Cultura

Directores de imagen real que se pasan a la animación

En la actualidad, numerosos directores de cine de imagen real se han pasado al mundo de la animación, exprimiendo así al máximo todas las posibilidades que ofrece el universo de los dibujos animados para recrear nuevas historias que atrapen al público. Desde Steven Spielberg a Wes Anderson, pasando por el español Fernando Trueba. Todos se han dejado seducir por la magia de la animación y sus ilimitados recursos expresivos. 

Hoy repasamos los nombres de los más destacados realizadores del panorama nacional e internacional que en los últimos años han dado el salto del cine de imagen real a la animación, haciendo uso de todo tipo de técnicas, desde las más tradicionales como el stop-motion hasta las más vanguardistas, como la rotoscopia, empleada por el nominado este año a la mejor película por Boyhood, Richard Linklater, en la cinta Waking Life (2001).

Tim Burton

Ya es un clásico en esto de la animación. Desde muy joven se interesó por el dibujo e ideó un universo muy personal repleto de personajes excéntricos y misteriosos que aparecen tanto en sus películas de imagen real como de animación. Su primer trabajo fue una serie de animación que creó para la CalArts,instituto financiado por Disney en California. Se trataba de Stalk of the Celery Monster. Después, realizó el cortometraje Vincent (1982) adaptación de un poema que él mismo escribió. Otro de sus cortos fue Frankenweenie, que llevó al largo en 2012.

Tim Burton continuó recreando universos góticos y tenebrosos en Pesadilla antes de Navidad (1993) que, aunque no está dirigida por él, sí produjo. En ella se recurre a la técnica del stop-motion (filmación fotograma a fotograma con pequeñas variaciones en la posición de los personajes u objetos para crear la ilusión de movimiento). A ella le siguieron Stainboy, personaje extraído de su libro de poemas La melancólica muerte del chico ostra y La novia cadáver (2005).

Richard Linklater

El director, que cuenta con seis nominaciones a los Oscars de este año por Boyhood se adentró en el cine de animación en 2001 con Waking Life, utilizando una técnica que ya se usaba en los años 20 pero que él revolucionó aún más: la rotoscopia, que consiste en dibujar manualmente líneas y colores en cada fotograma de una imagen real, creando una sensación de realismo. Linklater potenció este efecto en su siguiente filme de animación A Scanner Darkly (2006) mezclando imagen real y dibujo de cómic, creando una sorprendente estética visual.

Robert Zemeckis

El ganador de un Oscar al mejor director por Forrest Gump y creador de algunos grandes taquillazos como Regreso al futurose comenzó a interesar por el cine de animación en el año 2000. En esa década realizó tres películas animadas: Polar Express (2004), Beowulf (2007) y Cuento de Navidad (2009). Aunque en 2012 se anunció que el realizador tenía intenciones de dirigir el remake de la película de animación de The Beatles Yellow Submarine finalmente el proyecto se cayó por la negativa de Disney a financiarlo.

Wes Anderson

Otro de los directores nominados este año a los Oscars por El gran hotel Budapest y que impregna sus películas de una estética muy pop (The Royal Tenenbaums o The Life Aquatic) realizó en 2009 su única película de animación hasta el momento. Se trata de Fantastic Mr. Fox, una hilarante aventura basada en el libro homónimo de Roald Dahl y filmada con la clásica técnica del stop-motion. La cinta, en clave de cuento vintage, obtuvo dos nominaciones a los Oscars en 2009, a mejor película de animación y mejor banda sonora.

Fernando Trueba y Javier Fesser

En el lado español encontramos a dos directores muy diferentes: Fernando Trueba (Belle Epoque o La niña de tus ojos) y Javier Fesser (El milagro de P.Tinto, Camino). El primero, se llevó grandes ovaciones por Chico & Rita haciendo tándem con Javier Mariscal, diseñador de los dibujos del filme. La película, que homenajea al cine clásico con una historia de amor, pero en esta ocasión, a ritmo de bolero, estuvo nominada al Oscar a la mejor película de animación en 2012. Además, se llevó ese año el Goya en esa misma categoría.

Por su parte, Javier Fesser, tras adaptar al cine y con imagen real los cómics de Mortadelo y Filemón de Ibáñez en 2003, el pasado año apostó por trasladar con mayor fidelidad los tebeos en otra nueva versión: Mortadelo y Filemón contra Jimmy ‘El Cachondo’, en 3D y con sorprendentes técnicas digitales.

Gore Verbinski

El director de las tres primeras películas de la saga de Piratas del Caribe se adentró en el mundo de la animación en 2011 con Rango, una simpática comedia interpretada por un camaleón -al que pone voz Johnny Depp- que vive todo tipo de aventuras en el lejano Oeste. La cinta obtuvo el Oscar a la mejor película de animación.

Zack Snyder

El responsable de películas como El hombre de acero y 300 se pasó a la animación en 2010 con una aventura familiar animada con lechuzas guerreras: Ga´Hoole: La leyenda de los guardianes y que supuso su debut en este tipo de cine.

Steven Spielberg

El director de obras maestras como E.T, Tiburón o Salvar al soldado Ryan y gran seguidor de los libros de Tintín, de Hergé, dirigió en 2011 Las aventuras de Tintín, basada en tres cómics del dibujante belga. El filme en 3D fue realizado con la técnica del Motion Capture (captura de movimiento) que consiste en la captura del movimiento y gestos de actores reales para dotar de mayor realismo a las animaciones.

La segunda parte de éstas aventuras está previsto que próximamente lo dirija Peter Jackson, quien produjo la primera, pero parece que todavía habrá que esperar un tiempo para verla en la gran pantalla


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba