Macro Matters

El BCE como Riesgo Sistémico

Todas la corporaciones, sean públicas o privadas, desarrollan un lenguaje y un discurso mediante el cual interactúan con la Sociedad, así, cuando son requeridos, ellos cuentan su historia que ha de ser congruente con sus objetivos y estrategia de funcionamiento. En el caso del BCE este hecho tiene una connotación adicional, ya que el mensaje se convierte en un medio para sus fines: los agentes económicos harían bien en estar atentos a sus palabras; aunque ya se sabe que algo transcurre, en este caso mucho, entre el dicho y el hecho. Veámoslo:

Nos fijaremos especialmente en lo dicho por Trichet, González Páramo, que podría ser nuestro próximo gobernador y por Mario Draghi, actual presidente del BCE.

“We have delivered Price stability impeccably, impeccably.” Esta es una de las expresiones preferidas de Monsieur Trichet y sería algo así como: “hemos suministrado la estabilidad de precios impecablemente”, para luego afirmarse en que “esas expectativas están ancladas”, lo dice como si fuera el proveedor de una utility pública y se quedaba tan pancho. Nada más lejos de la realidad, a parte del excelente trabajo publicado aquí, eso sería cierto para el IPC armonizado de la zona Euro y para ciertos países de ella, pero si pensamos en la deflación irlandesa, o se atiende a otros bienes, como los inmuebles o cierta deuda soberana, a tenor de la corrección y sus efectos, el desastre ha sido histórico.

Una buena forma de ver el efecto inflacionario de la introducción del Euro es usando, para España la equivalencia de Fisher que dice (con su despeje) que la velocidad de circulación del dinero es igual al PIB Nominal dividido cantidad de dinero, en este caso el Efectivo (estimación de la M1).

El salto que se puede observar en la variable es un claro indicador de un fenómeno inflacionario de primera magnitud. Si desean profundizar sobre el particular pueden hacerlo en este enlace: Política Económica en la España del Euro.

No vamos a financiar a los estados.” Ni nadie lo espera; lo dicen para sacar pecho; obviamente, eso no excluye intervenciones en el mercado secundario o aceptar bonos públicos como encaje, acto natural de la política monetaria, que es, en alguna medida, financiación indirecta, porque, caída una gota en un vaso de agua, búsquela; lo contrario ocurre cuando por ejemplo vende bonos públicos para contraer la cantidad de dinero.

“No creemos en el QE. Por ello esterilizamos las compras de bonos.” Es decir, que compran bonos italianos, españoles y griegos por un lado y retiran circulante por otro: un crowding out (efecto expulsión del sector privado) monetario como la copa de un pino - que se suma al fiscalcuantificado recientemente por este medio - aparte del riesgo de quiebra que asumen al comprar esos bonos y “esterilizarlos” en el trance que han creado. Esto era así (de absurdo) hasta que hubo la crisis de bonos alemanes en diciembre del 2.011 y, urgentemente, tuvieron que hacer QE a lo Bernanke, con la barra libre que se esterilizó sola como comentamos la semana pasadaComo sería el desequilibrio de balances bancariosque el multiplicador monetario les salió menor que 1: emitieron 100 y casi de inmediato les regresó eso y un poco más; menos mal que no se pusieron en plan Pasteur, porque si no revienta el Sistema Financiero Europeo.

La escusa de la UEM. Ellos dicen: “La M (por monetaria) de la Unión es grande y ha producido lo que se le pedíapero la E (por económica) se ha quedado minúscula porque la gobernanza económica es mínima. Los mercados dudan de la E no de la M.” ¿Y eso lo cuentan ahora? Que no, son balones fuera, chutados con la inestimable ayuda de unos políticos desastrosos y unos financieros que piden Eurobonos (el nirvana de Barroso y Cia.) para que la bola de la deuda y el Riesgo Moral sigan creciendo. Es como si se hace algo mal pero se achaca a que si se diera un imposible estaríamos de fábula.

En esto pienso justo lo contrario, el Mercado Único funciona muy bien y la Política Comercial, excepto con China, y es justo el Eurosistema la causa de nuestra tragedia, al incumplir estrepitosamente el mandato sobre sus funciones: con su M ni han traído estabilidad de precios, ni hacen una regulación y supervisión prudencial correcta, ni han hecho la pedagogía económica que debe, y la consecuencia directa de todo eso ha sido la ruina y la inestabilidad financiera que padecemos, descrita magistralmente por lo contrario de lo que propugnan.   

“Defensa Mutua.” Referida a que al estar unidos y tener un banco central podemos protegernos mejor de la inestabilidad global. Sin comentarios.

“Estamos Preocupados por la Transmisión.” Ya, y por la caja de cambios. Con esto se refieren a como el Sistema Financiero, los Mercados de Capitales y los individuos trasladan al Sistema, con sus decisiones, la Política Monetaria del BCE. Pues a buenas horas. Cuando permitieron la burbujas en la periferia esto ni se les pasó por la cabeza, ¿o sí y les dio igual?

¿Y cómo “transmite” el Sistema Financiero de la Eurozona? Pues lo veremos analizando para la zona Euro, con la ayuda de la siguiente gráfica, las variaciones del anterior indicador: la velocidad de circulación del dinero. Durante la pasada década, con la mala supervisión prudencial, que muy bien podría persistir hoy, El Efectivo y los Depósitos (M2) de la Eurozona se invirtió en activos ilíquidos de dudosa calidad inmovilizandoM2; al recuperarse la Economía de parte de la Eurozona en 2.009, la fracción más líquida de esa M2 aumentó su velocidad de circulación, pero todo tiene un límite y con los fuertes déficits públicos era solo cuestión de tiempo que se produjese una crisis de liquidez: estaba cantado. Y pregunto, ¿esta gente del BCE hará sus deberes o están a otra cosa?

“El Euro como paraguas e incentivo a no reformar.” En realidad el problema son ellos como Agente Principalno el Euro, y si critican a los gobiernos nacionales de la UE, que tienen su responsabilidad, sin duda, es a modo de distracción. En realidad la no-reforma pasada vino de las malas actuaciones de los bancos centrales del Eurosistema, de todos, en sus respectivos países, con su laxitud crediticia. Hoy, solo es cierto en el caso griego, que ya es tradición, y viene de una especie de chantaje al resto.

Sobre Basilea III. No se mojan. A veces pareciera que lo bancario no fuera con ellos, como lo demuestra que permitieran que se creara la EBA, duplicando, confundiendo y vaciando la función supervisora del Eurosistema y quienes lo componen. Como mucho dicen que Europa (la Unión) se adelanta por petición de los mercados, para referirse a las disfuncionales intromisiones de regulación de la Comisión Europea o de los estados nacionales en los requerimientos de solvencia de las Instituciones Financieras, un trabajo propio de los Bancos Centrales.

Creo que esos ejemplos bastan para demostrar que el BCE tiene un problema de credibilidad serio contrastado por los propios hechos de su mal-hacer, que incluso podría agravarse a corto plazo con los recientes cambios de su programación directiva. Pero también es cierto que al salir ciertos talibanes, como Stark, e ir otros, como Papademos, a aplicar sus medicinas, sumado a que el italiano Draghi, continuista en su discurso, que sabe perfectamente que su país (¿?) Italia no puede pagar su deuda a los tipos actuales, hace prever un  cierto alivio futuro a la liquidez y más flexibilidad, pero los problemas de solvencia siguen ahí, con lo que el dilema monetario europeo sigue presente como uno de los determinantes fundamentales de nuestra reforma financiera, a la que atendremos otro día.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba