A FONDO | MINI PACEMAN COOPER S

Es la última versión del Mini y la carrocería de mayores dimensiones

La gama Mini ha ido creciendo en su oferta hasta convertirse en un modelo polifacético, adaptado a los más diferentes gustos. El Paceman es la última de las versiones, un modelo que se distingue por sus dimensiones superiores a las del Mini original, su carrocería de dos puertas y su amplio interior.

BMW sigue explotando la marca Mini como icono de diseño y personalidad. Si cuando inició la recuperación de la marca Mini lanzando el primer modelo de tres puertas que mantenía los trazos básicos del modelo original muchos tuvieron dudas sobre el posible éxito, a día de hoy el resultado no ha podido ser más positivo. Con el nuevo Paceman, Mini cuenta ya con siete carrocerías distintas, cada una con una arrolladora personalidad estética, sin duda parte esencial del éxito de Mini. El Paceman, combina un diseño de carrocería de tres puertas con las proporciones cercanas al del Countryman. Con 4,11 metros de longitud, resulta casi 40 centímetros más largo que el Mini original y 10 más alto, pero con un formato en cuanto a carrocería similar, con dos puertas y un portón trasero.

Puede considerarse, por tanto, como un Mini agrandado en sus proporciones, ofreciendo rasgos similares a los del modelo que dio origen a toda esta amplia gama pero ofreciendo las dimensiones de un coche más práctico en cuanto a capacidades interiores. Y es que por dentro también  resulta algo diferente, sobre todo por unas plazas traseras diseñadas como dos asientos individuales, eso sí, de muy amplias dimensiones. Un verdadero cuatro plazas con un acceso a las traseras bien diseñado para poder entrar en ellas sin excesiva dificultad. Delante, es además el primer Mini en incorporar los mandos de los elevalunas en las propias puertas en lugar de en la consola central, una pequeña mejora que se agradace con un manejo más fácil e intuitivo. El maletero cuenta con un volumen de 330 litros, más del doble de capacidad que el Mini estándar y 20 menos que el Countryman, el modelo de dimensiones más parecidas al Paceman, aunque en este caso con carrocería de cuatro puertas. Se puede aumentar abatiendo los respaldos de los asientos traseros por separado.

Al subirnos a él, aunque se aprecia un claro aire de familia, el Paceman se siente de entrada más amplio, con unos asientos delanteros confortables por sus dimensiones, una mayor altura al techo y, en general, un mejor trato en cuanto a confort que el Mini normal. A pesar de sus mayores dimensiones, en ciudad se mueve con mucha soltura, sin la brillante agilidad de su hermano "pequeño" pero ofreciendo mucho agrado entre el tráfico. Más aun en esta versión Cooper S con cambio automático, una combinación perfecta para disfrutar en ciudad de su conducción. Eso sí, sus consumos no son precisamente ajustados, y es fácil moverse en cifras por encima de los nueve litros. Con motor de gasolina, 184 CV de potencia y combinado con el cambio automático... cuesta mucho bajar de esas cifras.

En carretera, además de una agradable conducción, el Paceman Cooper S nos invita a dejarnos llevar por carreteras secundarias y disfrutar de sus reacciones. Menos ágil y divertido que el pequeño Mini, el Paceman se siente "más coche", con una pisada más sólida sobre el asfalto, ofreciendo mayor confort en largos desplazamientos, pero perdiendo esas sensaciones al volante que transmiten las recortadas proporciones del Mini. Cuesta más meterlo en curva, aunque luego cuenta con más aplomo en largos apoyos a ritmo elevado, pero pierde algo del encanto de sentirse casi a bordo de un kart. El motor empuja con mucha decisión desde bajo régimen, estirando con eficacia por encima de las 6.000 vueltas y permitiendo ganar velocidad con mucha rapidez.

Eso sí, a la hora de viajar no hay color, y sus mayores dimensiones se traducen en una muy superior capacidad para largos recorridos. Se mueve en esas condiciones con enorme soltura, con suspensiones más confortables, mejor filtrado de las irregularidades y con un interior que, a diferencia del Mini, permite incluso a los ocupantes de las plazas traseras disfrutar del paso de los kilómetros. Cuentan con reposabrazos en los laterales y un práctico carril central sobre el que se pueden acoplar diversos accesorios para guardar pequeños objetos.

DATOS COMERCIALES:Versión: Paceman Cooper S AutomaticoPrecio: 33.090 eurosGarantía: 2 años o 100.000 kilómetrosRevisiones: cada 20.000 kilómetros

DATOS TÉCNICOSMotor: 4 cilindros en líneaCilindrada: 1.598 cm3Potencia máx.: 184 CV a 5.500 rpmPar máximo: 260 Nm a 1.700 rpmTracción: DelanteraCaja de cambios: Automática de 6 velocidadesDimensiones: 4,11 / 1,79 / 1,52 mCapacidad de maletero: 330 litrosDepósito de combustible: 47 litros

PRESTACIONESVel. máxima: 212 km/hAcel. 0 a 100 km/h.: 7,8 segConsumo en ciudad: 9,2 l/100 kmConsumo medio en recorrido de pruebas: 8,7 l/100 kmAutonomía en carretera: 540 km


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba