Macro Matters

Del oro y otras pérdidas

Los fanáticos del oro son viejos enemigos de este blog desde que, allá por 2011, en pleno burbujón, recomendamos mantenerse alejados del precioso metal. Como ocurre tras la explosión de toda burbuja, lo que manda son los cimientos del sector, y hoy, al analizarlos de nuevo, aprovecharemos para repasar verdades irrefutables de la Ciencia Económica y otros temas, porque todos hemos sido o somos víctimas de alguna burbuja.

Como reza en el cuadro de la derecha que describe este blog, uno de los fines del mismo es “destruir mitos que van contra el patrimonio de las familias” y, viviendo en un país donde los niños crecían cantando aquello de “vamos a contar mentiras, tralalá…”, ha sido duro cumplir tal fin. “Ser libres y fiables”, es costoso, incluso pueden sacarte de algún mercado, pero es muy rentable. Por el contrario,cuando se utiliza la maledicencia para colocar un producto fallido, o cuando algún demente dedica los jueves a intentar difamarme, solo se consigue provocar vergüenza ajena en las personas de bien.

Estas infamias, con su daño por difamación, ocurren en todas partes. Por ejemplo, puede que entre la comunidad empresarial alemana hubiera alguno que sonriera cuando se mentía o miente sobre la “marca” España y nuestros grandes gestores de infraestructuras, pero lo cierto es que difícilmente alguno de ellos hubiera engendrado un galimatías inoperable como el “nuevo” aeropuerto de Berlín; al final, todos perdemos negocio y los paganos involuntarios de la mentira serán los empresarios y los ciudadanos alemanes, a los que seguro les dan muchas “excusas”. Pero anem per feina.

Las claves del oro

El detalle, que demostramos de forma irrefutable y no repetiremos, está, en buena parte, en dos artículos: “La burbuja del oro” y “Las gráficas del oro”; ambos plagiados profusamente (que esa es otra). Así que iremos directamente a las tres verdades principales, que son las siguientes:

  • La oferta de oro satisface la demanda sin mayores problemas; además, por estar en la última fase del ciclo largo, los plazos de adaptación se acortan.
  • El precio del oro no protege ni de la deflación ni de la inflación, depende. Introducir expectativas de IPC en las precio del mismo es absurdo. Lógicamente, como toda commodity, sufrirá la deflación, ese fenómeno intermitente que vino para quedarse una temporada.
  • La verdadera utilidad del oro está en su función como activo para el atesoramiento, función de la que soy un entusiasta. Lamentablemente, se ha conseguido, interesadamente, que el debate esté dominado por una suerte de maniqueísmo, pareciendo que estuviera contra el oro, cuando es lo contrario; de lo que si soy enemigo es de las burbujas. Además, el atesoramiento implica el desarrollo de una cultura propicia a las virtudes económicas y da libertad a quien la consigue, por ello, nuestros políticos la ven como su enemiga y así tienen a una de las más prestigiosas casas de acuñación del mundo casi de adorno.

De toros y osos

Dos símbolos que representan la lucha en los mercados, los osos, bajistas, los toros, alcistas. Tras verse la claridad y la facilidad con que se montaría una burbuja en el oro, los toros arrasaron hasta que la locura se hizo evidente, fue el momento de los osos; así, salvo alguno distraído, los miuras capitularon en junio del 2013, quedando una legión de buenas reses para entretenimiento general y caída de incautos y novicios, que a todos toca aprender, como con este último bajonazo que llamó la atención de todos. Los que no han terminado de capitular son sus forofos, pero todo se andará; en ese momento llegará la hora de atesorar. Todos esos enfrentamientos quedan registrados en las cotizaciones, que dibujan patrones con los mismos y permiten hacer análisis técnicos.

Lo que muestra el histórico es que primero hizo una formación, que algunos llaman de copa de champán, típica de los previos de un mercado alcista explosivo; la misma que ocurrió por segunda vez en el caso argentino, que además tiene un ingrediente político de lo peor y que igual se lleva la moneda a 27, tras haber vivido la paridad. Cosas de esa izquierda tan popular por aquí (otros “amigos”); mientras, el ahorro argentino se intermedia fuera intentando no liarse con las fortunas de los políticos “progresistas”.

Tras ese patrón, el mercado del oro se volvió loco hasta que hizo una formación de bandera, que suelen terminar donde empezaron y en eso estamos; aparte que hace tiempo que cruzó el 50% del retroceso Fibonacci, que también indicaría vuelta al principio. Ya sé que se discute sobre aplicar esos patrones al largo plazo (como este debate, sobre patrones burbuja), pero por razones de espacio no entraré en ello, lo dejo al Mercado.

La Demanda de oro

Hubo un tiempo en que se fantaseaba mucho y no se miraban un dato de demanda hasta que les dimos caña; ahora sí, otra cosa es la objetividad. El enfoque es sencillo: ¿si la oferta no tiene problemas para proveer al mercado, quién manda? Pues la demanda. ¿Y qué nos dice? Pues que a pesar del bajonazo de precios sigue cayendo; salvo un muy saludable repunte de la joyería respecto a 2009, ese subyacente sobre el que se montó la burbuja, lo demás va mal.

Esas 4.300 toneladas de oro de producción anual se pueden transportar en unos 200 camiones, más o menos grandes, y si el lector hiciera un viaje en coche entre Madrid y Alicante, o Barcelona y Alicante, durante el trayecto seguro vería un transporte de mercaderías similar, una parte ínfima del PIB de España y cuyo crecimiento, normalmente, necesita dinero nuevo; pues bien, sobre ese “subyacente”, algunos quieren montar un sistema monetario alternativo y, en el ínterin, hacerse trillonarios, aunque el sistema colapse. Quimeras interesadas.

Suele fantasearse también con las compras de China - tierra de burbujas - para ocultar las caídas de demanda, cuando lo destacable allí es que quieren dólares y activos europeos. Sobre el oro decir que “las Chinas” compraron en 2014 unas 875 toneladas contra 817 en 2012. Hay tanta información falsa que da asco; lo que tampoco les dirán es que los Hedge Funds americanos, esos viejos amigos, se han puesto contra el oro por primera vez. Demasiada fantasía y demasiadas mentiras.

Soportes y resistencias

Vivimos una especie de ambiente pre-crash, y no solo en el oro, al que no necesariamente le va bien esa situación, sino véase 2007-2009; un ambiente muy de trading donde, como siempre, mandará el análisis técnico y los datos Macro, dos cosas que tanto molestan a los vende humo.

Tras la debacle que llevó la cotización a 1.200 en 2013, empieza la construcción de un suelo temporal sobre ella que produjo un movimiento lateral típico de “distribución” (segunda fase); es decir, liquidación de malas compras, haciendo máximos decrecientes. Funcionó - gracias a la “joyería” - hasta que ese 1.200 se convirtió en techo y desencadenó el último bajón, en que parece que el nuevo techo temporal es 1.100 y donde hay una pelea - de libro – por aclararlo interesantísima. Luego algunos pueden consolarse con su valor en euros devaluados, pero eso es otra especulación que, como otros muchos temas clave, adelantamos aquí en solitario.  

La parte buena

El boom creo todo un sector de distribución y productos que nos harán más fácil el atesoramiento, o liquidaciones a quien lo necesita. Ese momento de atesorar, poco a poco, empezaría cuando las cotizaciones toquen los 900 $ la onza (¿en enero?); así lo veo hoy, dicho, como todo lo anterior, con la salvedad legal correspondiente. Pero si lo que se trata es de hacer un regalo, no lo dude, que con los buenos sentimientos no hay que ser tacaño; con ese pensamiento les dejo, deseando que hagan su “agosto”. Mucha suerte a todos y que sean muy felices.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba