SEGURIDAD Y CONECTIVIDAD SON DOS DE LOS PILARES DE LA NUEVA BERLINA DE OPEL

Del Vectra al nuevo Insignia, 25 años de historia de éxitos

Tras 18 años en el mercado y casi cuatro millones de unidades vendidas, el Opel Ascona dejaba paso en 1988 al novedoso Vectra, un modelo que sentaría las bases de una nueva generación de berlinas de la marca alemana. 

Y 25 años después del lanzamiento del Vectra -del que sólo en Europa se comercializaron 2,5 millones de unidades-, Opel lanza al mercado una nueva generación del Insignia, una berlina que apunta muy alto y que ha sido mejorada en muchos aspectos, potenciando entre ellos y de manera especial todo lo que se refiere a seguridad y conectividad, estrenando el novedoso sistema "IntelliLink" que permitirá a los clientes configurar el Insignia casi como si de una oficina rodante se tratara. Un sistema de info-entretenimiento que funciona a través de una pantalla táctil de 8 pulgadas, de un Touchpad con reconocimiento de escritura táctil, de los mandos en el volante o de las órdenes de voz.

El modelo más alto de gama del fabricante ha sido también puesto al día en su estética, con un exterior más atractivo con pequeños cambios en la parrilla y en la zaga y, sobre todo, con un interior que sí resulta muy diferente al del modelo anterior. La nueva instrumentación resulta mucho más moderna y completa en su información, con un cuadro de instrumentos que engloba todo lo que el conductor puede necesitar visualizar con frecuencia, desde la agenda del teléfono móvil hasta el propio sistema de navegación o el ordenador de a bordo. A sus mandos, el tacto de los diferentes botones y palancas dan sensación de solidez, con algunas pequeñas excepciones como es el caso de las palancas de los asientos que regulan la altura o el respaldo, que necesitan ser manejadas con cierta atención y que parece al usarlas que no están bien encajadas.

Se ha aprovechado para incluir una serie de mejoras en lo que al chasis se refiere para reforzar el carácter dinámico del Insignia, con ajustes de muelles y amortiguadores algo más firmes y una dirección revisada en sus leyes de funcionamiento para ofrecer un mejor tacto. Tras una primera toma de contacto, sí se aprecia que el nuevo Insignia aporta algo más de precisión en la conducción, con una dirección que da más confianza y mejor información de cuanto sucede sobre el asfalto y unos apoyos en curva más firmes. Se conduce ahora con una sensación algo más dinámica, disfrutando incluso entre curvas de un cierto tacto deportivo.

También la gama de motores se ha renovado, adoptando entre otros la última generación de motores de inyección directa de gasolina como el nuevo motor 1.4 Turbo o el diésel 2.0 CDTi ecoFLEX de apenas 99 gramos de CO2 y 3,7 l/100 km de consumo medio pero con 120 CV para unas prestaciones de primer nivel que le convierten en uno de los diésel más eficiente de su clase. Al mismo tiempo, los ingenieros de la marca han hecho la nueva carrocería del Insignia aún más aerodinámica, con un coeficiente de penetración en el aire de 0,25, que le sitúan como la berlina de cinco puertas más aerodinámica del segmento.

GAMA Y PRECIOS desde:

2.0 CDTI ecoFLEX 120 CV: 25.875 euros

2.0 CDTI ecoFLEX 140 CV: 28.340 euros

2.0 CDTI ecoFLEX 163 CV: 229.590 euros

2.0 CDTI BiTurbo 195 CV: 34.045 euros

1.4 Turbo 140 CV: 26.735 euros

2.0 Turbo 250 CV: 33.050 euros

2.8 V6 Turbo 325 CV: 44.130 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba