Macro Matters

Ganadores y Perdedores de la Crisis

Como es evidente nuestra Crisis no ha terminado y se alargará, salvo cambio del equipo económico, al menos otros cuatro años más y los ciudadanos seguirán siendo perdedores seguros; así lo hemos visto en distintas ocasiones, ya fuera al analizar los precios de la vivienda o el Consumo. Pero ese hecho no significa que todos los sectores pierdan, algunos serán ganadores para el Bien de todos y otros, como los políticos, a costa del Bien Común.

Para calificar ganadores y perdedores haremos un ranking en atención al ciclo económico 2.008-2.011, similar al de la semana pasada, viendo quienes han crecido más que el PIB real (total). Ese ciclo económico puede analizarse datándolo de varias formas, en el día de hoy lo haremos desde el anterior máximo, el de 2.008, hasta la siguiente cresta en 2.011, que desafortunadamente ha sido un 3.7% menor que la de 2.008; algo lamentable pero asumible como coste del saneamiento si fuéramos por el buen camino, que no es el caso.

Como no creo que esta recesión de 2.012 haga de base de solución de nuestra Crisis, aunque algunos todavía sueñan con fantasías pasadas que no volverán, pienso que con la política actual muchos sectores terminarán en 2.016 un escalón más debajo de la cresta de 2.011. Ya me gustaría que fuera de otra forma, pero, en general, los próximos cuatro años habrá más de lo mismo para la mayoría.

“Ganadores” de la Crisis.

De nuevo usamos las comillas, porque, como veremos, es una cualificación bastante relativa, más que nada porque muchos sectores tienen grandes peculiaridades y ganan sobre otros que van fatal. La Tabla con el ranking la pueden ver de seguido.

En color marrón tienen los datos de demanda (de gasto) y en azul de oferta (de producción), pero esta vez no veremos precios si no cantidades, crecimiento del valor agregado real. El lector podrá ver cada sector que más le afecte y, espero, que eso le ayude a prever y mejorar su futuro, a buscar soluciones, a adaptarse y a ir a más (siempre).

Hay un claro ganador absoluto que es el sector relacionado con las tecnologías de la información y las comunicaciones y que, además, también lo será en el ciclo 2012-2016; aunque menos de lo que podría si se hiciera una buena política general y, digámoslo, si el antes pujante e innovador sector de edición e información de Cataluña no hubiera preferido rendir su voluntad a los políticos locales abandonando la libertad de los Mercados Globales, ya que el salto al tren lo perdieron hace tiempo, sobre todo en edición, generación de contenidos y aceptación de sus marcas en el mundo de habla española (too bad). 

En España tenemos una única y clara empresa representativa de este sector y es Telefónica, con intereses en medios, editoriales y por supuesto telecomunicaciones. La clave está en la migración de publicidad de una Prensa regida principalmente por el Establishment posmoderno de una Era Generacional que muere; mientras ese soporte de mensajes prácticamente desaparecerá, los nuevos medios de Internet vivirán otro auge en el ciclo 2012-2016, siendo de los pocos sectores que superará su máximo del 2.011, y además de forma sostenida cada año.

Las exportaciones de bienes y servicio (enlace para más detalles), en segundo lugar, son el verdadero futuro. Me temo que harán tope en 2.016, por debajo de su potencial, al no crearse el Banco Bueno (palabra vetada por el Establishment) y por la falta de proyecto de futuro de la generación en el poder. Habrá que esperar al cambio de Era Generacional, que todo indica vendrá por las malas.

En tercero ganadería y agricultura. Triunfo a medias, pues producen más, 2,2% de media anual, pero con deflación, con lo que su facturación total se menor que en 2.008 mientras sus insumos se encarecen. A pesar del crecimiento de la demanda mundial, seguirán con su reestructuración secular.

El cuarto y quinto lugar es para servicios públicos, principalmente. Más Poder para los políticos gracias a la Crisis que ellos mismos han creado, incluida la demográfica, y todo a costa de los españoles de origen. Las actividades recreativas (¿incluimos la Política?) en sexto lugar crecen algo ayudadas por el turismo y seguirán esa tónica de cara a 2.016. El séptimo son rentas imputadas estadísticamente por el uso de inmuebles y alquiler, que pensamos crecen, aunque muy poco, principalmente por el crecimiento de la población y mayor alquiler de viviendas.

En el octavo lugar resulta de unir el drama del comercio al por menor, que vimos en detalle, con menos consumo, más reparación, mas cierta ayuda a la debacle en hostelería por el turismo. El noveno son actividades profesionales, con facturación plana, que debe asumir más costes e impagados. Les viene un ciclo de cuatro años peor, como al siguiente del ranking: el Consumo Final Total que, cayendo el consumo privado, suma un sector público quebrado, que reducirá prestaciones y agravará el aumento de la pobreza.

En undécimo lugar tenemos la Capacidad utilizada de bienes de consumo, que termina en niveles del 70.8%, en zona deflacionaria y que terminará peor por el empobrecimiento general y caída de la renta disponible, que difícilmente se compensará con las Exportaciones ante la ausencia de Banco Bueno y políticas públicas orientadas al Bien Común.

Los Perdedores de la Crisis.

Son sectores cuyo crecimiento en el valor agregado está por debajo de la media nacional, es decir, con tasas recesivas anuales superiores al – 1,2% en promedio. Los puestos 13 y 14 los vimos agregados y en detalle en el artículo Adiós consumo, adiós, donde además de la caída por el empobrecimiento general y una nueva fiscalidad más regresiva hay una recomposición brutal del gasto consuntivo, cuyo ajuste afecta gravemente a una buena parte de la Economía. Todo indica que seguirá esa tendencia recesiva en 2012-2016; aunque algún año, tal vez 2015, crezca, en 2.016 será menor que en 2.011.

Industria en 15º lugar y Capacidad Utilizada en Bienes de Equipo en 16º son una pareja que bailan juntos. Con la capacidad utilizada del 74.9% en 2.011 (hoy menor), como la parte manufacturera de la industria no se oriente más a la exportación no verá mejoras solidas por muchísimo tiempo.

La caída del sector de demanda Importaciones podrá ir bien a la Cuenta Corriente, pero aparte del empobrecimiento comentado, también es un sector generador de empleo local y, en sentido amplio, una mala noticia. En los lugares 18º y 19º se emparejan en caídas los Impuestos a la Producción (pese a su inflación) y de la Fuerza Laboral Ocupada, ¿le dirá esto algo al gobierno, se lo han visto? ¿Por qué creen que venimos criticando las subidas de IVA regresivas desde antes que empezaran en 2.010? ¿Qué no ven su ineficacia recaudatoria y su daño al Consumo y al Empleo?

Lo grandes perdedores sin duda están en la Fuerza Laboral, trabajadores de todos los sectores, abrasados a impuestos regresivos y tasas políticas (¿qué tal la factura complementaria de electricidad?), y que han pasado de casi 20 millones en 2.008 a unos 18 a finales de 2.011 y hoy son unos 17,4 millones, y los que faltan, pues como el empleo no interesa a nadie, no hay plan de crecimiento y seguiremos reduciendo plantillas.

Donde la Depresión (deflación + recesión) es de caballo es en los sectores centrales de la Crisis: actividades financieras y de seguros junto con la construcción. Hasta aquí, normal; lo que no es normal es el picado casi interminable de la Formación Bruta de Capital Fijo y todo porque hay un reparto de la tarta en que los políticos ganan y los ciudadanos perdemos; ese reparto es tan perverso que hace que la tarta mengue mientras se sueña que, defendiendo intereses individuales, el daño al Bien Común no afectará a quienes deciden, que no son solo los políticos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba