CUESTA MÁS DE 2 MILLONES DE EUROS Y SÓLO SE FABRICARÁN TRES UNIDADES

Bugatti Legend "Jean Bugatti", homenaje al fundador de la marca

Es la segunda de las seis ediciones especiales previstas de la serie Bugatti Legends, un modelo cargado de glamour y tecnología que rinde homenaje al hijo del fundador de la marca y diseñador de uno de los coupés más exclusivos del mundo, el Type 57SC Atlantic de 1930.

Las series especiales de Bugatti van a convertirse en verdaderos objetos de deseo para los coleccionistas más exquisitos. El primero de estos modelos fue el Bugatti Veyron Legend Wimille, que homenajeaba al piloto Jean-Pierre Wimille, artífice de la primera victoria de la marca en las prestigiosas 24 Horas de Le Mans de 1937. Ahora, para esta segunda edición, la marca se ha centrado en quien fuera hijo mayor del propio fundador Ettore Bugatti, Jean.

Jean Bugatti fue responsable de diseño de numerosos modelos de la marca, entre ellos el impactante Type 57SC Atlantic, y su prematura muerte —no había cumplido los 30— a los mandos de una versión con carrocería cerrada de este último le convirtió casi en un mito para los amantes de la marca francesa.

Por primera vez en la marca, se ha utlizado el platino en elementos decorativos

De ahí que esta segunda edición de los Bugatti Legend, se haya optado por este “Jean Bugatti”, un modelo en el que destaca a primera vista la carrocería en negro azabache, similar al del mítico Type 57SC Atlantic que él mismo diseñara, uno de los coupés más exclusivos y caros, toda vez que sólo se fabricaron cuatro unidades entre 1936 y 1938 y que a día de hoy sólo se conservan dos de ellos, uno en manos del diseñador Ralph Lauren.

El Bugatti Legend “Jean Bugatti” no solo tiene en común con el Type 57SC Atlantic el acabado de carrocería, sino que el  propio habitáculo ha sido revestido de forma semejante a través de una combinación de tonos crema y marrón oscuro como la del modelo clásico. Además, en los paneles de las puertas aparece dibujada la silueta del propio Type 57SC Atlantic en las costuras sobre el propio cuero. Y por primera vez en la historia de la marca se ha empleado platino para revestir elementos del exterior, en este caso el marco en forma de herradura de la parrilla y el emblema de Bugatti en la zaga. Una posible justificación a los más de 2 millones de euros —sin impuestos—que cuesta este capricho de cuatro ruedas.

Y bajo el capó, encontramos lo esperado en un Bugatti, un motor de 16 cilindros en dos bancadas V8 con 1.200 CV de potencia, 1.500 Nm de par máximo y que permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba