Conducir

Mascotas, el símbolo de una marca

No es un perro, ni un gato. Sin embargo los coleccionistas pujan por ‘las mascotas’ de algunos coches como si fuera el mejor amigo del hombre. El mundo del merchandising genera millones de euros y dólares para algunas marcas; pero nada es tan preciado entre los coleccionistas como alguna de las ‘mascotas’ míticas que se crearon para marcas de automóviles. Un capricho que también ha sido signo de grandes falsificaciones. 

Las creaciones de René Lalique siguen siendo las más cotizadas, no solo por los coleccionistas de objetos relacionados con el automóvil, sino también por los amantes del vidrio. Una de las primeras creaciones fue diseñada para el famoso Cinq Chevaux, (Cinco Caballos), producto de la marca Citroën.

Entre los clientes más famosos estaba el Príncipe de Gales. Tanto la figura grande, Grand Mermaid, como la pequeña, Petit Mermaid, han sido objetos muy deseados por los coleccionistas. En subastas de 2009, algunas de estas piezas alcanzaron el precio de 29.000 dólares. Sin embargo esto quedó en calderilla cuando en 2011 en una pequeña casa de subastas en Pennsylvania, una mascota alcanzó la cantidad 204.750 dólares, que fue superada rápidamente, nueve meses después, por otra pieza que alcanzó los 338,500 dólares en una subasta en Carmel, California.

Uno de los mejores coleccionistas de estas piezas es Salvador Claret, creador de su gran colección-museo. “Me gustan las mascotas originales, como la que encargó la Reina de Inglaterra, para su Rolls, representando a San Jorge en vez de la Victoria tradicional de Rolls”.

Es muy cotizada la mascota del Hispano Suiza, uno de los automóviles míticos de principios de siglo. La mascota, diseño de F. Bazin, fue creada en los años veinte, con dos modelos diferentes, uno para el Hispano-Suiza 49 fabricado en Barcelona y otra, la más grande, para los modelos fabricados en Francia y para el 56, fabricado en Barcelona.

Más conocida, sin duda, es la mascota de la Rolls Royce, asociada al anagrama de la doble R. La Victoria alada simboliza en todo el mundo la elegancia más exquisita. Su mascota fue diseñada por Charles Sykes en 1911, y existen numerosos tamaños, según los años y según el modelo, si bien las diferencias más notables están en que hay una que se representa erguida, la que se construye desde 1911 hasta nuestros días, y otra arrodillada, la que se utilizó en los Rolls de los años 1936 a 1955, con diferentes formas).

Un buen ejemplo lo encontramos también en la mascota de Jaguar. Para evitar las numerosas versiones que empezaban a existir del ‘felino’, en 1935 Sir Willians Lyons encargó un emblema oficial. Gordon Crosby fue el responsable del diseño más famoso de la marca británica. En un principio, la pequeña escultura se empezó a suministrar a los clientes como una opción. Curiosamente, en la actualidad con los modelos XF u XJ, el símbolo vuelve a tener una edad de oro.

Junto con la Victoria de Rolls y el ‘felino’ de Jaguar, el emblema más conocido y reproducido en Europa es el de la estrella de Mercedes Benz, creada en 1921 y que se ha desarrollado desde entonces en todo tipo de artículos. Las mascotas están de moda.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba