Macro Matters

Geografía y demografía económicas

Quienes leen este blog conocen mi queja sobre el abandono o incluso desconocimiento de esas dos ramas de la Economía, casi tanta como la de la historia económica. Pues bien, recientemente, por una feliz coincidencia y por afinidades metodológicas, he tenido que analizar el trabajo de un conocido analista que, basado en ellas, hace pronósticos sobre el futuro de naciones, algunas vistas aquí, y he creído que les sería útil conocer parte de ese trabajo; lo que no haremos es perder el tiempo en cuestionar denominaciones aceptadas por el consenso científico global. Empecemos por el personaje.

¿Una estrella en alza?

El estadounidense Peter Zeihan es licenciado en Ciencias Políticas, postgraduado en estudios asiáticos en Nueva Zelanda y máster en Desarrollo Económico. Tras trabajar para el Departamento de Estado en Australia y Washington, fue Director de Análisis Global de Stratfor; ha escrito un libro sobre Estados Unidos: The Accidental Superpower (pienso justo lo contrario) y prepara otro: Shale New World.

Tras dejar Stratfor, crea su propia firma de consultoría, convirtiéndose en conferenciante a tiempo completo y no parece sufrir de ese síndrome de “mamá he salido en la tele” del típico “vende libros”. Muchas multinacionales acuden a él en busca de análisis bien fundamentados y, nos guste o no, su opinión nos afecta.

Al contar EE.UU. con más kilómetros navegables que el resto del mundo sumado parte con una ventaja “comparativa” absoluta

La cuenca del Misisipi como modelo base

Ya hablamos de ella al tratar “Estados Unidos y el ciclo de las commodities” --en el que no faltó el trol de turno-- y a Zeihan le sirve de base para fijar sus enfoques, en los que las vías fluviales navegables para grandes transportes son fundamentales en el futuro de un país, hecho que entendemos, según casos, extensible a las marítimas. Así, salvo que reviente la caldera de Yellowstone (cosa que alguno propone), al contar EE.UU. con más kilómetros navegables que el resto del mundo sumado parte con una ventaja “comparativa” absoluta

Dichas infraestructuras naturales se convierten en determinantes estratégicos clave cuando las materias primas, la población y los centros fabriles se encuentran en sus “proximidades” en cantidad suficiente; lo justifica por el hecho de que el coste del transporte se reduce en una proporción de 15:1, pudiendo llegar a 50:1, facilitando enormemente la generación de capital. Según explica (enlace a vídeo), la geografía económica prácticamente garantiza el éxito americano (eso sin considerar aspectos culturales, tecnológicos, militares, mercados, etc.).

El determinante demográfico

Hecha la anterior aproximación al territorio, lo siguiente, en pura lógica, es estudiar quien lo habita. Zeihan, como corresponde, utiliza en sus análisis (la “opinión” es otra cosa y tiene su sitio) abundante y buena estadística sobre la estructura demográfica de los países (enlace a video), centrándose en la ignorada evidencia de sus efectos sobre el consumo y la generación de capital (no confundir con creación de dinero); sus conclusiones, en general, son correctas y en este aspecto los EE.UU. vuelven a quedar bien parados, no así sus competidores estratégicos.

Tengo que llamar la atención sobre un error común entre los “think tanks” (un caso de muchos), relativo a la datación de las generaciones, del que también parece ser víctima  Zeihan, y es que utilizan la teoría generacional de Howe y Strauss desplazando en cinco años a futuro las fechas de comienzo y término de dichas generaciones; además, cada país tiene su propia datación (ver siguiente gráfica) y muchos solo usan la de EE.UU.. No se puede coger una teoría y aplicarla de esa forma pues puede llevar a conclusiones y estrategias empresariales y políticas erróneas.

Sin embargo, cuando se sale de la datación generacional hay que decir que acierta y, por ejemplo, para España, que es de los pocos que se podría salvar del desastre demográfico (no de su crisis demográfica), recomienda a los que están entre 30 y 40 años que tengan hijos y alcancen la tasa de reposición (2,1 niños por madre).

Esa recomendación, que es la misma que hemos dicho en varias ocasiones, me sirve para ilustrar las consecuencias del mencionado error. Verán, estos nacimientos formarían la generación llamada “Artistas”, la equivalente a la pasada de Suarez, que es la que, tras criarse en la austeridad de la Crisis, termina siendo la que mejor vive dentro de los ciclos generacionales pudiendo cuidar mejor de sus padres; así que no debería evitarse la natalidad por miedo a que el futuro sea como el actual, aunque exige su construcción, obviamente.

Vienen cambios telúricos

Sus previsiones de entorno global apuntan un intervencionismo americano más condicionado (más caro para el resto, ya ocurre), que se acentúa con su revolución energética y su menor dependencia del comercio internacional de bienes; este último aspecto, al que yo añadiría la emersión del Islam (y de su versión chiita, tras el acuerdo nuclear), que entorpecerá el tráfico marítimo (zonas críticas), es algo que nos afecta mucho y, si tuviéramos lo que hay que tener, podríamos/deberíamos incluso aprovecharlo, ya que determinará también la localización fabril global.

Europa que está hoy en la mejor situación de generación de capital y, por su demografía, irá a peor

De Europa, concluye, que está hoy en la mejor situaciónde generación de capital y, por su demografía, irá a peor. Por sus arterias fluviales (es su modelo), salvo el Danubio, que es muy utilizado por las industrias alemanas (pero menos que el Rin), es la única vía trans-europea, el resto son nacionales que han de complementarse; el otro río de importancia es el Dniéper, que, también desemboca en costas ucranianas. Sobran comentarios. Pasamos así a Rusia, que afronta una grave crisis por demografía económica y una geografía económica adversa, tiene unos cinco años para estabilizar sus retos geopolíticos; según él, es la gran perdedora global.

De China, que tenía un sistema fluvial muy aprovechable hasta que construyó la famosa presa, cree que agotará su ascenso dado su sistema bancario, su orientación industria-exportación, y su desastre demográfico y el de sus clientes; y yo añadiría que en el resto de Asia, que no se entiende sin el efecto de la causa americana, el resultado es similar, con matices (hemos visto los casos principales). A India, que también la estudiamos, la ve estacionaria. Seguramente el AIIB propuesto por China, competidor del ADB, entre otras iniciativas, tiene mucho que ver con todo esto.

Latinoamérica, España y la necesaria simplificación

México, Centroamérica y quienes tienen libre comercio con EE.UU. irán bien, el resto no, pues la mala distribución de población, recursos naturales y vías fluviales se ha agravado con el boom de las commodities y las locuras de sus político corruptos. En Argentina, el mejor dotado geográfica y demográficamente, el problema es cultural.

España es un caso particular, en el que no entra a fondo, y solo es optimista con Santander y BBVA de cara a una futura crisis de capital

España es un caso particular, en el que no entra a fondo, y solo es optimista con Santander y BBVA de cara a una futura crisis de capital. Añado que no tenemos buenas infraestructuras fluviales pero sí artificiales, lo vimos, y su salida depende de aprovecharlas con una buena libertad de comercio, como plataforma exportadora (lejos del catetismo actual) y otras difíciles acciones. Creo que nuestro problema cultural es salvable, ya que la media dista mucho de la de algún que otro salvaje e incansable difamador que pasa a comentar por aquí; afortunadamente, esto tiene mucho que ver con “el espíritu de una Era”, algo que cambiara con el fin del actual ciclo generacional. 

El método de Zeihan es el tradicional de los tres factores de producción: tierra, trabajo y capital; tiene su crítica, pero, como con todos los autores, hay que hacer antes los deberes. Aún así, es un analista a seguir y pueden empezar por este enlace de una conferencia a un lobby (eso que no queremos entender) regional, pues hoy tuvimos que simplificar muchísimo su trabajo. Lo que está claro, es que, tras los cambios que vienen en la próxima década, nuestra vida se va a parecer poco a lo que hoy tenemos, sobre todo si se quiere tener éxito. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba