Macro Matters

La bala de Plata de Rajoy para resolver la Iliquidez crónica

Todos los que hemos tenido que dirigir empresas en situaciones de iliquidez crónica sabemos que se empieza con muchos “papelitos”; llámenlo emisión de bonos, pagarés, descuentos de papel, endosos, juegos malabares entre cuentas, etc., pero claro, eso solo puede ser transitorio, no se puede estar así desde 2008: desde el primer día hay que entrar a fondo en el problema de generar efectivo. Pues bien, ese ha sido uno de los errores persistentes de Zapatero desde que empezó la Crisis, y ahora Rajoy tiene que gobernar la Economía en un estado de iliquidez crónica y unos mercados internacionales, que para mayor dificultad, están, como avisamos hace más de año y medio en The Business Insider (ver enlace), en un atasco de deuda (debt jam).

La conclusión primera y más evidente de algo del todo previsible es, con el retraso acumulado, aplicar los escasos recursos disponibles a generar fuentes de liquidez para el sistema de forma que este se libere de las tensiones por lo urgente y pueda aplicarse a resolver de forma correcta lo importante, que es su ajuste de balances. Ese es el camino ineludible a transitar para estabilizar nuestra Economía.

La Cantidad de Dinero.

“Nuestro” Banco de España, no contento con hacer mal su función de supervisión, sigue sin reportar la cantidad de dinero (M2, enlace a definición) de nuestra economía; así que nosotros la estimaremos por la evolución del agregado Efectivo más Depósitos (línea azul).

Como se puede apreciar, desde 2.008 se mantiene estancada en un rango y muestra fuertes variaciones que han llegado a superar los 80.000 MM entre semestres. ¿Se imaginan las tensiones que ha padecido nuestro Sistema Financiero? Desde hace un año la “M2” se ha tocado un “suelo”, que esperemos no perfore, y en términos reales se ha podido perder un 7% desde Junio de 2.009; algo que es una verdadera barbaridad.

Hemos de considerar, y los que hemos trabajado con balances bancarios sabemos que la parte líquida, por razones de rentabilidad, se busca sea la mínima posible, y que además el Efectivo y Depósitos de nuestras instituciones financieras está invertido en buena parte en activos inmobiliarios, con lo que su liquidez intrínseca es bajísima; así que estas fluctuaciones, con un BCE de los más talibán (de eso hablaremos otro día), son trasladadas de inmediato al crédito privado y han causado verdaderos estragos en la economía real, la Sociedad y el Fisco.En esa situación, el déficit público, al absorber liquidez implica reducción del crédito a otros sectores, destruyéndose empresas, empleo y contribuyentes netos, generándose más gasto público social, recaudándose menos y aumentando el déficit y con ello creándose un círculo vicioso suicida. Además, al haber endeudamiento externo y mala gestión económica que aumenta la prima de riesgo, se aumenta el déficit por cuenta corriente (línea roja del gráfico, enlace a definición); que substrae base monetaria (enlace a definición) y que con su efecto multiplicador contrae aún más la cantidad de dinero.

Lo que llama la atención de nuestro pésimo debate sobre la Crisis es como un elemento monetario tan fundamental y básico en macroeconomía como este de la M2 ha estado ausente del debate. Desde que publicamos allá por abril de 2.009 los determinantes de la Política Económica (enlace a paper) y el Ajuste Económico en la Zona Euro en marzo del 2.010 (enlace a paper), nadie, salvo una mala copia con tintes paranoicos y sin la correspondiente atribución de autor, el resto, ni de la Academia, ni el ejercito de burócratas “bien” pagados, ni de los partidos, ni las asociaciones empresariales, o servicios de estudios, ha contribuido como debieran a alertar de este elemento clave. Suspenso general en Macro

Nuestra Máquina de Imprimir o Destruir Euros.

Así las cosas solo tenemos una forma de aumentar la liquidez y ella es teniendo un superávit en Cuenta Corriente; hoy nuestro déficit anual es del orden de 30.000 MM de euros, contrayendo la liquidez por el proceso descrito. Hasta ahora nuestro agujero comercial (y monetario) se financiaba vía cuenta de capital de la balanza de pagos (enlace a definición) a través endeudamiento e inversiones extranjeras, pero es evidente que tras el destrozo de Zapatero eso no es posible en un futuro próximo.  

Dicho esto, la solución es evidente: la Política Económica y los pocos recursos disponibles se han de destinar a obtener un superávit en Cuenta Corriente. O se actúa o la economía tendrá que contraerse empobreciéndonos hasta que se equilibre el Sistema, y aquí no valen soflamas dogmáticas de keynesianos manirrotos, de anti-keynesianos tiroleses con pocas lecturas o amateurs de medio pelo.

La Bala de Plata de Mariano Rajoy.

Lo de la confianza está muy bien, sobre todo con los acreedores internacionales a fin de equilibrar los balances de la economía y reducir la prima de riesgo que además alivia la Cuenta Corriente, pero en lo relativo a la reactivación interna es pura fantasía: tan pronto empiece cierta expansión sería asfixiada por el aumento de las importaciones. Por eso el Plan de Guindos (enlace a artículo) u otros, más elaborados y mucho mejor hechos, como el de Club de Empresarios (enlace a plan), están abocados al fracaso.

La bala de plata es nacionalizar la cajas no viables, reestructurarlas pidiendo responsabilidades y enfocar ese gran banco bueno, aprovechando la capilaridad de su gran red de oficinas para financiar la exportación. Recapitalizarlo no sería problema pues el Estado tiene activos para ello, solo haría falta la persona ideal, pero eso requiere un apunte generacional.

Apunte Generacional y Ciclo Económico.

Cuando en la generación en el Poder (52-72 años, + 2) hay conflictos o se (re) conforman equipos, conviene ver quién se va, si son los más aptos y honestos o si se quedan los que sirven intereses ajenos al Bien Común;eso nos indicara claramente si quien lidera equipos es persona de fiar o no. Pues bien, ¿Nombrará Rajoy a Manuel Pizarro para dirigir ese gran Banco Bueno o ya lo han idoEntonces sabremos si acertará Rajoy y como será su ciclo económico.

Supongamos que acierta. Rajoy debe dar dos golpes de timón para que nuestra vetusta y señera nave cambie de rumbo: el comentado de las cajas y el ajuste fiscal, ambos dirigidos a que empecemos a generar liquidez, si no, no fluirá el crédito. Este cambio de rumbo hacia una economía más comercial en sentido global y más mercantil en lo cultural debería empezar a notarse a mediados de 2.013, como se ve en la siguiente gráfica (línea roja).

El primer año y medio toca recesión y muchas reformas, las commodities y una prima de riesgo más bajas ayudaran a la liquidez, a partir de ahí, a remolque de las exportaciones y la mejora de la balanza por Cuenta Corriente podremos esperar que fluya el crédito, empiecen a crearse las 300.000 pymes que lleven el paro a niveles aceptables y entonces, tal vez, se reactive algo la construcción de viviendas nuevas adaptadas, esta vez sí, a las necesidades de los clientes.

Si hacia finales de 2.014, con precios de commodities más altos no conseguimos financiar exportaciones adicionales por 15.000 MM de euros trimestrales, evitando burbujas en la exportación (que también las hay), volverán los problemas de iliquidez y entonces no podremos ni comenzar a soñar con dirigirnos a ser un país normal; para evitarlo habrá que usar esa bala de plata, no le veo otra. Lo sabremos pronto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba