Macro Matters

Suecia y su corona

La entrada de Suecia en deflación y la decisión de su banco central de reducir sus tipos a cero para combatirla han traído dudas sobre el valor de su moneda, así que, en atención a dicha interrogante, hoy exploraremos su economía que además es un caso con interesantes enseñanzas.

Su ciclo generacional

Como sabrán los lectores asiduos de este blog, cada ciclo o “era” dura unos cien años según la Teoría Generacional de Howe y Strauss, y en el caso actual de Suecia lo denominamos “socialdemócrata” en atención al espíritu o zeitgeist del mismo y al orden cívico imperante; al nuestro lo calificamos como “mesianismo político”.

Como vimos la semana pasada, este ciclo “socialdemócrata” surge como reacción al anterior, caracterizado por el industrialismo, el poder de la iglesia nacional y al clasismo dominante; con ejemplo esto último, de su orden cívico y de la duración de ese ciclo, en 1833 regulan la servidumbre con una legislación que estuvo vigente hasta 1926, cuando fue abolida.  

En 2006 llega una nueva generación con la victoria del Partido Moderado, que parecía anunciar la apertura de un nuevo ciclo generacional, pero en las recientes elecciones han dado un salto atrás, resultando un nuevo primer ministro de una generación anterior al precedente; sin duda, mucho ha tenido que ver su sistema electoral de listas, que al no ser representativo obstruye la regeneración y solo con nuevos partidos podrían venir cambios, en este caso el partido no socialdemócrata “Demócratas de Suecia” produjo la caída de los “moderados”.

Todo parece indicar que aquí y allí el cambio de ciclo generacional, de “zeitgeist” y orden cívico tendrá que ser traumático. En el caso de Suecia dicha ruptura podría venir por reducción de los suecos étnicos y conflictos migratorios, que ya muestra su peor cara. En el caso de España será por más mesianismo político nacionalista y neo-comunista, donde sus votantes saben perfectamente que esas ideologías buscan la quiebra económica de España y aún así los apoyan frente a opciones más razonables, y todo con muchos catedráticos del momio detrás, haciend0 “bulling” político y vendiendo una mentira evidente como buenos totalitarios que son.

El ciclo largo

Como saben, este se inicia tras Segunda Guerra mundial y a Suecia la pilla especialmente preparada, no solo por su estructura económica sino también por la excelente formación y virtudes económicas de sus habitantes. La quiebra del 29 llevó a sus excelentes economistas a ser pioneros en el nacimiento de la macroeconomía y adelantarse a los trabajos de Keynes, aunque fueron ignorados en su tiempo; de aquellos grandes economistas suecos, hoy no hay ninguno comparable ni de lejos.

El desarrollo de la electrónica revoluciona la industria sueca, de electrodomésticos a automóviles, aviación, militar, telecomunicaciones, infraestructuras, generación de energía incluida la nuclear, máquinas y herramientas, metalurgia, transporte, y un largo etcétera; prácticamente en cada uno de esos sectores lograron campeones nacionales durante el primer impulso del ciclo largo, en el segundo impulso no han podido con los nuevos tiempos y muchos de ellos fueron absorbidos por conglomerados extranjeros y esto se ve con un simple vistazo a cualquier lista de sus empresas más significativas, todas con historias particulares muy interesantes. Gracias a ese proceso de expansión las suecas pudieron acceder al trabajo remunerado.

Fiscalidad y Competitividad

La solución posbélica que dan los suecos a la Gran Depresión parte de una altísima fiscalidad, que luego se corrige según las condiciones del “contribuyente” y de cómo gaste su dinero. En lo económico, con la buena colaboración de empresarios y sindicatos, esos recursos apropiados a la distribución de la producción se redistribuyen al crecimiento económico, consiguiendo que las iniciativas de la economía productiva, sean individuales, colectivas, de cooperativas, empresarios, pymes o corporaciones, fructifiquen con éxito gracias al legado generacional del capitalismo luterano sueco y de la cultura del Nobel.

Ese modelo se agotó y desde mediados de los 80 han hecho varias reformas fiscales, siendo la más importante la de 1991; manteniendo una altísima presión fiscal reducen el tipo marginal máximo del 80 al 56%, cotizaciones sociales aparte. El resultado de ese largo proceso es que siguen siendo una de las economías más competitivas del mundo (Nº3, España Nº36), como se ve en su superávit de cuenta corriente (línea roja, siguiente gráfica), con superávits fiscales (línea morada), aunque han pasado de ser la tercera del mundo por renta per cápita, en los setenta, a la número 35 actual.

Lo que no dicen los timadores mediáticos, académicos, políticos o sindicales del trasplante del modelo sueco es que allí, aparte de evitar la corrupción, siempre han cuidado la industria nacional, el emprendimiento, la estabilidad fiscal impidiendo el alto endeudamiento público. Desde el agotamiento del modelo a mediados de los ochenta han bajado la participación del sector público del 65% (salvo el salto por la crisis inmobiliaria de los noventa) al 52% actual (línea azul clara, siguiente gráfica)

De los noventa hasta hoy

El agotamiento del modelo les llevó a devolver parte de las apropiaciones confiscatorias a los ciudadano a fin de que fuera la iniciativa individual la que trajera la salida a la crisis, de forma que además de la bajada de impuestos, liberalizaron sectores y redujeron ayudas sociales; aquello les coincidió con la fase desinflacionaria del ciclo largo, la de la inflación inmobiliaria, que se convirtió en burbuja por la mala gestión del Banco Central tras la liberalización del sector financiero; en todo caso, aquella burbuja fue un globito esmirriado comparada con la nuestra y de ellos copiamos mal la solución, encontrándonos además en la fase deflacionaria del ciclo largo, que lo pone peor.

La salida de aquella crisis se consiguió en parte con más exportaciones y también con inmigración, aunque mal hecha; de no ser por eso el sistema habría hecho crisis en el entorno del año dos mil, pero esa falsa solución, que solo beneficia a una generación, les traerá otros problemas, aunque nada que ver con nuestro caso, que sumará crisis económicas de origen político y cultural más serias.

La corona en cuestión

Suecia ha sido pionera en la creación de un banco central (promotor del “Nobel” en ciencias económicas), en el dinero fiduciario moderno y en desligarse del oro por las restricciones de las dos guerras mundiales. Desde entonces atan la corona, primero a la libra, luego al dólar y ahora al euro y, el hecho de que respecto al dólar parezca que realiza un patrón en cuatro movimientos, puede estar llevando a algunos a adelantarse a una probabilidad que veo más bien remota, porque el determinante de ese comportamiento es otro. En todo caso, como posibilidad a considerar de lo que podría ser el canario en la mina (europea) no deja de ser interesante.

La corona sueca a quien está anclada es al euro, ya que más de la mitad de sus transacciones comerciales las realiza con esa área y con países que a su vez también siguen la misma política cambiaria. Su banda natural parece estar entre las 9 y 9,5 coronas por euro, aunque genere movimientos entre 8 y 10, que luego vuelven a la normalidad (la caída de 2008-2009 fue por la crisis, en que hicieron un QE de emergencia).

También es cierto que tras las malas e inesperadas noticias sobre PIB nominal y el nuevo gobierno, se ha creado desconfianza en los mercados -aunque nieguen más QE- que podrían llevar temporalmente a la corona a las 10 por euro; una devaluación innecesaria dadas sus capacidades competitivas pero posiblepor sus bajas reservas internacionales. A más largo plazo el problema ya es un posible desacople de Europa (otro), lo que nos llevaría a la gráfica corona-dólar; muy posteriormente vendrá el cambio de ciclo generacional, pero entonces la paridad de su moneda será un evento menor. Va a ser muy interesante seguir como afrontan sus retos mientras aquí continuamos con nuestra permanente y tozuda evasión de la realidad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba