NOVEDAD | CITROËN DS3 CABRIO

Uno de los descapotables más económicos del mercado

Con el DS3 Cabrio, Citroën pone en el mercado un descapotable accesible a muchos bolsillos, una opción más dentro de un segmento, el de los descapotables económicos, en el que encontramos modelos como el Fiat 500, el Smart Fortwo o el Mini, todos ellos por debajo de los 20.000 euros. La gama, arranca en 16.900 euros.

Citroën aprovecha la buena acogida de su gama DS3 para reforzarla con un interesante Cabrio, un modelo con ciertas particularidades aunque mucho más convencional que el anterior C3 Pluriel de hace casi diez años, que contaba con un sistema de techo rígido desmontable manualmente por partes. No se trata de un modelo al estilo de modelos como el Mini Cabrio, pues cuenta con una capota de lona pero que recorre tan sólo la parte del techo, desde la luneta delantera hasta la zona de las plazas traseras. Los laterales son de estructura rígida. 

El mecanismo para retirar o cubrir el techo es eléctrico y emplea poco más de 15 segundos, pudiendo accionarlo hasta una velocidad máxima de 120 km/h. Una pequeña ventaja frente a los descapotables convencionales que, en el mejor de los casos, admiten un manejo de la capota hasta un máximo de 20 ó 30 km/h. Con el DS3 Cabrio, se podrá disfrutar del contacto con el aire prácticamente en cualquier momento sin necesidad de casi detenernos para ello. 

El techo puede abrirse en tres posiciones diferentes, una en la que deja descubierta la zona de los pasajeros delanteros, otra en la que se retira hasta los pasajeros traseros y una última en la que desciende hasta la tapa del maletero. Este, pierde 40 litros de volumen, quedándose en 245 litros. Las posibilidades de personalización resultan similares a las del DS3, con tres tipos de capota diferentes. Cambian respecto a éste los grupos ópticos traseros, formados por varios leds, y se modifica el peso total, unos 25 kilos más. La gama de motores cuenta entre otros con una variante de bajo consumo, el e-HDi de 92 CV, que anuncia apenas 99 g/km de CO2 y 3,8 l/100 de consumo. Junto a él, un 1.2 VTi de gasolina y 82 CV como acceso a la gama, un 1.6 VTi de 120 CV y un 1.6 THP de 155 CV para quienes busquen un cierto carácter deportivo.

Fiat 500 C: desde 13.600 eurosEs el Cabrio más accesible del mercado, un pequeño utilitario que cuenta con un sistema de capota similar a la del modelo de Citroën, también con accionamiento eléctrico -tarda unos 25 segundos en abrirse o cerrarse- y con la posibilidad de accionarlo en marcha, aunque sólo hasta una velocidad de 60 km/h. Con el techo cerrado, el ruido que se transmite al interior es algo elevado, limitando en cierta medida el confort, mientras que el abrirlo, apenas resta volumen de maletero, manteniendo casi la misma cifra que el 500 de techo cerrado, 182 litros. Los motores disponibles, además del más económico 1.2 de gasolina de 70 CV, está formada por el pequeño 0.9 TwinAir de 85 CV, el 1.4 16V de 100 CV y un Diesel 1.3 Multijet de 95 CV, disponiendo en todos ellos de la opción del cambio automático Dualogic.

Smart Fortwo Cabrio: desde 13.740 eurosSólo tiene dos plazas, pero es el descapotable más pequeño del mercado y la mejor alternativa para disfrutar de la conducción urbana a cielo abierto. Ágil entre el tráfico, se mueve en espacios reducidos con máximo agrado, ofreciendo la posibilidad de abrir o cerrar su techo en marcha, aunque su radio de acción queda algo reducido por su configuración. De suspensiones muy rígidas, en carretera a velocidad algo alta filtra los baches con poca eficacia, penalizando el confort de los ocupantes. Cuenta con tres motores en la gama, dos de gasolina de 71 y 84 CV y un pequeño Diesel de 54 CV que anuncia un consumo medio de apenas 3,3 l/100 km.

Mini Cabrio: desde 21.400 eurosEs uno de los pequeños descapotables más deseados, un modelo que combina una gran personalidad estética con un bastidor por encima en términos de eficacia respecto a los modelos anteriores. Además, su capota de lona de accionamiento también eléctrico sí abre, a diferencia de aquellos, de forma completa. Una maniobra que se puede realizar sin necesidad de detenerse, aunque hasta una velocidad máxima de 30 km/h. Las plazas traseras son algo más pequeñas que las del DS3 pero no tan justas de espacio como el 500 C, ofreciendo a sus mandos una conducción más efectiva que cualquiera de sus rivales. Firme de suspensión sin llegar a ser incómodo, muestra una gran agilidad y aplomo en curva, algo necesario cuando en la gama cuenta con motores de hasta 211 CV de potencia. Como versión más económica, un gasolina de 1,6 litros y 98 CV que da paso a variantes de 122 y 184 CV. En Diesel, dos opciones, con 112 y 143 CV.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba