Alégrame el día

Ikura: Cómo me gusta lo bien hecho

Tengo una amiga que desde hace unas semanas siempre viste kimono para estar en casa. Dada mi ingenuidad pensaba que era una moda pasajera o alguna técnica de seducción producto de las excesivas lecturas eróticas de comic manga… Sin embargo, la realidad es muy cruel y ella me ha confesado que es producto del exceso de sushi insípido que está invadiendo Madrid y mucho langostino peleón que se encuentra uno nadando en penoso aceite de soja.

Por suerte, mi amiga y su reducido grupo de íntimos han descubierto un restaurante, cerca de su casa, que va reconduciendo su vida hacia la normalidad. El local responsable se llama Ikura. Por el momento, nuestra amiga nos recibe en kimono, pero los amigos estamos encantados de disfrutar de un local agradable, simpático y donde la factura no suele superar los 30 euros por persona.

¿Qué podemos comer? Pues muchas cosas y muy ricas. Los primero que llama la atención es la integración de productos nuevos, poco frecuentes en un restaurante oriental. Para empezar, nos pueden sorprender con unos Nigiri de foie con mango caramelizado¸ serios rivales de las Gyozas caseras de Carabineros, con una salsa en la que se debería poder hacer “barquitos” con el pan si no fuera una herejía.

Como estamos en Chamberi, el lugar tiene algunas apuestas un tanto chulescas. Mira que pido un Bocata de calamares Futomaki o una delicada Carrillera de Cerdo Confitada en Teriyaki. Muchos sentimos debilidad por las Esferas crujientes de Pulpo, competidoras de los Crujientes de Bacalo con su Brandada. ¿Algo más? Pues la yema pochada con trufa, que es la explicación de un Mushi Tamago. Todo esto acompañado de mucha cerveza japonesa o Té Verde Sencha.

No contentos con eso, tanto este local como el de la calle Costa Rica, ofrecen servicio a domicilio, incluso para los que viven fuera de la frontera que marca la M-30, con la única condición de superar los 30 euros de facturación para que el envío sea gratuito.

El responsable de este agradable local es Jaime Finol, que después de muchos años años en España parace haber encontrado la fórmula mágica para integrar los sabores de su Maracaibo natal con los gustos del Chamberí más castizo, bajo las enseñanzas de sus maestros japoneses Hideki Miyaki y Hiroo Miki. 

Después de la segunda botella de sake, mi amiga lo confesó todo… A ella, quien le gusta es Miguel, el jefe de sala. Dice que el Curry Rojo con langostino le saca los colores. Por algo será.

Ikura

http://www.ikura.es/Callel Modesto Lafuente, 64.28010 Madrid.Tlf. 91 535 64 64 / 910259540 (Pedidos)Tipo de cocina: Oriental con toques castizosRecomendación: Los Nigiri de foie con mango caramelizadoPrecio: Alrededor de 30 Euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba