Macro Matters

El 2014 y la recuperación global

El término recuperación viene aplicándose a la economía mundial desde el 2009 y cuando Europa salga de la recesión en 2014 podremos volver a hablar de recuperación global, cosa distinta son los casos particulares o que se haya acabado la crisis y su restructuración económica o que se vaya a recuperar lo de antes, que ya sabemos que no es posible. El 2014 contará además, y siempre pensando en nuestras exportaciones, con el impulso de la reciente firma para la reforma del comercio mundial por la Organización Mundial del Comercio.

Si la semana pasada veíamos las perspectivas económicas desde un enfoque nacional, hoy veremos las previsiones para los países más importantes para España, ya sea por su proximidad comercial o sus dimensiones de mercado, y lo haremos utilizando las estadísticas de los miembros de la OCDE y sus principales socios comerciales; casi podría decirse que hoy veremos las previsiones del 2014 para los exportadores.

Chile y el Salvaje Este

Un primer grupo de interés son los países que registrarán el mayor crecimiento en los próximos dos años, con tasas superiores al 4%. Cierto es que México, que vimos en detalle, no está al Este del Edén chileno pero sin duda es salvaje y así lo demostró su presidente en las negociaciones sobre Repsol, con una animosidad que no tiene ante sus narcotraficantes y que es denunciable ante la OMC, pero él sabe que España nunca hará eso contra un país hispano. Como vimos al hablar de la “tectónica de bloques económicos”, la parte salvaje de la economía global es cada vez más rica y esta es una tendencia a la que habrá que adaptarse.

Es un grupo muy tentador por su altísimo crecimiento, bastante diverso en cuanto al riesgo y a muchos de ellos les hemos hecho un estudio (ver enlaces por país) en detalle, como a Chile, casi el único fiable de la América latina y, junto con Corea del Sur y Estonia, de este grupo. En el resto hay países con alto riesgo macro como Turquía o India, que están en situaciones difíciles para la inversión internacional y que solo gracias a esta recuperación no se convierten en problemas globales; además, la mayoría son economías cerradas, muy corruptas, con escasa libertad económica, peculiares, con muchas complicaciones y/o riesgos, pero si hay empresarios españoles que se atreven con Egipto, que podría terminar en estado fallido, los valientes no deben descartarlas como oportunidades para sus negocios.

Los mejores mercados

En líneas generales, salvo Sudáfrica y Rusia, son a mi modo de ver, sopesando riesgos y oportunidades, el mejor grupo de todos y en cierta forma el ideal para la economía mundial; aquí es donde necesita estar España para resolver sus problemas de paro y pobreza crecientes, lo que a su vez traería el equilibrio fiscal.Casos como el de Estados Unidos, que debería tener una año sin mayores sobresaltos, Israel y su buen hacer, Suiza y su excelencia macroeconómica, Polonia en su despegue y los dos países nórdicos, son ejemplos claros de como aprovechar la recuperación global.

Países con restructuraciones y oportunidades difíciles

El siguiente grupo crecerá aproximadamente lo mismo que el conjunto de la OCDE, es decir, cerca del 2,5%, que es una buena tasa, y casi todos se caracterizan por padecer una restructuración interna de algún tipo, sea demográfica, en la mayoría de ellos, o financiera. A destacar el Reino Unido e Irlanda, que tras padecer una burbuja inmobiliaria (R.U. reincide pero por falta de oferta), han hecho una correcta restructuración  de su sector bancario (similar a la que pedimos para España) permitiéndoles aprovechar las oportunidades globales; equiparar el caso español con el irlandés es cuando menos absurdo.

Este es un buen grupo como mercado objetivo de la exportación y en él podría estar España de haberlo hecho medianamente bien; ha de exceptuarse Brasil, que sigue con sus viejos vicios, en el que se ha de ir con mucho cuidado pues tiene pendiente un ajuste económico serio, que se retrasa por el mundial a medida y por la recuperación global que incluso amortigua el efecto de las protestas, pero que es y será ineludible.

Medianías, restructuraciones y menores oportunidades

Salvo los casos de Finlandia y Dinamarca, muy dependientes de la UE, en este grupo están los que no han hecho una buena restructuración de su economía tras la crisis de 2008. Nos perjudica especialmente que la UE de los 15 (zona euro salvo Malta y Chipre) y Francia, con su episodio de fantasía fiscal, tengan un comportamiento tan mediocre, ya que son nuestros principales clientes. Grecia sale del foso tras quitarse, a un altísimo precio, parte de la deuda.

Los últimos de la fila

De los 42 casos expuestos hoy España quedará en 2015 en el puesto 38, incluso por debajo de Portugal (37), y destaca el mal resultado de Holanda, país que siempre se alegra de nuestras desgracias y es muy dependiente del comercio Europeo, en especial con Alemania, a quien destina casi el 25% de sus exportaciones, y con Bélgica (14%), Francia (9%) e Italia (5%), todos países o bien en una mala restructuración y/o con problemas demográficos que dañan su demanda interna. Nuestro caso lo hemos tratado in extenso, aunque también varía por sectores.

De todos, el que da verdadero miedo es Japón, con su sorpresivo déficit comercial a pesar de ser casi imposible exportar allí sin pasar por la piedra de sus oligopolios, con una deuda pública cercana al 240% del PIB y cuyo déficit fiscal estructural no parece tener solución.

2014, un año de oportunidades globales

Aunque el crecimiento fue mayor en el rebote cíclico del 2010, este ciclo que empieza (2013-2017) es más abierto para nuevos clientes ya que el anterior se centró en reponer el ajuste de inventarios por la crisis. Es cierto que nos faltan países de cierto interés, como algunos del norte de África, Medio Oriente y Asia, pero en ellos su riesgo es mucho mayor y con los de hoy casi cubrimos el 90% del PIB mundial.

Sin estar a las puertas de un boom global, el 2014 será, salvo sorpresas, un buen año, especialmente para las empresas de infraestructuras (distribución de electricidad, agua, telefonía, autopistas, de Internet, etc.), que verán aumentado su tráfico, para quienes tengan una buena presencia global y para los exportadores, que están muy solos en su difícil tarea y que, en condiciones normales, lo lógico sería que la banca, que lamentablemente no está a lo que debería, ya estuviera trabajando con ellos utilizando como base información similar, aunque más extensa, a la que presentamos hoy. El camino de futuro está claro, aprovéchenlo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba