Cultura

El final feliz de 'The Walking Dead'

El creador del cómic no descarta un dulce fin a la travesía en un mundo apocalíptico.

El creador de The Walking Dead, Robert Kirkman, cree que su historia apocalíptica de un grupo de hombres y mujeres que intentan sobrevivir en medio de un mundo lleno de zombis no tiene por qué terminar mal. Lo dice nada más y nada menos que la mente tras la historia; y lo ha hecho justo unos meses antes de que se presente la quinta temporada de la adaptación que ha hecho AMC de la historieta.

The Walking Dead se despidió temporalmente de los espectadores en marzo y dejó a sus protagonistas acorralados dentro de un vagón, desarmados y en manos de unos presuntos caníbales que habitan una terminal de trenes que durante muchos capítulos representó la idea de civilización y normalidad que buscan los supervivientes. A pesar del oscuro panorama, saldrán adelante y harán pagar caro a sus captores haberles puesto en esa situación.

"Para mí el programa es optimista, aunque puede ser oscuro hay elementos para la esperanza porque la gente puede sobrevivir a esto (a los zombis). Aunque no es el momento de hablar de la conclusión de la serie, ciertamente creo que hay un potencial para un final feliz para los personajes", indicó Kirkman, que es también productor ejecutivo. Eso sí: ningún personaje está a salvo, ni de las mordeduras de los caminantes ni de los zarpazos del guión.

Kirkman, que sigue escribiendo cómics de The Walking Dead, compagina ese trabajo con una nueva serie y novela gráfica, Outcast, que se encuentra actualmente en fase de preproducción y Fox International Channels distribuirá, si todo va como está previsto, en 2015. El primer tomo de Outcast salió al mercado este mes y la historia se centra en un hombre residente en una zona rural de West Virginia que vive atormentado por entes demoníacas.

"Creo que los demonios pueden ser mucho más interesantes que los zombis porque los zombis no son reales y nunca lo van a ser. Pero hay este fenómeno de las posesiones y mucha gente cree que son reales, lo que hace esto mucho más terrorífico y tangible. Creo que vamos a poder ir a sitios mucho más oscuros con Outcast que con The Walking Dead", comentó.

Sin duda los zombis siguen de moda, porque sirven para todo: escenifican a la perfección un mundo que, para reflexionar sobre sí mismo, ha tenido que inventarse sus propios monstruos. En la serie de AMC, entre mordisco y mordisco, la épica del grupo humano que intenta sobrevivir se impone. En esa dinámica, la reflexión sobre el poder, la autoridad o las estructuras del gobierno flotan como apocalípticas moralejas de nuestra propia extinción.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba