OPINIÓN

La Crisis del Siglo (I)

El sujeto constituyente de España, nosotros, es lo que está en peligro de desaparecer en una crisis secular.

La Crisis del Siglo (I)
La Crisis del Siglo (I) EFE

Seguramente, quienes han visitado anteriormente esta bitácora digital habrán comprendido de inmediato que no me refiero solo a una crisis económica, sino a una que, según la Teoría Generacional , ocurre cada cien años, más o menos, y en la que la propia existencia de la nación está en peligro. Dicha crisis es producto de la degeneración del pensamiento de una época (zeitgeist) y de un orden interno disfuncionales, suicidas, que a su vez se pueden ver potenciados por un proceso de degradación y disfuncionalidad similar a nivel internacional, tema que también hemos explorado aquí.

Señales parciales

Probablemente, alguno de Ustedes haya pensado que el lío político en Cataluña es el pistoletazo de salida de dicha crisis, pero no, eso solo es un síntoma más de la degeneración de un pensamiento y un orden establecido tras la crisis secular anterior: la iniciada por el golpe de Estado que llevó a la Segunda República y después a la guerra civil. No, lo de Cataluña no es un síntoma mayor; al existir la UE, que también está en su crisis secular , el intervencionismo exterior para subvertir el orden español es menor (quieren una España débil pero no un desastre; fíate de los aliados), con lo cual habrá más de lo mismo, más degeneración, pues aquí la política es la continuación de la última Guerra Civil por otros medios .

Lo que vemos en Cataluña no son más que unas banderillas mal puestas por unos payasos a un miura al que han afeitado, narcotizado y al que quieren trocear

En otras palabras, lo que vemos en Cataluña no son más que unas banderillas mal puestas por unos payasos a un miura al que han afeitado, narcotizado y al que quieren trocear. No, de lo que hoy hablamos es de una gran lanzada, una en la que estará en juego su propia existencia. Mientras, a la casta, que es todo aquel que vive del invento sin sufrir las consecuencias negativas del mismo , hasta le vienen bien estos eventos, que así puede "negociar" (reunión de castuzos, ruina del sujeto constituyente); es decir, seguir explotando al sujeto constituyente entreteniéndolo convenientemente.

Optimismo y realidad

Como uno ya les ve venir, creo lo que debemos hacer es aprovechar que el sujeto constituyente se ha espabilado algo, temporalmente, para advertirle de lo que le viene, y de paso, a ver si por lo menos les da a estos payasos una buena cornada y los inhabilitan de por vida para contratar con "lo público". Lamentablemente, visto el panorama, no se evitará la parte dura de la crisis, pues la Sociedad sigue un patrón autodestructivo de libro.

Uno sabe, por experiencia propia, que hasta que no despierte el sujeto constituyente español el engendro de la crisis seguirá creciendo y las víctimas, presentes y futuras, de este sistema disfuncional se irán amontonando una tras otra, y que los intentos de evitar la crisis de la que hablamos, solo consiguen destruir tu salud y tu patrimonio, que la mayoría de los que te animan a la lucha solo te usan como escudo para defender sus miserias y sus ideicas y que, cuando te tengas que retirar de primera fila por estar en la ruina y enfermo, ni se acordarán de ti; hasta que les llega su turno, claro, entonces ya nunca te podrán mantenerte la mirada. Así irá esto mientras el sujeto constituyente siga en su servidumbre voluntaria , algo que seguramente conocen muy bien los demócratas españoles del País Vasco y, más recientemente, de Cataluña.

Destrucción del sujeto constituyente

La naciones tienen dos pilares maestros que determinan su existencia, a lo que se quiere destruir (lo llaman "cambio"), y son: la etnia y la religión. ¿Algún problema con la palabra "etnia"? Seguramente, dado el torticero debate nacionalista, plurinacional, multicultural, etc. impostado por la generación de sociópatas delirantes de la partitocracia. Que no les engañen, es muy sencillo: si su vecino (el prójimo) es español de origen, ese al que partidos y grandes medios quieren que odie, pues esa es su etnia, no le dé más vueltas.

Un ejemplo, entre muchos, de la destrucción del pilar religioso, aparte de las barrabasadas de algunos miembros del clero, que también tiene sus sociópatas, es el seguidismo masivo y bobalicón, como si fueran ciertas, de las ficciones históricas y religiosas del neo-gnóstico Dan Brown, quien, agárrense, también quiere explicarnos España. Lo gnósticos son viejos enemigos del Cristianismo, que, para resumir, postulaban (y postulan) con habilidad el "sí, pero al revés": la serpiente y Caín son los buenos, YHWH y Abel los malos; tú tienes unos evangelios, pero lo buenos son los míos, tu religión en realidad es como yo la cuento, etc.; un viejo y manido truco. Luego, cuando recomendabas una conferencia aclaratoria de las falsedades del Código da Vinci, aunque solo fuera por motivos culturales, ni caso; pues vale, sigamos degenerando, a ver cómo termina esto.

Hay otros pilares del hecho nacional, claro, como la Historia o la Cultura, que por supuesto están interrelacionados

Hay otros pilares del hecho nacional, claro, como la Historia o la Cultura, que por supuesto están interrelacionados y que también son objetivo preferente de quienes experimentan con nuestra existencia , estableciendo sus mentiras para que el sujeto constituyente no pueda ser libre y gobernarse democráticamente. Por otro lado, no olvidemos, además, que las naciones son garantía de obstrucción experimentos internacionales, tal y como lo demuestra, por ejemplo, Polonia (y otros en la UE), aunque también es cierto que su sujeto constituyente está más despierto al ser reciente su liberación de la bota comunista, muy internacional ella.

Pues bien, eso, el sujeto constituyente de España, nosotros, es lo que está en peligro de desaparecer en una crisis secular y, aparte de parecer imposible, de ahí el peligro de nuestra situación, dicho fenómeno, obviamente, no ocurrirá de repente, sino que, como no espabile el sujeto constituyente, se establecerá un nuevo orden y un nuevo pensamiento que lo trituran y, al final de unos cien años, quedará rendido, reducido, controlado, de forma que, con el transcurso de los siglos, ciclos, dicha nación desaparece.

Experimentos demográficos

Manipular los pilares históricos y culturales de una nación que no tiene un gobierno representativo, como es nuestro caso, es relativamente fácil, ya sea subrepticiamente o de forma agresiva y cruel, como nos contaba Guillermo Cortázar recientemente , la típica del nacionalismo y el comunismo, algo que ha sido moneda común en nuestro país desde el principio (1931-1939) del actual ciclo generacional. Pero lo que ya es de pirómanos esel experimento demográficoque nos están imponiendo y que, como lo demuestra toda la evidencia histórica, ese caospolitismo solo puede terminar mal, muy mal .

En esto, para engañarnos, siempre ponen de ejemplo el caso de Estados Unidos, donde la inmigración venía principalmente de la misma Civilización, con dos pilares maestros muy similares, y con unas ganas tremendas de integrarse; ocurre incluso hoy con los "hispanos", que les están llenando las iglesias a los evangélicos, única denominación cristiana que, más o menos, se aguanta y que ahora manda misioneros a Latinoamérica. La experiencia estadounidense poco tiene que ver con la Europa actual.

Experimentación y drama social

Tema distinto es el de la inmigración musulmana, promovida por "nuestros" nacionalistas , la "izquierda" y el Establishment global, principalmente, cuyos dos pilares maestros son incompatibles con el resto, a los que busca desplazar o derribar por distintos medios, más o menos expeditivos. En Occidente, a modo de control del experimento, los grandes medios, que están quebrados, tapan esos abusos intolerables para que el sujeto constituyente no se despierte al tiempo que lo mantienen muy entretenido. Toma fútbol. ¿Y quiénes son los dueños del fútbol? ¿Saben Ustedes cómo influyen los grandes equipos en la facturación de los grandes medios? ¿Por qué creen que los grandes mangantes quieren sus presidencias?

Como adelanto del drama, aparte de lo que surge políticamente en Alemania , está el también predecible caso de Birmania (Myanmar), que allí hay menos fútbol, donde otro gobierno no representativo les intentó cambiar la demografía y, en cuanto apareció ISIS, el terrorismo islámico y las violaciones masivas, el tigre birmano reaccionó y explotó aquello; lógicamente, los Mass Media globales quebrados han ido contra ellos y su primera política, la premio Nobel de la Paz, Suu Kyi en un intento de que el experimento global no descarrile.

Hoy, con la casta catedrática que padecemos, no extraña que salgan saltimbanquis enseñando los dientes y golpeando al cielo bramando "¡Sí se puede!

Antiguamente, en las Ciencias Sociales (Económicas, Sociología, Políticas, etc.) se nos enseñaba que no se podía experimentar, no solo porque no podías reproducir en laboratorio un fenómeno, ni controlar las variables, de difícil medición, y por un largo etcétera, sino porque tratas con personas; es decir, no se puede, prohibido, deontología básica. Hoy, con la casta catedrática que padecemos, no extraña que salgan saltimbanquis enseñando los dientes y golpeando al cielo bramando "¡Sí se puede!". Pues no, no se puede.

Lo que se puede hacer tras el desaguisado es ver patrones históricos, sacar conclusiones y, dado que, las consecuencias de la demografía son imparables, prever cuando, más o menos, tendremos esa gran crisis, para así explorar formas civilizadas de solución, pero eso lo haremos la semana que viene.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba