Cultura

Collection: 1973-2012. El enésimo recopilatorio de Bruce Springsteen

No es el único artista que tiene en su discografía una buena tanda de recopilatorios y grandes éxitos, que habitualmente salen al mercado coincidiendo con una actuación en directo o cualquier efeméride destacable de su biografía. Pero siempre cabe preguntarse si son necesarios este tipo de discos para completar una carrera tan mediática como la de "El Boss".

Tan mediática y, a pesar de los vaivenes de los últimos años, tan rotundamente necesaria en el desarrollo del rock como respuesta sentimental en el camino vital de más de una generación. Springsteen y sus mastodónticas giras se han convertido en acontecimientos de necesaria presencia para gente que habitualmente no transita los caminos del rock, pero igualmente lo son para quienes crecieron como personas mientras el tocadiscos escupía cualquiera de las joyas incluidas en clásicos como Born to run, Darkness on the edge of town o The River. No sorprende por tanto que una vez más, las entradas para su única actuación en España, el 26 de junio en el estadio de El Molinón de Gijón, estén agotadas.

Coincidiendo con esta nueva gira, y teniendo Wrecking Ball, su último trabajo de estudio, un año casi recién cumplido, se publica un enésimo “grandes éxitos”, de nombre “Collection: 1973-2012”, por el que discurren clásicos incuestionables como Born to run, Badlands, The Promise Land o Thunder Road con canciones más prescindibles, pero de masivo éxito, como Human Touch, Dancing in the dark o Streets of Philadelphia. Y todo ello apenas cuatro años después de su último Greatest Hits.

Surge así la pregunta sobre cuál es el público objetivo de tanto artefacto comercial. El seguidor habitual del Boss ya cuida toda la discografía que sin duda tiene en su casa, y no recibe nada nuevo. El seguidor esporádico se encontrará con que al menos nueve canciones coinciden en los dos últimos trabajos de estas características. Y quien quiera acceder por primera vez a la obra del de Nueva Jersey es muy posible que lo haga a través de sus últimos discos oficiales.

Pero a pesar de ello, si se continúan editando estas colecciones, es seguro que sus cifras de ventas son aún importantes en un panorama yermo como es la venta de música. Y prueba de que el músculo comercial de Bruce Springsteen sigue intacto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba