Cultura

Una de ‘spoilers’

Este fin de semana hay variables que confluyen con relevante importancia para el devenir de la Humanidad. Aparte de cerrarse la recaudación del IVA del tercer trimestre del año, en el universo cinematográfico encontramos elementos fundamentales. El Congreso de los Diputados propone al gobierno de la nación que las películas se exhiban en su versión original para que de una vez por todas los españolitos empiecen a familiarizarse con otras lenguas y no se queden anquilosados con eso de Cine de Birria y sus homenajes a Carmen Sevilla, que ha cumplido ya 83 años y que sigue sin enterarse de nada, como cuando era adolescente. ¡Qué felicidad más envidiable, señor!

Ben Affleck (Gtresonline).
Ben Affleck (Gtresonline).

Otro hito spoiler para record del Guinness es de lo que ya se habla en Hollywood sobre la próxima entrega de los premios Oscar, donde se nominará -y gane la estatuilla- por ser la primera candidata a un premio de la Academia tan solo por usar su voz. La cinta está aún inédita en España y habrá que esperar a que pasen las negras navidades para oír a Scarlett Johansson en Her, protagonizada por Joaquin Phoenix (el nuevo trabajo de Spike Jonze) y con una historia de amor. En lo nuevo del director de Cómo ser John Malkovich, la trama transcurre en un futuro no muy lejano en donde un hombre solitario (Phoenix) se enamora del sistema operativo de su ordenador (con la voz de Johansson). Las tonalidades sensuales y cautivadoras de Scarlett han sido aclamadas por la crítica, calificando su trabajo como “excepcional”. Consigue crear un personaje erótico, seductor y tierno fruto de un software maravilloso sin desplegar su famoso sex appeal y sus curvas -dicen-, porque nunca aparece en pantalla.

Este fin de semana Ben Affleck tiene previsto meterse -después de muchas polémicas y debates- en la piel del nuevo Batman.

Otra circunstancia hará estremecer todo el orbe del sistema planetario: Gotham, la metrópolis repleta de suciedad, corruptos, políticos que no lo son, comisionistas, mendicidad y el resto de la corte de los milagros -no me refiero a Madrid- no es una ironía sobre Manhattan: la mitología de Batman se refiere ahora a la ciudad californiana de Los Angeles. Este fin de semana Ben Affleck tiene previsto meterse -después de muchas polémicas y debates- en la piel del nuevo Batman para la nueva entrega de la saga Superman que vuelve a dirigir Zack Snyder en estos meses. La película que verá la luz el 17 de julio de 2015 y que se titulará Batman vs. Superman, arranca su rodaje durante el descanso de un partido de futbol americano que se jugará este mismo sábado. El estadio de L.A. se convierte en el estadio de la ciudad de Gotham en un partido que les enfrentará a su rival, Metrópolis State University. Las primeras dos mil personas que se sienten en el área de rodaje del estadio (justo en lo que encuadra el tiro de cámara) recibirán camisetas diseñadas por el propio Snyder para que participen de manera activa y gratuita. “El rodaje será rápido”, dice el cineasta, “ya que sólo serán tres tomas para capturar y situar a los actores y la reacción de la gente”. Weekend con Superman (Henry Cavill) y Batman (Ben Affleck). Cada uno por su lado y en plan rivalidad con mucha bronca. Es más, la mitad de las fachadas están cuajadas de graffitis con leyendas como “Superman es el ñoño Clark Kent (Firmado Batman)” y viceversa; esto es “La borracha y decadente Batman es Bruce Wayne (Anónimo)”. Las sentencias, afirmo rotundamente, no son de Matt Damon o de Leo DiCaprio (para el caso es lo mismo, siempre los confundo, son tan traviesillos) en un golpe de despecho y rivalidad por encarnar al ambiguo Robin, el becario que pone de los nervios al mayordomo de colmillo retorcido.

Tarantino prefiere a un Baldwin

Hace apenas unos meses la Warner Bros encendía las redes sociales al anunciar que Affleck había firmado para interpretar a Bruce Wayne/Batman. El comunicado ya hablaba de “un hombre más viejo y más sabio que Clark Kent que cuenta con las cicatrices de un luchador contra el crimen experimentado”. Cuenta Varietyque “se fatigará y se cansará, será un Batman desgastado y experimentado que lleva mucho tiempo haciendo esto, y su alter ego encapuchado”. Será por tanto un personaje que nada tendrá que ver con el interpretado por Christian Bale en la trilogía de Chris Nolan. El millonario de Gotham no es un personaje interesante para un actor; no tiene mucho que interpretar, todo lo hace el doble de luces, el especialista de riesgo. “Michael Keaton fue el mejor -y le deseo buena suerte a Ben Affleck- pero yo habría elegido a Alec Baldwin”, ha dicho Quentin Tarantino,que pasaba por ahí y responde a preguntas que nadie le realiza. Tarantino da listados de sus películas favoritas al ciego de los cupones de la misma forma que Belén Esteban te habla del mercado de valores en Wall Street. O sea, un Baldwin de los 80 donde daba rienda suelta a su faceta más cómica y poco atractiva en películas como Armas de mujer o Bitelchus. Pues dabuten, colega.

“Si bien es cierto que Superman siempre ha sido reacio a quitar una vida en los cómics, en el caso de las películas es diferente”.

Ahora viene lo gordo, otro spoiler mayúsculo. Lo ha afirmado el guionista David S. Goyer, con un par: “Superman debe ser capaz de matar”. Habla así sobre el personaje de Krypton, residente ilegal, sin papeles en Smallville y posteriormente Como Maria Patiño del Daily Planetde Metrópolis. El autor del argumento de El hombre de acero de este Superman versus Batman ha hablado sobre el controvertido final de la cinta. Goyer dijo que “si bien es cierto que el superhéroe siempre ha sido reacio a quitar una vida en los cómics, en el caso de las películas es diferente”.“Estábamos seguros de que sería un final polémico”.

Cambio radical

Así que ya tenemos garantizadas situaciones no vistas antes. Como con King-Kong contra Godzillao la entrega final de Mad Maxdonde muy virilmente te repetía por la chusma alrededor eso de Dos Hombres Entran, Uno Sale. Se acabó la etapa con el pulcro, sin dinero, púdico niñato, guapísimo y casi mormón de Tom Walling del adolescente de la serie de televisión, sufridor como un héroe de tragedia griega atormentado por un padre castrante a través del tiempo. Como un mutante aparece un Kar-El (o un Jo-El; ahora no sé quién es cada quién en el comic) con marcas en las cachas capaz de hacer una sangría tarantiniana a lo Malditos Bastardos.

A Superman se le irá la mano y al millonario viejuno travestido de murciélago siniestro se le pondrá el careto y el cuerpo como un excursionista del Imserso atiborrado de Viagra. Se agradece este cambio radical que la Warner Brothers se ha planteado. Solo falta que el público siga la propuesta más gore y que admita a Affleck como superhéroe sombrío. Desde que se supo lo del nuevo Batman ha habido montones de opiniones tanto a su favor como en contra. Twitter, “el termómetro de la calle”, vertió en un día unos 96.000 retuits, de los cuales el 71% eran contrarios a que Affleck fuera el personaje. Además, se creó una iniciativa popular en la web change.org que ya cuenta con más de 50.000 peticiones para que el actor no se enfunde la máscara del superhéroe.

Guste o no, Affleck está aquí para quedarse y sin ningún género de dudas es el próximo Batman en la gran pantalla.

Pero hay que ser realistas, guste o no Affleck está aquí para quedarse y sin ningún género de dudas es el próximo Batman en la gran pantalla tras Adam West, Michael Keaton, Val Kilmer, George Clooney y Christian Bale. Además y aunque no es oficial, parece que el actor ha firmado para interpretar al personaje en varias películas (incluyendo La Liga de la Justicia), por lo que habrá hombre murciélago para rato. El amigo de Matt Damon ya se prepara para el papel con dos horas diarias de gimnasio, rueda Gone Girldesde septiembre pasado hasta febrero, para incorporarse después a este duelo de titanes (mientras se hace la preproducción de Live By Night). Luego, hará frente a la cinta de gangsters que él mismo escribirá y dirigirá.

Acabados mis spoilers,mientras los jugadores de fútbol americano se duchan en sus garitas sin que se les caiga el jabón o la toalla en Los Angeles (aunque figure que vienen de Michigan) según informan desde East Los Angeles College Campus News (ELAC), yo emigro a Valladolid, a la austera y sobria Castilla, donde la ciudadanía gusta del cine sin alfombra roja y sin famosos y populares al estilo Telecinco. Este fin de semana abre una edición más de la Semana Internacional de Cine (SEMINCI) con lo mejor y que jamás se verá en las salas de exhibición, donde ni al ministro Montoro ni a ninguno de sus compis de bancada se les ha visto jamás. Pero lo de la presencia de Wert en este certamen vallisoletano será cosa para la próxima semana. Así quedamos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba