Macro Matters

Crisis generacional española

La semana pasada alertábamos de la existencia de una potente fuerza recesionaria de largo plazo con origen en nuestro suicidio demográfico, consecuencia lógica del mesianismo político. Dicha fuerza la pueden ver en la siguiente gráfica, construida según un desarrollo de la hipótesis del Ciclo Vital de Franco Modigliani.

Como ese reto de largo plazo lo ha de asumir una generación, hoy haremos una radiografía de España según sus generaciones utilizando la teoría de Howe y Strauss (HS), unos autores que les dan unas denominaciones curiosas, que mantendremos adaptándolas (ver segunda gráfica), pues nos sirven para saber cómo son y cómo actúan esas generaciones, según unos valores y actitudes forjados de su infancia a los primeros años de su edad adulta dentro del espíritu de una Era (zeitgeist); también incluiremos personajes conocidos de otros países para comparar niveles. Veamos la clasificación:

Artistas de la reforma

Son los españoles nacidos entre 1921 y 1939 (Silent para HS, the lucky few); los artistas aparecen durante un período de desmadejamiento y crisis del ciclo generacional, un tiempo de ruptura social necesitado de un nuevo orden, con instituciones muy agresivas que exigen fuertes sacrificios. Son adaptativos, disfrutaron del pleno empleo y acceden al poder durante un Despertar (Revolución Cubana, Vaticano II, Mayo del 68 y Transición). La hemos denominado Reformista; es cierto que había rupturistas junto a reaccionarios que "aspiraban a instaurar un estado de cosas anterior" (más franquismo o la República II bis, un mesianismo político viejo), pero fueron y son minoría. 

Fuera incluye personajes como George Bush padre, Ted Turner, Warren Buffett o Helmut Kohl, y aquí a Juan Carlos I, Emilio Botín, Amancio Ortega, Isidoro Álvarez, López-Bravo o Adolfo Suárez, un personaje magnificado por los retos que afrontó, por su reciente muerte y por intereses actuales, pero que será secundario en nuestra historia, para bien o para mal, comparado con los que vendrán de la generación Nómada actual.

Profetas y mesianismo transicionista

Nacen de 1940 a 1961 (baby boomers para HS). Aparecen finalizada una crisis, cuando se ha creado un orden cívico nuevo, llegando a la madurez imbuidos por las ilusiones del Despertar (antes señalado) de sus años mozos y del que algunos son verdaderos cruzados; gobiernan en un período en que las instituciones se debilitan o son destruidas y la nación está en peligro.

En España la he denominado Transicionista por un subgrupo en general corrupto –comentado la semana pasada-, que solo sabe vivir de la política, que barre prematuramente y de forma torticera, en algunos casos por ley, a los Reformistas para luego intentar perpetuarse emulando sus modos, pero llevando al paroxismo sus malas ideas.

De fuera destacan Bill Clinton, George Bush hijo, Tony Blair, Gordon Brown, Sarkozy, Hollande, Alex Salmond, Barroso, Ben Bernanke y Janet Yellen, Steve Jobs, Bill Gates, Steven Spielberg y George Lucas. Son expansivos y en la empresa española tendríamos a Isidre Fainé, Sánchez Galán, González (BBVA), Juan Roig (Mercadona), Jorge Gallardo (Almiral), Brufau, Goirigolzarri, Alierta, José M. Lara, de entre una larga lista.

A nivel empresarial existe el riesgo del empecinamiento en la ideología, la inmolación por la causa y el dogma antes que el sentido de empresa, produciéndose casos ruinosos como el de Cebrián, Pedro J., Roures o también Intereconomía y Mario Conde, por citar algunos. Hay muchos más, algunos en gestación, sobre todo en las taifas donde les subvencionan (algunos casos) y distorsionan la situación de sectores muy tocados o de los empresarios honestos y capaces.

El caso de Grifols, sonrisa incluida, empresa mal situada para la deflación (ver rating), es paradigmático de quienes, a diferencia de sus mayores, creen que su éxito es ajeno al proteccionismo español, o que su acceso a mercados, capitales, tecnología o directivos foráneos ha sido independiente de la posición estratégica de España y de sus acuerdos internacionales; ya veremos cuando se hagan las cuentas del cambio de ciclo.   

En cuanto a los Transicionistas, es decir, quienes nos gobiernan, los que deciden en política, y que, siendo una minoría, son los causantes de nuestros problemas, tendríamos a Felipe González, Aznar, Zapatero, Solana, Rubalcaba, Rajoy, Rato, Almunia, Ana Botella, Xavier Trias, Elena Valenciano, Artur Mas, Fernández Toxo, Cándido Méndez, Maragall, José Bono, Paulino Rivero, Duran i Lleida, Carmen Calvo, Montilla, Carod Rovira, Ibarretxe, Pere Navarro, Urkullu, Jesús Eguiguren, Otegui, Francesc Homs, varios presidentes del BdE y un largo etcétera, cada uno con sus cohortes esforzándose por traernos hasta aquí. Cuéntame es su serie.

El transicionismo es una ludopatía política de la casta en la que a cada descarte de mesianismo político, siempre 'negociando', se desestructura el país y se hipoteca a las futuras generaciones, al tiempo que exprimen fiscalmente a la población para financiar ideas ruinosas y una corrupción generalizada y galopante, y todo con esa sonrisa de joker de sus propagandistas.

No podemos hacerlo, pero si incluyéramos en esta radiografía al mundo académico y de la 'cultura' (de las vanidades), examinado sus cohortes, y empezáramos por la izquierda, digamos por José Carrillo y Almodóvar, y siguiéramos hasta la derecha más rancia y el nacionalismo más cateto, seguro que veríamos que su participación en esta Crisis ha sido fundamental.

Nómadas perdidos

La denominamos Perdida (generación X para HS). Nacen durante un Despertar (1962-1983), padecen las decisiones de quienes han llevado el presente orden cívico a sus límites abocando a España al desastre. Son pragmáticos no exentos de ideales que imponen un orden nuevo. Fue el caso de Washington, Hitler, De Gaulle, Stalin, Ludwig Erhard, Franco, Truman, Mussolini, Jean Monet, Robert Schuman o Eisenhower. De interés es el caso ruso, cuyo ciclo va entre 15 y 20 años por delante, siendo Putin un nómada paradigmático que, lógicamente, desconcierta a sus adversarios.

De fuera de España tendríamos a Guillermo de Holanda, Mark Rutte, David Cameron y Nicholas Clegg, Nigel Farage, Boris Johnson, Matteo Renzi, Passos CoelhoFrederik ReinfeldtMarine Le Pen. En algunos países han venido accediendo al poder de forma progresiva y correcta, sobre todo si el sistema electoral es representativo, no como aquí donde todo depende del dedazo de los Transicionistas.  

Es curioso que en España tenemos varios políticos en la frontera (1960-1961) – tipo Roosevelt, Obama y Valls - y habría que analizar a fondo sus biografías para ubicarlos. Veamos algunos Nómadas seguros: Felipe de Borbón, Susana Díaz, José Ramón Bauzá, Carmen Chacón, Albert Rivera, Pedro Sánchez, Oriol Pujol, Sánchez Camacho, Alberto FabraEduardo Madina, Mª Dolores de Cospedal, Soraya Rodríguez, Soraya Sáenz de Santamaría, Antonio Camacho, Cristina Cifuentes, Tomás Gómez, Josep Pelegrí o Fátima Báñez.

Esta generación, clave en la superación del trance histórico, a diferencia de las anteriores, ya antes de la crisis solía ir con cara de preocupación por los marrones que se comían o como si, desde una intuición generacional, fueran pensando en cómo arreglar la causa de su perdición (padecerán sin parar capeas de recortes a la Merkel); si ven algún risitas del tipo Matteo Renzi, es probable que se trate de un poca-solta y/o un lacayo de la casta.

Héroes latentes y ruptura

Esta generación, la de 1984-2005 (G.I. y Millenials para HS), ha sido tradicionalmente carne de cañón en los conflictos de cambio de ciclo generacional, sobre todo cuando vienen por mesianismo y corrupción política; por ser gregarios y generosos los casos cotidianos de adoctrinamiento y manipulación por la casta transicionista son realmente lamentables (ejemplo).

Por sus dimensiones, nuestros Héroes ilustran a la perfección el desequilibrio generacional creado y ya padecen los mismos males de la generación Perdida, algo que también se nota en la merma proporcional de la siguiente generación, los Artistas del 2006 al 2027. Ante esta espiral demográfica suicida, la casta, en su ludopatía psicótica, quiere terminar de exprimir lo que queda de bueno mediante parches o directamente cargándose nuestro país; por ello, al ser este un fin de ciclo de libro,la semana que viene exploraremos una salida racional de este descalabro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba