Macro Matters

Plan Guindos: Ruina Definitiva

Digo definitiva porque la actual no nos la quita nadie. Justamente de lo que se trata es de salir de la actual, no de aprovechar la ilusión del cambio, la fiesta pos-electoral y los cien días de gracia para imponer una de las mayores operaciones de Riesgo Moral (o Moral Hazard) vistas, por la que nadie se hace responsable de nuestro dinero al tiempo que se agotan nuestras últimas posibilidades de financiación, haciendo un apaño que contenta a malos gestores y castas regionales pero condena al país a una espiral de insolvencia permanente. Veámoslo.

El Plan de Luis de Guindos.

La “idea” – enlace con la noticia - es que el Estado, o sea todos, le compremos a los bancos y cajas unos 175.000 millones en activos inmobiliarios problemáticos; ello se haría en el primer trimestre de 2012 acudiendo al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que es ese Fondo Monetario Internacional Europeo y que como el FMI original no suelta un euro sin imponer duras condiciones.  Luego se haría un road show – ala Pepiño’s tournée – para venderle lo comprado a especialistas internacionales en activos problemáticos (distressed assets) y que al parecer ya podrían estar interesados en dichos activos tóxicos.

Absurdo. Primero no son activos tóxicos, pues no están titulizados y estructurados en ningún mix; son simplemente créditos fallidos de inmuebles que han producido una rotura de balances en algunas cajas.Segundo, no se puede hacer una valoración adecuada de aquí al primer trimestre de los mismos, a menos que dé igual y el negocio sea otro.Tercero, no resuelve las responsabilidades de mala gestión, al contrario, las premia e incentiva; por no hablar de los que ya han hecho saneamiento y una buena gestión. Cuarto, no se valora las exigencias de la FEEF ni se contempla el cuadro general de financiamiento de nuestra economía, al tiempo que se agregan todas las entidades en vez de ir caso por caso.Quinto, no es un plan integral para el Sistema Financiero ni se integra en nada parecido.

Es muy probable que los lectores, tras una crisis tan discutida hayan hecho una valoración similar. A mí, además, este plan me recuerda demasiado, y con eso no digo que haya algo delictivo en él, planes artificiales de economistas políticos al servicio de una minoría financiera, que dando por perdido un país, generan un boom artificial a fin de liquidar sus inversiones locales y trasladar sus activos a otras áreas de interés; en Hispanoamérica, de esas acciones ajenas al Bien Común han surgido regímenes izquierdistas que todavía hoy hemos de lamentar. ¿Qué hacer entonces?

El Camino Correcto:

Lo que corresponde, dentro de un Plan de Estabilización de la Economía española, es una reforma integral del Sistema Financiero Español que resumiría, cambios regulatorios aparte, de la siguiente manera:

a) Reforma del Banco de España. Primer responsable de nuestra crisis. Implicaría el cese del actual gobernador y la cúpula directiva, dotándole de una organización que le permita ser lo que fue y sabe hacer: conseguir y mantener la competitividad de nuestro Sistema Financiero; una vez apartados los gestores incompetentes se podrá obtener el diagnóstico correcto de nuestro Sistema Financiero.

b) Deshacer en lo posible la madeja de Mafo. El actual mapa bancario español es producto de la muy personal estrategia del actual gobernador del Banco de España (BdE), que sin ser economista o tener la menor experiencia bancaria la ha liado parda; de forma que lo primero sería deshacer sus inventos, apartando las instituciones no viables de las fusiones y que las viables, ya fusionadas o no, apechuguen con lo propio, que ya tienen bastante.

c) Nacionalizar las Instituciones no viables a neto patrimonial, valor cuyo cálculo se hará, este sí, con Esquema de Protección de Activos. Siendo banca pública regional pasarían a serlo nacional. Se les haría un saneamiento con exigencia de responsabilidades a sus gestores y su recapitalización no significaría mayores tensiones si se hace bien, que se puede. A este banco nacional se le orientaría a la financiación de la exportación y llegado su momento se privatizaría.

d) BdE y BCE: el Eurosistema es disfuncional y cumple el dicho “unos por otros y la casa sin barrer”; eso ha de asumirlo el nuevo equipo gestor del BdE que ha de procurar su reforma siempre priorizando el interés nacional. En cuanto a la Autoridad Bancaria Europea, invento burocrático de la UE para usurpar las funciones de los Bancos Centrales y del Banco Central Europeo (BCE), como es una disfuncionalidad más, lo mejor es dejarla morir sin hacer ruido.

e) Basilea III: ese es el marco con el que se va a trabajar y cualquier apaño a lo Mafo, interferencia, invento, ocurrencia de la UE, etc. debe ser rechazada manteniéndose el rumbo ya fijado en Basilea III. Punto. El resto son movidas europeas, con o sin ayudas locales, para quedarse con nuestro sistema financiero a precio de saldo.

Camino de Grecia:

Una de las pocas cosas de interés que le he oído al señor de Guindos es su eco de los lamentos de nuestras instituciones financieras en su odisea de financiamiento, porqué más que un tema de cuantificación de datos recibidos de las mismas y malabarismos contable-financieros, lo que debió hacer es ir al origen de la iliquidez.

Tras la euforia del cambio y el apaño de balances a costa de los contribuyentes, la propuesta de Guindos impulsaría el crédito e incluso podría hacer creer a algunos que ha vuelto lo de antes, pero tan pronto la economía arranque entraría en una crisis de liquidez con unos parámetros similares a los de Portugal, con más paro y déficit fiscal. Tras ello, la peor izquierda creería demostradas sus tesis y a partir de 2.015, si no antes, tendríamos una gestión a la griega, con lo que perderíamos una oportunidad histórica de ser un país con una economía normal.

Aznar ha dicho recientemente que este país se lo habían fundido, pues ya puede embridar a su protégé porque de lo contrario en año y medio se tendrá que comer todas y cada una de sus palabras. Si alguien envaino su espada pensado que el expolio intergeneracional del “pisito” había terminado, ya puede ponerse en guardia porque parece que podría estar vivo y coleando. Sería breve, porque en los mercados lo descontaremos rápido, pero el daño irreversible estaría hecho.

El “plan” de Guindos no ocuparía nuestra atención si no viniera precedido de continuos e insistentes rumores sobre su posible designación como Ministro de Economía, incluso se le atribuye la siguiente subida de IVA (otro error) con la que Rubalcaba, que no hizo bien sus deberes, intentó lancear a Rajoy en el debate. Pasado el mismo, es el momento de oponerse con fuerza a esta iniciativa que no atiende al Bien Común, es equivocada en lo financiero y absurda desde el punto de vista macroeconómico, como veremos en el próximo artículo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba