Alégrame el día

El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos

Tengo un amigo que ha descubierto el turismo troglodita, y  ha hecho de la Hospedería El Ventorro, su lugar favorito. Este antiguo cortijo era lugar de paso y reunión de caminantes alhameños y de los vecinos de la comarca. Antes, su quehacer diario se centraba en las faenas agrícolas y en saciar el hambre de todo aquel que por aquí paraba. Algunos recuerdan  todavía los años en que se pesaba con una “romana de libras” el esparto traído de Sierra Tejeda.

  • El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos
    El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos
  • El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos
    El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos
  • El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos
    El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos
  • El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos
    El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos
  • El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos
    El Ventorro: un refugio para trogloditas modernos

Los tiempos cambian y en la actualidad se sigue conservando la esencia y el tipismo de este cortijo, de aires rústicos y tradicionales, pero con comodidades de nuestro tiempo. Juan Miranda ha trabajado duro y ha rehabilitado con detenimiento un espacio cargado de magia, cuidando los detalles hasta el máximo. El resultado está al alcance de todos y es totalmente recomendable si queremos visitar este entorno granadino.

Además la parte gastronómica también se cuida, con más contundencia que delicadeza. Su carta está basada en productos de la zona y en la recuperación de antiguas recetas. La olla jameña, el lomo de orza, las papas a los pobre, las migas cortijeras, los torreznos, el chorizo, la morcilla nos hicieron la boca agua. Lo probamos todo, aunque, eso sí, en pequeñas cantidades. Todo bien elaborado y guardando el sabor tradicional. De postre, disfrutamos del tocino de cielo, los roscos de Alfajor y el bienmesabe, todos elaborados por las Hermanas Clarisas.

Puestos a mantener el nivel… No podemos olvidarnos de la degustación que hicimos del queso y requesón del Parque Natural de Sierra de Tejeda. Como tenemos la “obligación” de probarlo todo y más siendo este producto láctico, que refleja muy bien el saber hacer de la tierra y el espíritu de la zona, hay que buscar un compañero. La decisión nos lleva a un vino de la tierra.

Los amantes del turismo activo tienen toda clase de ofertas. Tienen excursiones en burro, a caballo, en bicicleta y en vehículos 4x4 por los alrededores, con paradas en puntos estratégicos. Además, se puede practicar el senderismo por los abundantes parajes naturales de la zona y practicar la pesca, con clases incluidas. Además Alhama de Granada ofrece un sinfín de lugares interesantes para recorrer. Comenzaremos por sus calles estrechas y sus pintorescos rincones, reflejo de las costumbres árabes y castellanas. Continuaremos por la Iglesia de la Encarnación, el castillo, la muralla, la iglesia del Carmen, la Casa de la Inquisición, el Hospital de la Reina y el Puente Romano. ¿El precio? El paseo es gratis y la habitación cuesta unos 60 euros. Si podemos nos alojamos en las cuevas recientemente construida. ¡Fantástico!

Hospedería El Ventorrohttp://www.elventorro.net/ Dirección: Ctra. Jatar, km 218120, GranadaTlf: 958 350 438Fax: 958 350 438E-mail: hospederiaelventorro@hotmail.comNº Habitaciones Dobles: 23Precio: 60 Euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba