Macro Matters

Confianza empresarial y previsiones 2014

En estos días en que las empresas ya deben tener listas sus previsiones de actividad y resultados para el 2014, he creído oportuno que nos detengamos a analizar con cierto detalle una estadística de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), que muestra los resultados de la encuesta de actividad en España por sectores y así ir previendo como podría ser el próximo año según las empresas.

Confianza empresarial

Salvo la construcción, la confianza sigue mejorando. Sin embargo, de los cuatro sectores a estudio, todos excepto ventas al por menor (línea roja), es decir, manufacturas (línea negra), servicios (línea azul) y construcción (línea gris), siguen por debajo la situación que estaban a finales de 2007.

El caso del sector ventas al por menor (línea roja) merece que le dediquemos una atención especial, ya que además de ser un gran empleador es el que muestra el mayor cambio: parece que hubieran pasado de ser unos pesimistas irremediables a una cierta euforia empresarial. ¿Cómo es posible? La explicación podría encontrarse en que tras padecer una larguísima crisis, que tratamos en La odisea de la supervivencia del comercio minorista, en la que lo normal era que los encuestados fueran pesimistas (valores bajo cero) pero, tras la dura restructuración de nuestra depresión (recesión + deflación), con el cierre masivo de comercios y cambio de directivos, los supervivientes y los nuevos responsables casi hacen máximo de confianza en la serie; los cambios en el sector están siendo telúricos.

En cuanto a los otros sectores decir, sobre todo para los que creen que no somos un país industrial, que el sector demanufacturas, clave para las exportaciones y nuestro futuro,es el que mejor mimetiza al ciclo económico, mientras que el de servicios es más volátil y la construcción seguirá hundida en el sitio que le toca –y por muchos años- tras la pisitomanía ruinosa.

Actividad empresarial

Nos indican que seguimos en recesión, ya lo sabemos, así lo confirmó el INE recientemente al informar de la tasa de crecimiento del PIB del tercer trimestre 2013 respecto al de 2012 que, según su indicador adelantado, fue de -1,1%; otra cosa es que al Gobierno le vaya bien la comparación con el trimestre anterior y lance cohetes por el 0,1%, un dato, por otra parte, provisional.

Mi recomendación vuelve a ser que se fijen en las manufacturas (línea negra), no sea que les pase como a la construcción entre el 2009 y el 2010 cuando se creyó los brotes verdes de Zapatero y Salgado y se llevó a engaño a personas que dejaron de vender inmuebles con buenas ofertas. Que no les confundan que “lo de antes” no volverá; lo que toca es el negocio exterior, el resto vendrá a remolque años más tarde si se tiene éxito en lo primero.

Actividad futura

Las previsiones empresariales son depróxima salida de la recesión en todos los sectores excepto construcción que, lógicamente va a peor; una salida que prevén muy débil y que está costando, como indica el índice de manufacturas de la siguiente gráfica. Los indicadores adelantados suelen tener un margen de seis a nueve meses.

Los más optimistas son servicios y ventas al por menor y es normal, pues a la mejora del turismo y lo dicho sobre la confianza de los detallistas hay que añadir que toca repunte cíclico: surge demanda adicional por establecimiento pues ha habido muchos cierres, se innova y buscan nuevas y más asequibles formas de atraer compradores, aunque seguirá aumentando la morosidad general ya se han reparado en parte muchos balances, además las cosas se rompen, gastan y hay que repararlas o cambiarlas, no se puede ir tan demodé, el consenso de salida de la recesión da confianza, la austeridad tiene un límite y hace falta un desahogo, etcétera.

Boom económico no habrá, eso no lo ven; además, para que eso ocurriese tendría que aumentar con fuerza y de manera sostenida la contratación de personal y, dada la actual política y la mala reestructuración bancaria, eso no se espera por mucho tiempo. Son los frutos de la mala gestión de la crisis (que diferencia con otros que han hecho lo lógico) e incluso podríamos sufrir en el futuro una crisis fiscal peor.

Previsiones de contratación de personal

Que es lo que debería ser nuestra obsesión, como tantas veces hemos dicho. En este apartado de la encuesta es donde se ve si el dinero empresarial acompaña las expectativas y la respuesta es más bien que no; algo que tiene su lógica, pues hay que seguir reparando los balances y se funciona de forma muy económica.

En contra de la propaganda progre, a los empresarios y directivos, por lo general, les encanta contratar personal, pero la cura de humildad por los errores de la mala gestión general (política y empresarial) aún no ha terminado, así que se va con mucha prudencia y hacen bien.

Merece comentarse la medida del Gobierno central de pagar a proveedores deudas de administraciones municipales y autonómicas. Esta media la pedimos antes de que ganaran las elecciones pero para que se hiciera una sola vez, no tres, demostrándose así que los gobiernos no han sabido o querido embridar el desbocado gasto público: despilfarros de hoy, impuestos y ajustes para mañana. 

También merece un comentario la intención de traer el black friday a España. Ya estaban tardando; la costumbre de dejar las rebajas para enero venía traduciéndose en que los consumidores, dada la terrible crisis que padecemos, contuvieran compras en Navidad y hacerlas en la rebajas para luego pensárselo mejor y no realizarlas. Esperemos que resulte bien a todos y no produzcan un adelanto excesivo del consumo que agrave ese lúgubre primer trimestre de cada año

La previsión económica y de empleo de la OCDE

El escenario futuro de la OCDE sobre crecimiento económico y empleo se parece al nuestro. Lo suyo sería que nos propusiéramos batirlo desde unas bases realistas y el realismo nos dice que todo aumento del consumo produce más importaciones, algo que resta crecimiento (ya lo hizo en el tercer trimestre de este añocontrae la liquidez del sistema. Esas son las reglas que hemos repetido desde 2009 y por eso insistimos en la exportación una y otra vez, lo demás son fantasías.

La ciencia económica, en su crudo realismo, suele terminar pareciendo una ciencia lúgubre, por eso, al igual que el año pasado, cuando exploramos la variación estacional de los precios por estas fechas, me gustaría recordar que es importante y saludable disfrutar de la Navidad, sobre todo pensando en los pequeños y los mayores, a los que debemos intentar alegrar estas fechas y mantener al margen de nuestra lucha contra la crisis. Además, el año que viene salimos de la recesión y podríamos ganarle la partida a las previsiones, así que anímense y disfruten de las fiestas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba