Cultura

La biblioteca del Greco

Apenas 130 volúmenes. Eso tenía el pintor en su bibloteca al momento de morir. ¿Cuáles fueron?

Al morir en 1614, el Greco tenía 130 libros en su biblioteca. Ese año Jorge Manuel Teotocópuli, su hijo, hizo un inventario jurídico de los bienes que dejó su padre, entre ellos, por supuesto su biblioteca con su sucinta -pero acaso total- relación de libros.

¿Qué leía el Greco? Existe una memoria de libros, copiados aquí tal y como consta en las versiones y citas del texto elaborado por su hijo. Existe, en principio, una llamada selección de libros griegos que incluyen  "Josefo de belo Judaico, Lexcon, Xenofonte, Sínodo Tridentino, Demostenes, Isocrates, Omero -así aparece en el documento-, S. Justino mártir, S. Dionisio, Politica de Aristotiles, Testamento Nuevo y Viejo en 5 tomos, Física de Aristotiles, Luziano en dos tomos, Bite de Plutarco, Filosofia moral de Plutarco o  Constituziones de laos Sos".

Se incluyen también los volúmenes "Apostoles, Fabulas de isopo, Oraciones de S, Juº grisostomo y Euripides". Aparece de nuevo Politica de aristotiles, también "Omelias de S. Basili, Oraciones éticas de S. Basilio, Ypocrates, San dionisio de Celesti yerarquia, Arte midoro o  Ariani de Belo alexandri".

En la llamada selección de libros italianos aparecen, entre otros, "Petrarca, Descripzione di Italia, Ystoria di Italia, Camadiji di bernardo taso, Ariosto, quinto Curzio de Fatidi Alesandro, Vocabulario y gramática de Alberto arca riso, Filosofía moral", entre otros títulos. Hay también diez Diálogos de Franco Patrizio, Disciplina militar, otros cincuenta libros italianos, 17 libros en Romance y 19  libros de arquitectura.

Una exposición con estanterías en lugar de lienzos

A partir del 1 de abril, en el Museo Nacional del Prado, la Biblioteca Nacional de España y la Fundación El Greco 2014, pretenden reconstruir las raíces teóricas y literarias del arte del Greco a partir de los libros que estuvieron en su poder.

La exposición mostrará unos 40 libros procedentes de la Biblioteca del Museo del Prado, la Biblioteca Nacional de España y otras instituciones madrileñas. Entre ellos habrá cuatro que pertenecieron, sin duda, al Greco, de los que destacan una edición del tratado de Vitruvio y otra de las Vidas de Vasari porque fueron abundantemente anotadas por él con apostillas que revelan sus ideas sobre la arquitectura y la pintura.

La exposición se completará con una carta del pintor, procedente del Archivo de Parma, nueve estampas que probablemente inspiraron algunas de sus obras y cinco pinturas que mostrarán la relación entre su labor pictórica y su biblioteca.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba