Cultura

Joaquin Phoenix es más raro que tú

En la esfera hollywoodiense siempre han destacado sobre el resto aquellos actores con una capacidad interpretativa llevada al límite y una insólita actitud dentro y fuera de los rodajes. En el star system son considerados raros, estrafalarios y excéntricos pero sobre todo son calificados como auténticas bestias de la interpretación. Nos referimos a estrellas como Daniel Day-Lewis o Joaquin Phoenix, que son capaces de echar al traste sus carreras en plena ebullición y pese a ello vuelven a ser reclamados después por los mejores directores del mundo.

Hoy repasamos la inestable trayectoria de Joaquin Phoenix, un actor actualmente con varios proyectos abiertos: repite ahora con uno de los directores más admirados de la industria estadounidense, Paul Thomas Anderson, y la Marvel acaba de ofrecerle el papel de Doctor Extraño en la adaptación cinematográfica de los cómics, una propuesta que aún no ha aceptado.

Hijo de artistas misioneros

Joaquin Rafael Bottom Dunnet es el nombre real de este polifacético actor nacido en Puerto Rico en el seno de una familia de artistas. Su hermano River Phoenix -fallecido en 1993- despuntó en el cine junto a él, comenzando sus respectivas carreras en series de televisión.  

Tras la muerte de River Phoenix por una sobredosis, Joaquin volvió a la interpretación.

Ya se veía venir que los dos actores iban a sacar alguna vena estrafalaria, teniendo en cuenta que sus padres, misioneros, eran proclives a practicar una vida sencilla y naturista, reflejada en los nombres que dieron a cuatro de sus cinco hijos hijos: River, Rain, Liberty y Summer. El propio Joaquin para seguir con la tradición familiar se cambió el nombre por el de “Leaf” (hoja).

Tras la muerte de su hermano por una sobredosis, el actor vuelve a la interpretación y decide quedarse con su nombre original, Joaquin. A partir de ahí comienza una carrera imparable en el cine: To die For (Gus Van Sant, 1995), El secreto de los Abott (Pat O´Connor, 1997), Gladiator (Ridley Scott, 2000), Señales(Shyamalan,2002) El Bosque (Shyamalan, 2004), En la cuerda floja (James Mangold, 2005) que le valió el Globo de Oro a mejor actor; y Two Lovers (James Grey, 2008).

La farsa de abandonar el cine

En 2009, el prolífico actor da un giro a su vida al anunciar que deja el cine para dedicarse a la música. Esta decisión estuvo acompañada de un cambio de imagen radical, dejándose una pobladísima barba y un aspecto desaliñado de lo más estrafalario que dejó a todos estupefactos. “¿Quién es ese?”, se preguntaba el público de forma retórica. Pues así se presentó en el programa de David Letterman, donde dejó evidencia de un comportamiento de lo más extraño que provocó la risa caústica del público y el consiguiente enfado del actor, pegando un chicle que estaba mascando bajo la mesa del presentador.

La bromita del falso documental ‘I’m Still Here’ no cayó bien cuando se descubrió la farsa.

Empezó a cuestionarse entonces el estado de salud mental de Phoenix pero, de loco, nada.  Todo era una farsa que formaba parte de una estrategia para crear su personaje en el falso documentalI´m Still Here (Casey Affleck, 2009) que narra cómo el actor decide dejar la interpretación para  triunfar en la música como rapero. Phoenix y su amiguito Affleck consiguieron convencer a Hollywood de que había perdido la chaveta y la bromita no cayó bien cuando se descubrió la farsa.

A pesar de todo y pasado el temporal,  el protagonista de Her fue fichado nada menos que por Paul Thomas Anderson para la brillante The Master, papel que le valió su tercera candidatura al Oscar tras Gladiator y En la cuerda floja. Y tras una carrera plagada de personajes extraños y trágicos le llegó un papel en el que pudo mostrar su faceta más sensible y sentimental, aunque también con cierto toque atormentado. Hablamos de Her, la emotiva y conmovedora película de Spike Jonze que ganó un Oscar este año a mejor guion original.

Marvel llama a su puerta

Ahora a punto de estrenar su segunda película con Paul Thomas Anderson, Inherent Vice, en la que Phoenix luce unas patillas a lo hombre lobo para encarnar a su personaje de detective que fuma porros, la Marvel le ha ofrecido interpretar al Doctor Extraño en la adaptación cinematográfica del cómic. Y como no podía ser de otra manera, el protagonista de The Master se lo está pensando muy mucho, lo que va a terminar por acabar con la paciencia de los productores. Las razones que aduce para cuestionarse su participación en la película son dos: el uso del chroma -parece que eso de actuar con una pantalla verde no es de su agrado- y la continuidad de su personaje en próximas pelis de la saga. Para el papel del mago Stephen Strange se barajaron nombres como Benedict Cumberbatch, Tom Hardy o Daniel Radcliffe, pero finalmente Marvel Studios se decantó por Joaquin Phoenix.

No es la primera vez que al actor de Gladiator le ofrecen un papel de superhéroe. La Marvel también le brindó la oportunidad de encarnar a Hulk en 2010, pero finalmente lo interpretó Mark Ruffalo. El pasado año, Warner pensó en él para hacer del villano Lex Luthor en Batman vs Superman, pero tampoco aceptó.  Veremos si a la tercera va la vencida y el camaleónico y excéntrico actor se decide por fin a meterse en la piel de un superhéroe como el ‘Hechicero Supremo’, Doctor Extraño tras una carrera repleta de antihéroes atormentados. A nosotros nos encantaría.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba