Macro Matters

La burbuja del oro

Ole, a porta gayola, que ya verás las cornadas que te van a dar. Mientras sean de los toros (alcistas) no me preocupa, siempre he aceptado las reglas del mercado que es quien realmente tiene la última palabra. Cosa distinta es, cuando desde el anonimato, me dejan comentarios insultantes en el límite (o no) de la difamación, como ocurrió en septiembre de 2.011 cuando, mientras Rogers defendía el error al igual que Faber, dije que no era buena idea invertir en Oro, que entonces cotizaba a unos 1.780 $ la onza, algo que reiteré posteriormente en junio 2.102 estando a 1.622 $; solo espero que aquellas maledicencias no llevaran al error a algún lector. En todo caso, que vengan los toros (bring them on!), que vamos al menos dos a cero; por cierto, esa suerte taurina suele encabritar bastante a ciertos bovinos. 

Me encanta el Oro

Toma y a mí. No me refería a eso. Lo digo, porque a diferencia de las otras formas de atesoramiento, como el coleccionismo de arte, antigüedades, vehículos clásicos, o como la adquisición mobiliario raro de diseño, joyas, piedras preciosas, etc., en las que se exige un nivel cultural alto, el oro, además, por dar alternativas de alta liquidez,  requiere ciertos conocimientos de Economía y, tal vez por eso, la avaricia y la incultura le convierten en caldo de cultivo para verdaderas ruinas. 

Da un poco de apuro decirlo pero, en esta dinámica de encumbrar incompetentes y premiar el error una vez más iremos a la contra, como no podía ser de otra forma, haciendo algo muy básico que ninguno de los vende oro, ni Faber ni Rogers, hace cuando pontifican: primero, esta semana, nos centraremos en el análisis fundamental, estudiando los cimientos del mercado, y la siguiente pondremos el énfasis en temas técnicos, analizando las gráficas de cotizaciones del Oro.   

La Oferta de Oro: siempre listos

Como pueden ver en la siguiente gráfica, la industria no tiene ningún problema de crecimiento, incluso cuando el precio del oro estaba muy intervenido; de hecho, el mejor ajuste de la serie temporal es exponencial. El sector se adapta bastante bien a las necesidades del mercado y así lo hizo entre el 2.000 y el 2.008 tras el acuerdo de Washington de 1.999, en que ciertos bancos centrales se coordinaron en sus ventas de oro, que llegaron a rondar entre 400 y 600 toneladas al año; obviamente, esos años los productores redujeron la producción. 

En el año 2.000, con la onza mediando los 300$, la producción fue un poco menor que en 2.012; así que, no debería extrañarnos que pudiera mantenerla incluso a precios mediando los 500$. Adicionalmente, hay una parte de reciclaje que llega al 35% de la oferta total, un segmento de mercado que, a los españoles nos ha venido muy bien en nuestra crisis. 

Afortunadamente, buena parte de la producción y comercialización de esta materia prima está, como otras, en manos anglosajonas, algo que le da seriedad, sobre todo a los contratos, y profesionalidad, tanto a las cotizaciones como al futuro de la oferta, incluso contando con la participación de países regidos por dictaduras y peligrosas oligarquías. 

Las reservas probadas de producción están sobre los doce años, cosa que me recuerda mucho al sector petrolero anglosajón y al Peak Oil for Ever?, y así han estado por décadas; claramente habrá Peak Gold,no lo duden y para entonces habrá que estar bien aprovisionado, que el recurso es finito, aunque no igualmente consumible, produciéndose una enorme oferta de stock, pero me temo que los alcistas se han adelantado las compras unos cuantos años.

La demanda del Oro

La tienen en la siguiente tabla, cuyos componentes analizaremos brevemente y es en ellos donde se ve la burbuja del oro, ya que la producción sigue su senda secular y no tiene estrés inflacionario. 

En joyería (1), el producto de uso por antonomasia, la caída desde el 2.000 ha sido abismal al reducirse en más de un tercio. ¿Por qué creen que está ocurriendo eso? La demanda, salvo en los bienes Giffen, baja cuando el precio sube, así de simple, y la joyas, aunque algunos quieran hacerles creer lo contrario, no son bienes Giffen; son un bien normal, de lujo pero normal, un producto de la orfebrería, sea oro blanco, amarillo, rojo, gris, rosa, verde o azul, que viene de distintas aleaciones (normalmente el 25%) con otros metales como el paladio, plata, cobre, hierro, níquel, etc. 

En el otro rubro de uso del oro, Tecnología (electrónica principalmente), Industria y Dentistería, ha habido una aumento, sí, importante, de un 20% entre el 2000 y el 2005, pero con esos precios ya se buscan alternativas y esto, una vez instalado, afectará la demanda del insumo oro, como ya lo hace desde 2.005, aunque el producto a fabricar vaya bien en ventas.

El rubro que el World Gold Council (WGC) llama inversión, incluye en realidad atesoramiento (tema importante), inversión y especulación. Se ha multiplicado por 5 desde el 2.000 llegando a ser 34% de la demanda total, aunque, los ETF, la parte más líquida (la que interesa para especular) ha caído un 50% desde el pico del 2.009. En cuanto a barras y monedas, registró un fuerte descenso en 2.012 y ahí se han acumulado cantidades importantes a malos precios (¿1.000, 1.500 toneladas?), con lo que es de esperarse, por ser un activo poco líquido mal adquirido, que su demanda se contraiga más. 

Esto último da pie a comentar ciertas informaciones sobre recientes pánicos compradores de monedas ante el riesgo de agotamiento de los stocks. Viví uno de divisa fuerte en una abarrotada casa de cambio, hace bastantes años, y pueden ser unas piñatas muy divertidas, aunque en el jaleo me robaron mi HP financiera; que tiempos. El pánico comprador es otro signo de burbuja, lo que ocurre es que nuestros banqueros centrales, en su incompetencia supina, tienen a nuestras prestigiosas casas de acuñación mirando al techo cuando son unas instituciones muy útiles y rentables; pero claro, eso, bien hecho en su momento, fomenta unos valores de atesoramiento que no interesan, y menos que las reservas estén en manos del ciudadano, por favor, que somos socialdemócratas.

Finalmente, está la demanda de los bancos centrales (4). Pues bien, son los bancos centrales los que están sosteniendo el precio del orodesde 2011 comprando el 12% de la producción mundial. ¿Y quiénes son esos listos que compran caro? Pues en los dos últimos años, principalmente, esos campeones de la democracia, del rendimiento de cuentas por malas inversiones y, en definitiva, del libre mercado, que son Rusia con 289,2 toneladas, Turquía con 259, México 116,5 (estos tenían muy pocas reservas) y Kazakstán con 41,7, todos productores de oro. Pero si ya lo tienen en las minas. Ah, es que van de OPEP. Puede ser, no problem, que el mercado está para especular y en una burbuja como esta, con productos líquidos, más, sea al alza o la baja; yo no lo puedo hacer por prescripción médica, pero no es mala idea aprender a operar con una plataforma de trading.

And the Golden Globe goes to…

Mr. Doom por Rogers salva a la tierra del meteorito. La demanda de uso pasó de ser el 91% en el 2.000 al 53% en 2.012, gran error industrial; la de “inversión” del 5% al 35%, sin contar bancos centrales, que harían el 47%. ¿Recuerdan nuestro inmobiliario? Pues parecido. Algunas compras de bancos centrales no se cancelarán, sobre todo de los mencionados, pero otros, en proceso, todos de economías emergentes, que han comprado caro, creo que sí, y, junto con la contracción comentada en barras y monedas, podrían traer una reducción en la demanda próxima al 20%. Va a estar animado esto.

Nos quedan pendientes muchos temas que van desde el error económico de que el ciudadano común siga teorías conspirativas y del oro oculto, o el tema de derivados y riesgo sistémico, el oro como no-moneda, fundamentos económicos en general y no solo del oro, reservas estratégicas, atesoramiento individual, más sobre banca central, entre otros, que darían para escribir un libro, pero debo cortar y, al igual que hago en la prensa internacional, debo hacer la salvedad legal de siempre (para todos los detalles): que yo les doy mi opinión pero la responsabilidad de sus inversiones es suya. Nos vemos la semana siguiente con las gráficas del oro y el reciente rebote, entre otros temas; si ese es su deseo, claro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba