La política de precios económicos ha permitido a la marca taiwanesa situarse en estos últimos años como líder del segmento de media cilindrada, ofreciendo una gama equilibrada, y sobre todo práctica, pero en la que se echaba en falta una versión de personalidad más deportiva para hacer frente a rivales como la Gilera Nexus o la Yamaha X-Max. Ahora, con el K-XCT 300 —disponible también en versión de 125 cc—, cierra su actual oferta con un modelo que destaca por su agilidad y eficacia en carretera, donde permite incluso largos desplazamientos con notable solvencia.

Exteriormente, su diseño ya evidencia una clara apuesta por ofrecer una personalidad algo más deportiva, con un bastidor desarrollado además hacia esa faceta que lleva al K-XCT a convertirse en una alternativa más completa para moverse no sólo en ciudad, sino también fuera de ella. Estrena también nuevas ópticas delanteras y traseras y, en el frontal, se emplean bombillas halógenas H7 de cristal brillante para los haces de luz larga/corta y luces diurnas tipo LED.

Ágil en ciudad, estable y eficaz fuera de ella

Quienes pongan sus miras en este nuevo scooter, lo harán buscando sobre todo desplazarse a diario en ciudad, aunque con esta versión de 300 cc moverse por recorridos interurbanos resultará toda una delicia, por la facilidad y eficacia con que se maneja en carretera a velocidades ya elevadas. Sobrepasa sin mucho esfuerzo los 120 km/h y se acerca hasta superar los 140 km/h de marcador, manteniendo los 120-130 km/h de crucero con relativa sencillez. Una alternativa, por tanto, perfecta para quienes vivan fuera de las grandes ciudades y accedan a diario a ellas.

Porque en ciudad, sus dimensiones nada exageradas le permiten desenvolverse entre el trafico con mucha agilidad. Gira en espacios cerrados con sencillez y cuenta con un motor de agradable y rápida respuesta para salir de cualquier apuro con mucha naturalidad. La postura de conducción resulta sin embargo un tanto justa para tallas algo grandes, por encima de 1,80 metros, pues las rodillas quedan demasiado elevadas y el manillar, demasiado cerca del cuerpo. Detrás, el amplio asiento y los reposapies plegables y de grandes dimensiones permite acomodar a un acompañante sin problemas.

Buena capacidad de carga

Bajo el asiento, hay suficiente espacio para una casco integral y algo más incluso. No supone referencia en este aspecto, pero ofrece el volumen necesario para el día a día, permitiendo llevar incluso un ordenador portátil en su interior. Bajo el manillar, cuenta con una pequeña guantera con tapa pero sin cerradura, muy práctica para llevar a mano la cartera, las llaves o el teléfono móvil —hay espacio para todo ello a la vez—, pero que conviene no olvidarse de la ausencia de cerradura cuando aparquemos.

Una maniobra esta última sencilla, con la posibilidad de hacerlo sobre el caballete central con mínimo esfuerzo o sobre la pata lateral de forma aún más cómoda. Y es que por sus dimensiones y peso, su manejo está al alcance de cualquier talla a diferencia de los mega-scooter, que requieren ya cierta dosis de destreza y fuerza para poder convivir a diario en ciudad.

A todo ello hay que añadir un precio que, como en casi toda la gama, resulta muy competitivo, más aun si tenemos en cuenta que en el precio final va incluido como oferta un seguro a terceros gratuito durante el primer año.

DATOS COMERCIALES:Versión: K-XCT 300Precio: 3.990 eurosGarantía: 2 años Revisiones: cada 5.000 kilómetros

DATOS TÉCNICOSMotor: MonocilíndricoCilindrada: 298,9 cm3Potencia máx.: 28 CV a 7.750 rpmPar máximo: 30,1 Nm a 6.250 rpmTransmisión: Por correaCaja de cambios: Automática por variadorDimensiones: 2,12 / 0,78 / 1,28 mPeso en seco: 175 kg.Depósito de combustible: 10 litros

PRESTACIONESVel. máxima: 135 km/hAcel. 0 a 100 km/h.: - segConsumo en ciudad: 5,1 l/100 kmConsumo medio en recorrido de pruebas: 4,7 l/100 kmAutonomía en ciudad: 196 km


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba