Alégrame el día

Gingerboy: un take-away con estrella

Tengo un amigo que ha cambiado su dieta. Desde que este pequeño negocio, dirigido por un sueco trotamundos mochilero llamado Andy Boman, abrió en el corazón del madrileño barrio de Chamberí, su estómago ha descubierto un mundo de nuevos sabores por no más de 10 euros. Rollitos vietnamitas, currys de lomo de buey o hamburguesas de cordero a precio razonable para llevar a casa.

El triste panorama de la comida para llevar a casa o a la oficina ha cambiado gracias a una formula sencilla y que simplemente vende cosas agradable al gusto y también a la vista. Desde los recipientes en los que recibimos la comida, más propios de una agencia de modelos que de una comisaría de policía, hasta la variedad de cervezas que se nos ofrece, nos demuestra que se puede comer bien a precio razonable y con un estilo diferente.

Una recomendación obligada es su pannacotta con frutas del bosque, que evita ese momento terrible cuando dices a tus invitados…: “No he tenido tiempo de preparar nada para el postre”. Si quieres aparentar ser un experto de comidad oriental y no quieres manchar la cocina llama por teléfono… ¡Estamos salvados!

GINGERBOY Take-away

www.gingerboy.comDirección: Calle Murillo, 1. (Junto Pza. Olavide)Código Postal: Calle Murillo, 1. (Junto Pza. Olavide)Provincia: MadridTlf.: 91 5943194 – 610 938 658Tipo de cocina: TailandesaRecomendación. El pad thai es impresionante


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba