Macro Matters

Gestión Económica y Morosidad Crediticia

Hay al menos por tres vías por las que la gestión económica afecta la morosidad crediticia: una, la que atiende a la solución de los equilibrios generales de la Economía; otra, la que se realiza en el sector financiero desde el Banco de España y los ministerios del área económica; y la tercera, desde la gestión propia de los directivos bancarios en sus empresas y, por supuesto, desde su labor de lobby en su propia cámara empresarial y ante el gobierno y sus organismos reguladores. Hoy veremos ese indicador de gestión que es la morosidad crediticia del Sistema Financiero.

En lo que respecta a la los equilibrios generales y las acciones sobre el sector, es conocida mi mala valoración tanto del actual como del anterior gobierno. Mi crítica ha sido constante desde 2.009, cuando puede empezar a hacer públicos mis trabajos sobre el particular. El gobierno ha cambiado pero el mal enfoque inicial sigue; lo adelantamos antes de que De Guindos fuera Ministro, le indicamos el camino al gobierno Rajoy tanto en algunas acciones principales como en las soluciones macroeconómicas; lamentablemente, el nuevo gobierno ha preferido priorizar sus intereses corporativos. No se imaginan la que nos han hecho unos y otros; que queda mucha Crisis y encima nos la han alargado.

Evolución de la Morosidad.

Todos sabemos perfectamente que hay un componente principal de la morosidad que viene del origen de la Crisis y que empezó a hacer presencia en 2.008. Se hizo una mala gestión económica general hasta ese año y eso había que pagarlo, así surge con fuerza la morosidad hasta junio 2.009 (línea roja, eje derecho, siguiente gráfica), principalmente de origen inmobiliario; adicionalmente, apareció la morosidad no inmobiliaria producto de la recesión pero se entró en una espiral de insolvencia sistémica, que no se quiso solucionar por no atacar a fondo el complejo cajas-políticos-inmobiliario. Los americanos lidian el Complejo Militar-Industrial, de gran ayuda en su liderazgo tecnológico, comercial y militar, mientras nosotros padecemos ese engendro casposo e insaciable, cuando no delictivo.

En 2.010 hubo una breve tregua, sobre todo en la morosidad de las familias (línea amarilla, eje derecho, siguiente gráfica), ante la recuperación internacional, que en nuestro caso resultó ser falsa, pues tras la típica mejora cíclica por reposición de inventarios se fue al traste por la espiral de contracción crediticia en la que nos han metido. Aquellos malditos brotes verdes dieron alas a soñar con mantener el alocado nivel de precios de los inmuebles y salvar el complejo políticos-cajas-inmobiliario. Si entonces se aparcó la reconversión del sector, este gobierno ha reforzado aquel mal camino, con los inventos de Mr. de Guindos, condenándonos a una tasa de morosidad galopante (línea roja, eje derecho, en gráfica anterior) y a la asfixia empresarial: la caída en los préstamos (línea azul, eje izquierdo, gráfica anterior) en Julio de este año ha sido la más alta en términos porcentuales desde enero de 1962, cuando se empezó a registrar esa estadística.

Un Mal Lobby Bancario.

A la banca sana la coge la Crisis con un riesgo inmobiliario mucho menor que a las cajas politizadas y la percibe como otra recesión, solo que más dura: un error gravísimo. En esto de percibir recesiones no hemos de olvidar que la última fue hacia 1993 y desde entonces el vaciado de experiencia en sucursales y el cambio de liderazgos por arriba a todos los niveles ha sido, en ambos casos, histórico en las grandes unidades bancarias creadas y telúrico en las que se han globalizado. Súmenle que la casta política ha intentado cooptar los Servicios de Estudios Económicos y tendrán todos los componentes para un mal diagnóstico de la Crisis.

Desde ese error de partida, en toda lógica (errada), se siguió la estrategia de competencia típica cuando caen competidores en el sector bancario: captar sus clientes y si alguna de las entidades intervenidas interesa, comprarla. Eso estaría bien si el problema no fuera Sistémico y grave; es decir, va más allá de que se produzcan contagios negativos en el pasivo (fuga de depósitos a entidades de otros países) y en el activo (quiebras empresariales en cadena). El tema es mucho más serio, ya no hablo de que no podamos crecer, es que el Sistema no va y, como hemos alertado varias veces, entra en una espiral de insolvencia empresarial (línea disparada en azul oscuro, eje izquierdo, siguiente gráfica), paro, insuficiencia fiscal, crowding out, para generar más insolvencia empresarial, etc.     

Uno que ha ido desde niño a reuniones de accionistas (no multitudinarias) de su banco, que ha tenido que hacer gestiones discretas a subanco para recuperar documentación de clientes en casa de un directivo (con oficio pero felón), que se ha formado y trabajado con eso siempre en mente y que ha padecido dilución accionarial y pérdidas patrimoniales por mala gestión y Crisis serias, termina viendo venir desde lejos ciertos procesos e identificando quien tiene oficio bancario honesto y quien no, o la diferencia entre un banquero y financista. Por las mismas razones nunca se me ocurriría el absurdo echar la culpa de la Crisis a la Banca, pero es evidente que ha de cambiar su forma de hacer lobby; de hecho, muy probablemente sean los únicos que puedan aportar soluciones, porque De Guindos es un financista y no un banquero y hace según su naturaleza, punto: no le den más vueltas.

El Banco Bueno.

Esta Crisis va a significar atrasos de décadas en muchas áreas y una de ellas es la bancaria: vuelve la banca pública que luego habrá que privatizar desandando lo andado. ¿Pero no eran las cajas banca pública regional? No, ese subsector era y es banca pública politizada. ¿Y quién garantiza que no habrá más de lo mismo? Un Banco de España reformado y un Banco Bueno que surja de la reconversión de las cajas politizadas. ¿Y eso quien lo hará? Personas con oficio y ética; búsqueselas. Entiendo que tras décadas queriendo vivir sin Moral ahora cueste, pero gente honesta y competente hay; se puede hacer y los americanos lo hicieron con General Motors (si pueden hagan clic este enlace, que es aleccionador en muchos aspectos).

Hay personas sensatas, bien informadas y con criterio que piensan de buena fe (incluso en el gobierno) que con sanear los balances del Sistema Financiero esto arranca; pero eso no es suficiente, hace falta una reconversión del área politizada. Otros en la banca sana temen un competidor público y su riesgo de más intromisión política (ambas cosas son ciertas) y siempre les digo, no se puede ser un buen boxeador sin un sparring ni boxear sin arbitro (BdE); cuando creen que esto no va con ellos, esperen a que venga la segunda ronda de morosidad: nosotros la veremos antes, la semana que viene y bajo un supuesto cíclico parecido al de la CEOE, a ver si siguen pensando lo mismo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba