NOVEDAD | RANGE ROVER SPORT

Más corto y más bajo que el Range pero ofrece hasta 7 plazas

Land Rover pondrá a la venta en septiembre la segunda generación del Range Rover Sport, más corto, bajo y ligero que el Range y que ofrece, sin embargo, un novedoso interior configurado para siete plazas. Además, estrena versiones sin reductora.

Llegó al mercado en 2005 y, tras una puesta al día en 2010, Land Rover tiene ya preparada una nueva generación del Range Rover Sport, con importantes cambios no sólo a nivel técnico y de desarrollo, sino también de personalidad. Y es que manteniendo la misma faceta de todo terreno de lujo con ciertos matices deportivos, el nuevo modelo va más allá ofreciendo un interior que admite hasta siete ocupantes, algo novedoso en la gama Range. Además, por primera vez ofrecerá una variante sin reductora, reduciendo con ello peso –como en el Range Rover estándar es unos 400 kilos más liviano que el modelo anterior– y algo de precio.

El nuevo Sport mide 4,85 metros de longitud, lo que significa casi15 centímetros menos que el Range, siendo también 5,5 centímetros más bajo y 45 kilos más ligero. Según la marca, aunque está basado en el Range recién presentado, el Sport cuenta con un 75% de las piezas diferentes.

Los asientos de la segunda fila se pueden regular longitudinalmente en 10 centímetros y pueden tener dos configuraciones a elegir, en proporción 60/40 o en 40/20/40. La tercera fila, opcional con dos asientos individuales, se pueden ocultar bajo el piso del maletero. Una configuración, por tanto, inédita hasta la fecha en la historia de la gama Range Rover.

Como en todo Range, la tracción es total, pero cuenta ahora como novedad con dos sistemas diferentes. Una con reductora y embrague multidisco en el diferencial central que se encarga de repartir el par al 50/50 en cada eje, y otra sin reductora y con un diferencial central Torsen más elaborado que reparte inicialmente un 42% del par al eje delantero y un 58% al trasero, pero que puede variar entre un 38 y un 78% detrás en función de la adherencia. En la versión con reductora, puede añadirse en opción un diferencial trasero activo que modifica el reparto de par entre las dos ruedas. Además, para ayudar a seguir la trayectoria indicada con el volante, existe la función «Torque Vectoring» que frena las ruedas interiores en curva.

La suspensión neumática puede elevar la carrocería en 18,5 centímetros, dejando una distancia libre al suelo de casi 28 centímetros, suficientes para garantizar un uso off-road. El mando «Terrain Response 2» cuenta con cinco opciones de funcionamiento, Normal, Hierba/Gravilla/Nieve, Barro/Surcos, Arena y Rocas, y a través de una centralita selecciona los ajustes adecuados para la transmisión, la tracción y el motor. También cuenta con un modo «Auto» que detecta por sí solo el tipo de terreno.

La gama de motores cuenta con cinco versiones, una de gasolina V8 5.0 de 510 CV, tres Diesel –V6 de 3 litros de cilindrada en versiones TDV6 de 258 CV y SDV6 de 292 CV y un V8 4.4 de 340 CV– y un híbrido con motor Diesel y eléctrico que anuncia un consumo medio de 6,4 l/100 km. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba