Cultura

Directores de cine delante de las cámaras

Existe, desde hace años, una tendencia en el mundo del cine a que los actores ya algo experimentados cuelguen el vestuario y prueben suerte -con mayor o menor acierto- como directores. Desde Angelina Jolie, pasando por Ben Affleck o George Clooney, numerosos intérpretes se han pasado al otro lado para llevar la batuta. Sin embargo, es menos frecuente el caso contrario, que directores consagrados se sientan atraídos por lo que sucede delante de las cámaras y se atrevan a interpretar algunos papeles de peso a lo largo de su carrera. Hoy repasamos los nombres de algunos de estos cineastas. 

Sidney Pollack

Uno de sus primeros éxitos como director fue Tootsie (1982), que obtuvo diez nominaciones a los Oscar y en la que además se marca su primer gran papel encarnando al agente artístico del personaje travestido que interpreta Dustin Hoffman. Pollack participó después como actor en Maridos y mujeres (Woody Allen, 1992), El juego de Hollywood (Robert Altman, 1992) y Eyes Wide Shut (Stanley Kubrick, 1999). En esta última, y con la producción ya en curso, sustituyó a Harvey Keitel, en el papel de Victor Ziegler, tras alargarse el rodaje más de lo esperado. Su último papel fue en Michael Clayton (Tony Gilroy, 2007).

Werner Herzog

El polémico y excéntrico director alemán ha recibido un sinfín de reconocimientos a lo largo de su dilatada carrera como realizador. Entre ellos, el premio al mejor director en el Festival de Cannes de 1982 por Fitzcarraldo. Sin embargo, el que formara tándem con Klaus Kinski también ha hecho sus pinitos como actor. El papel más comercial que ha tenido ha sido el del psicópata ruso conocido como ‘The Zec’ en el thriller Jack Reacher (2012), en el que compartió reparto con Tom Cruise.

Roman Polanski

Responsable de títulos tan memorables como La semilla del diablo (1968) o El Pianista (2002), demostró sus grandes dotes para la interpretación en El baile de los vampiros (1967), que también dirigió y que supuso su primer filme en color.

También tuvo un papel en Chinatown, película con la que ganó el Oscar a mejor guión original, interpretando a un matón en una de las escenas de mayor tensión de la película, cuando le corta la nariz con una navaja al personaje de Jack Nicholson.

Entre sus apariciones más insólitas como actor destacar su papel en Hora Punta 3 (2007), un filme de acción y artes marciales dirigido por Brett Ratner, gran fan de Polanski.

Francois Truffaut

El afamado director de la Nouvelle Vague trabajó como actor en algunas de sus películas: El pequeño salvaje (1970), en la que encarna al Dr. Itard, quien educa y cuida al niño salvaje del filme; La noche americana (1973), en la que comparte reparto con su muso Jean Pierre Leaud y Jacqueline Bisset; y La habitación verde (1978), su última interpretación antes de su muerte en 1984. También actuó en películas de otros. Su admirador incondicional, Steven Spielberg, le llamó en 1977 para interpretar el papel del científico Claude Lacombe en Encuentros en la tercera fase y el francés aunque lo dudó, terminó aceptando.

John Cassavetes

Considerado uno de los padres del cine independiente americano, Cassavetes compaginó su carrera de director con destacadas interpretaciones en algunas películas, tanto suyas como de otros. El realizador de Faces (1968) o Una mujer bajo la influencia (1974) demostró ser un actor magnífico en Doce del patíbulo (Aldrich,1967) por cuya interpretación fue nominado al Oscar al mejor actor de reparto. Un año después volvió a dejar su huella superlativa en el rol de un marido adorador de Satán en La semilla del diablo, de Roman Polanski. (Perdón por el spoiler). Por cierto, que su hijo Nick también es director (El diario de Noa) y actor (Cara a Cara o Resacón 2).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba