Macro Matters

Hombres de negro y PIB Mundial

La expresión "hombres de negro", entendida por todos, ha venido siendo utilizada en los medios de comunicación a guisa de amenaza de lo que nos espera si no somos buenos chicos y hacemos ciertos deberes económicos. Son los malos malísimos de la troika, palabra rusa que desina un carro de tres corceles (¿triádriga?), y que en temas de economía europea identifica a la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. Unos reyes magos que solo reparten carbón y disciplinan a quienes se han creído las quimeras que nos venden sus amos.

Hombres de Negro

En Occidente este atuendo se impuso entre las élites allá por el Renacimiento, antes del triunfo del racionalismo, y desde entonces fue la norma para diplomáticos, banqueros, banqueros centrales, grandes mercaderes, jueces, abogados, académicos (enlace a regalía académica española), clérigos cristianos y judíos, artistas de primer nivel, órdenes nobiliarias y posteriormente de policías y árbitros deportivos, estableciéndose así un arquetipo que todos entendemos a la primera.

Una especulación heterodoxa atribuye esta moda a la búsqueda, desde la tradición clásica occidental, de un orden social benéfico eficaz ante el creciente acoso turco a Europa, el desmembramiento del Imperio Romano de Oriente y otras guerras religiosas. La indagación de una nueva Edad de Oro evocó la cuarta Égloga del bardo Virgilio (enlace a texto en español, enlace en latín), clave de los enigmas de Nicolás Poussin, y del tal vez más influyente poeta de todos los tiempos, quien antes de Cristo escribió: … ya nace de lo profundo de los siglos un magnoorden.Ya vuelve la Virgen, vuelve el reinado de Saturno; ya desciende del alto cielo una nueva progenie.

Cuentos navideños aparte y aunque que el viejo dios Crono aún guarda alguna sorpresa, es evidente que las sociedades necesitan autoridades que las rijan, un orden, leyes, alguien que las haga cumplir, y la idea de que se invista y distinga a las elites, a quienes tiene poder, con un color saturnal de seriedad, inhibidor, que les contenga en más de un sentido, ya sea porque administren nuestros ahorros, apliquen nuestras leyes, eduquen a nuestros hijos, curen almas o persigan la delincuencia, lo encuentro útil como reforzador de conducta de esos personajes; otra cosa es que inviertan su funcionalidad y devoren a nuestros hijos o su futuro.

A las élites norteamericanas esta analogía les pirra, tanto es así que la citada estrofa de Virgilio inspiró la conocida frase del gran sello de Estados Unidos relativa al Nuevo Orden de las Eras, emblema gubernativo de esa nueva república imperial romana de diseño. Ese orden nuevo, con la misma inspiración pero mejorado, llega a lo cotidiano, del proteger y servir de las policías a la etiqueta social con sus black tie meetings y black and white parties, e incluso les sirve para tratar la crisis, como hizo Oliver Stone, hijo de un bróker neoyorkino, en su segunda parte de Wall Street, un film que no se entiende sin su trasfondo saturnal. El tema daría para horas de animada conversación.

En España, como aprendices de brujo pendulares, enmendamos la plana a todo eso y optamos por una saturnalia permanente, dándose la paradoja de que nuestros artistas cómicos, sobre todo los vinculados al llamado clan de la ceja, son nuestros hombres de negro más visibles e incluso a renacido un viejo personaje en forma de payaso de negro con un video comercial digno de olvidarse. Así nos va.

Distribución del PIB mundial

Es el resultado de una competición global entre países, donde la dotación en cantidad y calidad de los recursos humanos, materiales, tecnológicos e institucionales conforman la producción y distribución mundial de la producción. El reparto de esa tarta la pueden ver en la siguiente gráfica; está en términos de paridad de poder de compra (PPP), esto es, dólares que valen igual en todas partes. Hemos seguido la regla de Parteo del 80/20, que en este caso significa que el 80% del PIB mundial vendría explicado por el 20% de lo países, más o menos.

Los datos son de 2.007 por dos razones: primero, porque tras padecer la información del FMI por casi treinta años encuentro conveniente darles un margen para revisiones; y segundo, porque ese año las elites mundiales culminaron la conformación de un PIB insostenible que se encuentra en proceso de restructuración, lo que nos lleva al siguiente punto.

La globalización: El campo de juego de las élites

Algunos puritanos de salón son refractarios al término elite, ya que en ciertos países como el nuestro ha venido a generar, salvo honrosas y valiosas excepciones, un colectivo vanidoso y chapucero que nos ha llevado a la ruina y a seis millones de parados; sin embargo, lo cierto es que los sistemas las generan, existen y existirán y son los verdaderos determinantes de nuestro bienestar, nos gusten o no.

El FMI presenta unas previsiones hasta 2.017, un año importante, ya que, aunque ellos no lo contemplan, veo muy probable una recesión más fuerte que la actual para 2.016-2.017, que no es global. Destaca el triunfo Chino que más que dobla su PIB y llega al primer puesto mundial, así como el ascenso de Asía y países islámicos; las previsiones de Europa son demasiado optimistas al no considerar la debacle demográfica que empieza a sufrir o, como en el caso de España, donde es imposible que aumente el PIB un 20% si aún no hemos sobrepasado el de 2.007, y dudo que lo consigamos para entonces como expliqué en La Depresión Clásica Española.

En el caso americano y su estatus global ha de considerarse su condición de economía expandida, un tema mucho más complejo que la ideíta de la materia oscura. En todo caso y con esas salvedades, la tabla es de gran utilidad a empresas medianas a grandes de cara a su expansión internacional centrada en la exportación; para las medianas a pequeñas, mejor mírense mi trabajo sobre países próximos bien gestionados (enlace), donde tendrán más seguridad y facilidad para la exportación. 

Casta y futuro de España

El futuro de nuestro país está en su encaje global y hoy depende de una casta política que va desde Christine Lagarde, la mujer de negro del FMI, a la UE y a nuestros gobiernos y gobiernitos, que explotan nuestro territorio y sus habitantes, una elite cateta sin control, en buena parte corrupta y que si no fuera porque la padecemos, cuando hablan y actúan producirían hilaridad, cuando no pavor, por sus ocurrencias y solo hay que ver hacia donde llevan a la UE, a España o a Cataluña y País Vasco.

Qué decir de nuestros hombres de negro del mundo académico, desde donde derraman sus ocurrencias y mala educación hacia el resto del Sistema, un sistema que por su naturaleza oligárquica implica paro estructural. De ellos no vendrá el cambio y solo un Sistema Representativo con División de Poderes, como lo expresé en España 2.014, una crónica, empezaría a solucionar nuestros males; sin ese cambio los problemas de pobreza, que se agravarán, no comenzarán a solucionarse pues no habrá regeneración, al menos por las buenas. ¿La quieren por las malas?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba