Libertad 2.0

Podemos guardería

Fuera campos de golf burgueses, que vivan los huertos ecológicos y las granjas escuela. Que los productos ecológicos, siendo seguros, lo sean menos que los que no portan tal etiqueta qué importa. Que se lo digan a los familiares de los fallecidos a causa del brote de e.coli de hace unos años en Alemania, país en donde la Ersatzreligion ecologista de raíz nacional socialista todo lo invade.

¿Alguien le ha explicado a la ex magistrada que si se extendiera su obsesión pseudocientífica al resto del país no quedaría una farmacia abierta?

Como además los creyentes de la religión sustitutiva verde, guardianes de las esencias de las creencias más disparatadas de la extrema izquierda del siglo pasado, se tragan cualquier sapo que presenten los caraduras de Greenpeace, los huertos y patatales que lo sean libres de transgénicos. Que es como quiere declarar a Madrid Manuela Carmena: “ciudad libre de transgénicos”. Pero no de bobadas pseudocientíficas. ¿Alguien le ha explicado a la ex magistrada que si se extendiera su obsesión pseudocientífica al resto del país no quedaría una farmacia abierta?¿Alguien le explica que, por ejemplo, los medicamentos contra la diabetes que permiten al enfermo llevar una vida normal se basan en los transgénicos? Y a ellos qué les importa. La batalla contra los transgénicos es, en el fondo, una batalla reaccionaria en contra del progreso. Y si me apuran, con la excepción de los iPhone, contra la tecnología.

Carmena también propone reducir la velocidad de los coches en Madrid a 30 kilómetros por hora. Una excusa como otra cualquiera para multar mezclada con la adoración al Dios verde. Gallardón, pero a lo bestia.  Faltaría más. Carmena, como es de izquierdas, lo hace por nuestro bien.

Son quizá estas propuestas las más extravagantes que la gente de Podemos disfrazada de Ahora Madrid lleva en su programa electoral. Pero no son, ni mucho menos, las más peligrosas.

Mucho peor es la pretensión de esta antigua militante del PCE de paralizar todos los desahucios, es decir, de arruinar a cientos y cientos de familias que con mucho esfuerzo compraron un segundo pisito que tienen alquilado. Muchos de los propietarios, por cierto, son jubilados que viven gracias a este complemento. Después de soportar durante lustros a políticos, presuntos y dizque liberales inclusive, que se vanagloriaban de construir VPO para ponerlas en alquiler, es decir, hacerles la competencia desleal, si la gente de Podemos se saliera con la suya el mercado del alquiler en Madrid, sencillamente, desaparecería. Afortunadamente el Tribunal Constitucional se lo acaba de complicar con una sentencia que afecta a la Junta de Andalucía y que le recuerda a esta señora que no tiene competencia en la materia.

Que la paralización de numerosos proyectos  por parte de los inversores suponga la pérdida de miles de posibles puestos de trabajo, qué más da. Nada de tranquilizar al malvado capital, a “los mercaos”.

Desde 1978 casi todo por parte de casi todos son ataques contra la propiedad privada. Cosas del consenso socialdemócrata

Peligrosa es también la propuesta de penalizar los pisos, solares y locales vacíos, como si uno con su propiedad privada, base de las sociedades abiertas y que desaparece o es controlada en las dictaduras, no pudiera hacer lo que le viniera en gana. Pretenden hacerlo subiendo la carga impositiva sobre los inmuebles vacíos. En realidad no puede sorprender, puesto que desde 1978 casi todo por parte de casi todos son ataques contra la propiedad privada. Cosas del consenso socialdemócrata.

Siguiendo con las propuestas extravagantes, que no son fruto de la reflexión y los consejos de especialistas, sino de asambleas del “yo opino de que”, que nada tienen que ver con la democracia, la palma se la podría llevar el candidato a alcalde de La Coruña, quien lleva en su programa la creación de un totalitario “carnet de buen ciudadano”. En el colmo del despropósito, tal carnet no sería para los vecinos, ¡sino para sus perros! Como lo leen. Además se expropiarán viviendas vacías y se paralizará el proyecto de smart city, que es de lo más moderno y por eso no mola.  El candidato de Santiago de Compostela, por su parte, propone la creación de una “universidad popular”, al modo y manera marxista, muy peculiar: cualquiera, independientemente de su formación, podrá ser docente. El fin de la educación pública. No está mal.

Les cuento todo esto porque pone de manifiesto la realidad: la terrible infantilización de la sociedad española que se ha venido produciendo en las últimas décadas y sin la cual la destrucción de las libertades individuales y el triunfo del populismo serían imposibles. Podemos no es un partido. Es una gran guardería para menores de edad incapaces de asumir su responsabilidad.

_______________________

PD. La demagoga Ada Colau ha afirmado que desobedecerá las leyes que ella considera injustas.  Nadie le ha explicado que el derecho de resistencia no es posible cuando hay Estado, puesto que es éste y solo éste quien decide contra qué se puede uno resistir.

PD. Tania Sánchez ha sido imputada por prevaricación y malversación. El alcalde de Rivas Vaciamadrid también. Pero la culpa dicen, lo que denuncia a los de la casta, es de Rajoy. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba