Libertad 2.0

Venezuela, los cómplices y los tontos

Estudiantes torturados, aislados y enfermos en la Tumba, que es como se conoce a la terrorífica prisión del SEBIN, la Gestapo del chavismo. Niños a los que se les arrebatada la vida por el mero hecho de querer un futuro en libertad y pedirlo en la calle. Jóvenes retenidos que aparecen ajusticiados, cuatro en los últimos días. Alcaldes secuestrados en claro desprecio hacia la voluntad del pueblo. Más de 3.000 personas arrestadas en un año desde que comenzaran las protestas.43 asesinados en las calles. Geraldine Moreno, Génesis Carmona…  Amnistía Internacional denuncia torturas y maltrato de los detenidos, a los que se amenaza continuamente, también con violencia sexual. Y pobreza. Mucha pobreza para todos. La miseria igualitaria en que siempre derivan los colectivismos. El socialismo y el nacionalismo, que siempre acaban yendo juntos de la mano. Lo hemos visto ya demasiadas veces en el siglo XX. Algunos, disfrazados de nuevos políticos porque se ha puesto de moda la estúpida efebocracia, siguen empeñados en imponer las mismas viejas ideas de siempre. Apenas hay alternativa. El consenso.

Me contaba el otro día Mitzy Capriles de Ledezma que una de las cosas que más le emocionó durante su reciente estancia en España fue una sencilla ensalada de frutas que le sirvieron de postre en la capital

Me contaba el otro día Mitzy Capriles de Ledezma, esposa del legítimo alcalde de Caracas porque así lo decidieron sus vecinos, a quien tuve la oportunidad y honor de saludar, que una de las cosas que más le emocionó durante su reciente estancia en España fue una sencilla ensalada de frutas que le sirvieron de postre en la capital. Y es que en su país, productor y exportador de petróleo, estas frutas ya no se pueden encontrar desde hace mucho tiempo.  El desabastecimiento, consecuencia de lustros de socialismo, es absoluto. Estantes vacíos en un país en el que ya no hay ni lo más básico, eso que aquí encontramos hasta en los chinos y a lo que no damos importancia. Se nos olvida que la libertad hay que pelearla diariamente. Los hospitales, tomen nota los de la marea verde, permanecen allí cerrados por carecer de material sanitario básico.  Productos básicos de higiene o preservativos son imposibles de encontrar o se venden en el mercado negro a precios prohibitivos.

Son las mujeres venezolanas quienes, como en Cuba, salen a las calles vestidas de blanco, que es el color de la camisa que llevaba el opositor Leopoldo López el día en que éste fue secuestrado por el régimen, para exigir elecciones y libertad. Justamente las elecciones que aterrorizan a Nicolás Maduro, cuya popularidad ha caído hasta el 28%. Sabe que si hay urnas, se podría acabar el exótico y podemita socialismo bolivariano del siglo XXI. Así pues, nada como inventarse conspiraciones. Pretende Maduro, no le den más vueltas,  ilegalizar a la oposición o que no se celebren comicios. Que no lo boten por los votos.  De ahí la búsqueda frenética de enemigos interiores y exteriores. España y Estados Unidos en el punto de mira. Lo que sea para justificar la permanencia en el poder. Nada nuevo bajo el sol. Lo de las dictaduras de siempre.

Es justo ahora, en este momento,  cuando la oposición venezolana necesita de todo el apoyo y solidaridad de la comunidad internacional, que parece comienza  tibia y lentamente a reaccionar. Y España, por los lazos históricos y culturales que nos unen al país hermano, debe estar en la cabeza de la lucha por la libertad de los venezolanos. Algo que ha entendido el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, quien recibía a Capriles de Ledezma y exigía la libertad de los presos políticos.

Son lo mismo que el chavismo, por más que se disfracen de socialdemocracia sueca. Qué risa: Monedero calvinista

Apoyo necesario, máxime cuando hay quienes pretende replicar el totalitario modelo chavista aquí en España. Son los cómplices de lo que sucede allí.  Los asesores del régimen chavista. Esos que se han negado en el parlamento europeo a condenar las barbaridades cometidas, que justifican vergonzosa y vergonzantemente. Pero no cuela. Los pagos, y por tanto las deudas, son públicamente conocidos. Son lo mismo que el chavismo, por más que se disfracen de socialdemocracia sueca. Qué risa: Monedero calvinista.

Preocupantes son las manifestaciones, en plena refriega electoral, de políticos de otras formaciones que dicen sentirse más cerca de Podemos que del Partido Popular. Algunos parecen empeñados en comparar a los de siempre con fuerzas totalitarias, demostrando así que o bien no se enteran de nada y, por tanto, deberían retirarse, o bien que lo único que les importa es pisar moqueta como sea, que diría ZP. ¡Cuán peligroso es el jugar a blanquear el totalitarismo! ¡Qué irresponsabilidad! Podemos, a ver si nos enteramos de una vez, no tiene nada que ver con el resto de formaciones del Estado de Partidos.

Junto a los cómplices no podían faltar los tontos.  Y de esos, aquí los hay a patadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba