DESARROLLADO SOBRE UN CLASE S, CIRCULA POR SÍ MISMO EN CIUDAD Y CARRETERA

Mercedes Intelligent Drive, tecnología para conducción autónoma

Muchos fabricantes apuntan ya hacia la conducción autónoma en condiciones de tráfico urbano, pero Mercedes-Benz da un paso más y propone ya un Clase S capaz de circular por sí solo también en carretera abierta.

Ha recorrido más de 100 kilómetros de forma autónoma y en tráfico real, en un recorrido que conmemora el realizado por Bertha Benz, esposa de Carl Benz, hace 125 años, y que supuso el primer viaje de larga distancia a bordo de un automóvil cubriendo la distancia que separa las localidades de Mannheim y Pforzheim, al suroeste de Alemania. El S500 INTELLIGENT DRIVE ha demostrado que es posible una conducción autónoma no sólo en ciudad, sino también en carretera abierta.

El denso tráfico ha puesto a prueba las aptitudes de conducción sin conductor de esta berlina de gama alta, que tuvo que enfrentarse de forma autónoma a situaciones reales en el día a día como semáforos, rotondas, peatones o tranvías. Para lograrlo no ha sido necesario recurrir a una tecnología especial, sino a elementos ya desarrollados y empleados en modelos de producción en serie. Cuenta con una evolución de los sensores incorporados ya hoy en la nueva Clase S, pero los ingenieros del proyecto han “enseñado” a este prototipo a averiguar dónde se encuentra, a interpretar lo que ve y a saber cómo reaccionar con autonomía.

La experiencia recogida pasa a formar parte de la planificación de futuras generaciones de vehículos que vayan a equiparse con estas innovadoras funciones en una versión evolucionada. Los responsables de Investigación del Grupo se muestran confiados en que antes de que finalice este decenio puedan ofrecer sistemas plenamente desarrollados para este tipo de conducción autónoma.

Mercedes-Benz da el primer paso para llegar a una conducción sin conductor

Distinguen entre tres niveles de conducción autónoma: semiautomatizada, altamente automatizada y completamente automatizada. En la primera de ellas, el conductor debe supervisar permanentemente las funciones automáticas, y no puede dedicarse a actividades diferentes de la conducción. En la conducción altamente automatizada, el conductor no tiene que supervisar permanentemente el sistema y puede asumir actividades diferentes de la conducción, pero de forma restringida. El sistema reconoce por sí mismo sus límites, y devuelve en caso necesario la tarea de conducción al conductor con un margen de tiempo suficiente.

En la más evolucionada, el sistema puede resolver con autonomía todas las situaciones y el conductor no tiene que supervisar el sistema y puede dedicarse a actividades diferentes de la conducción. En este nivel es posible incluso una conducción sin que haya un conductor a bordo.

A día de hoy, los clientes de la marca pueden disfrutar ya de una conducción semiautomatizada en los nuevos modelos de la Clase E y la Clase S. El sistema Distronic Plus con servodirección inteligente y Stop&Go Pilot maneja la dirección del vehículo de forma prácticamente automática, incluso en retenciones. Un primer paso que constituye el núcleo de «Mercedes-Benz Intelligent Drive», la interconexión inteligente de todos los sistemas de seguridad y de confort con vistas a una conducción sin accidentes y, en último término, a una conducción autónoma.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba