NOVEDAD | MERCEDES S63 AMG

Monta motor V8 de 585 CV y, como novedad, tracción total

Combina los altísimos niveles de confort y seguridad de la Clase S con la deportividad y eficacia de cualquier otro AMG. Tiene motor V8 biturbo y adopta, como primicia, tracción total 4Matic.

Mercedes-Benz mima sus versiones AMG hasta tal punto que los motores son montados de forma artesanal por un operario que llega incluso a estampar su firma en cada unidad una vez finalizada. Una obsesión por hacer de esta peculiar gama un producto de altísima calidad que sorprenda al usuario cada vez que se ponga a sus mandos. Algo realmente especial cuando hablamos del AMG desarrollado sobre el Clase S, una imponente berlina de más de cinco metros de longitud diseñada en principio para ofrecer los más altos estándares de confort y seguridad, pero reconvertida en eficaz deportivo tras pasar por las manos del departamento AMG.

Para ello, no hay mejor presentación que la del motor V8 biturbo de 5,5 litros de cilindrada que desarrolla 585 CV de potencia y un impresionante par máximo de nada menos que 900 Nm, todo un récord para un turismo de calle. Con un trabajo concienzudo en lo que a la ligereza se refiere, el nuevo S63 AMG logra respecto a su antecesor bajar el peso total en 100 kilogramos que, junto a la mayor eficiencia energética del moderno bloque V8, permite homologar un consumo medio de 10,1 l/100 km.

Como novedad, el S63 AMG estará disponible con tracción total 4MATIC, desarrollada para optimizar las prestaciones del vehículo. Un mecanismo que distribuye el par motor entre el eje delantero y el eje trasero en una proporción de 33 a 67 por ciento, una distribución por tanto que mantiene una apreciable prioridad sobre el eje trasero para mantener el carácter AMG en la conducción, pero mejorando la motricidad en fuertes aceleraciones desde bajas velocidades.

En la estrategia AMG Lightweight Performance de reducción de peso se ha introducido como primicia una batería de iones de litio que sustituye a la convencional, 20 kilos más ligera y con mayor capacidad. Además, en la fabricación de la chapa exterior, incluyendo el techo y la estructura delantera de la carrocería, se emplea exclusivamente aluminio. Gracias a todo ello, la relación peso/potencia se queda en 3,49 kg/CV, que se traduce en unas prestaciones de 4,0 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h.

La versión estándar con tracción trasera monta el tren de rodaje deportivo AMG basado en el sistema «Magic Body Control», capaz de detectar con antelación ondulaciones en la calzada. Si el sistema identifica una irregularidad en el asfalto gracias a una cámara estereoscópica, la suspensión se adapta inmediatamente a esta nueva situación.

En el caso del S63 AMG con tracción 4MATIC, se monta el tren de rodaje deportivo «AMG Ride Control» con suspensión neumática AIRMATIC acoplada al sistema de amortiguación adaptativo ADS PLUS, que presenta como novedad la adaptación progresiva de los amortiguadores, regulable por separado en sentido de tracción y de compresión para una mejor adaptación al estado de la calzada. Se puede elegir entre dos modos, «confort» y «sport».

Al igual que el diseño exterior, la configuración interior del S63 AMG es específica de esta versión, con asientos deportivos AMG con ajuste eléctrico, función de memoria y calefacción, tapizado de napa con una sofisticada perforación y placas AMG en los respaldos de los asientos para un ambiente exquisito y lujoso. También el volante deportivo AMG con cuero perforado contribuye a reforzar ese ambiente deportivo y exclusivo a la vez. Otro elemento distintivo es el display en color TFT de alta definición configurado como cuadro de instrumentos AMG con dos relojes animado y agujas en color rojo/plata y el logotipo AMG en el velocímetro con escala ampliada a 330 km/h.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba