejor película arrebatándosela a Martin Scorsese y su Taxi Driver.

Peter O´Toole, ocho nominaciones a los Oscar y sólo logró uno honorífico en 2003

El actor irlandés se fue de vacío en los Oscar en ocho ocasiones aunque logró un premio honorífico por toda su carrera en 2003. Interpretó papeles tan memorables como Lawrence de Arabia, por cuyo trabajo recibió una nominación al mejor actor en la edición de 1963 pero se lo terminó llevando Gregory Peck por Matar a un ruiseñor.

A pesar de sus éxitos posteriores que le valieron siete nominaciones a lo largo de su carrera, no logró el sueño de llevarse la estatuilla, pues, como bien él decía bromeando, fue relegado a la categoría de ‘dama de honor’. Se tuvo que conformar con recibir un Oscar honorífico en 2003.

Kevin O´Connell, el mayor perdedor de los Oscar con 20 nominaciones y ningún premio

Este mezclador de sonido ostenta el récord de nominaciones a los Oscar sin ganar ninguno. Nada menos que en 20 ocasiones ha optado a una estatuilla en la categoría de sonido y siempre se ha ido de vacío. Un prolífico trabajo con películas como DuneTop Gun, Armaggedon, Spider-man o Apocalypto que aún no se ha visto recompensado.

Charles Chaplin, triplemente nominado por El gran dictador, se fue de vacío

Uno de los iconos más representativos del cine mudo se instaló definitivamente en el cine sonoro con la obra maestra El gran dictador (1940) una sátira sobre el nazismo. El actor, guionista, productor y director obtuvo tres nominaciones a los Oscar en 1941 por este filme en las categorías de mejor película, actor principal y guion, pero no se llevó ninguno.

Parece inconcebible que el autor de películas tan magistrales como El chico, La quimera del oro o Tiempos Modernossólo lograra un Oscar en toda su carrera y lo obtuvo, curiosamente, en la categoría de mejor música por Candilejas (1952). En 1972 le dieron el Oscar honorífico, eso sí.

Ang Lee, el mejor director sin la mejor película

El caso de Ang Lee es de los que dejan un poco pasmados. Y es que en dos ocasiones, el director taiwanés se ha alzado con la estatuilla a la mejor dirección pero ha perdido en la categoría de mejor película. La primera fue en la edición de 2006: el realizador se llevó el Oscar a mejor dirección por Brokeback Mountain, pero la mejor película recayó en Crash, de Paul Haggis.

La segunda ocasión fue en 2012 cuando de nuevo Ang Lee recogía un premio a la mejor dirección, en este caso por La vida de Pi, pero se quedaba sin el de mejor película que recayó ese año en Argo de Ben Affleck. Y es que las cosas más extrañas pueden suceder en estos premios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba