OPINIÓN

Un país digno se toma en serio a sí mismo

Como expresó en el Parlamento Europeo Guy Verhofstadt, belga, flamenco y portavoz de los Liberales Demócratas Europeos "Nadie puede dar ninguna lección de democracia a España".

Un país digno se toma en serio a sí mismo.
Un país digno se toma en serio a sí mismo. CGP

Cuando un Juez, o jueza, se encuentra ante actividades claramente delictivas: desobediencia a resoluciones judiciales, votaciones ilegales con aviso previo de serlo, utilización de fondos públicos para actividades ajenas a la legalidad, ignorancia deliberada y consciente de los reglamentos de instituciones básicas del sistema democrático, personas citadas y huidas, etc. y, por si fuera poco, comprueba que hay manifestación expresa, notoria y reiterada de que se piensa seguir en esa línea, supongo que, como dicen algunos expertos juristas, tendrá capacidad para interpretar la Ley pero, supongo también, que la interpretación deberá moverse en una horquilla relativamente estrecha en la que no parece que quepa ignorar todas las ilegalidades que se han cometido en las últimas semanas.

Un juez podrá tal vez equivocarse al aplicar la Ley o al valorar las circunstancias siempre complejas de su difícil labor, pero no solo se estrella con seguridad si juzga consultando al poder político, como tantos le acusan a la Juez Carmen Lamela de haber hecho, sino que también fracasa si lo hace leyendo los periódicos o atendiendo a las encuestas y las redes sociales, como le reclaman que debía haber hecho muchos de esos mismos acusadores.

Tomen los jueces de turno las resoluciones jurídicas que tomen, seguramente habrá quienes las discutan desde el punto de vista jurídico, con más o con menos razón

Tomen los jueces de turno las resoluciones jurídicas que tomen, seguramente habrá quienes las discutan desde el punto de vista jurídico, con más o con menos razón. No estaré entre quienes lo hacen. Primero porque mi formación en ese campo es muy justita y segundo porque mi sentido común me hace pensar que quienes se escandalizan de que la Administración de Justicia no se avenga a contribuir a resolver el problema de Cataluña demuestran aún menos conocimiento judicial que el mío.

Es indudable que la situación de medio exGovern encarcelado y el otro medio huido no contribuye a mejorar nuestra imagen internacional y que, por el contrario, alimenta la idea romántica de una España oscura y atrasada, siempre enfrentada consigo misma y siempre entre temperamental y feroz. Una imagen caricaturesca que, por supuesto, tiene su público fuera y dentro de nuestro país y que es la que los independentistas están tratando de aprovechar, señalando la actitud pretendidamente “inquisitorial” de la Audiencia Nacional.

Sin embargo, fíjense que la juez, haciendo su trabajo, bien o mal que -insisto- es algo no soy capaz de juzgar profesionalmente, lo que sí que está transmitiendo es un mensaje de seriedad y de aplicación normal de la Ley. Algo que tiene un gran valor a la hora de presentar a España como un país serio, que confía en sí mismo y en su ordenamiento jurídico, fruto de cuatro décadas de democracia, con defectos y virtudes, como todas las democracias. Un país que se sabe legítimo y que no tiene por qué avergonzarse cuando no complace la imagen de encantador y pintoresco atraso secular que muchos todavía cultivan.

Si ha acertado o no desde el punto de vista jurídico es algo que se verá a lo largo del proceso que ella ha iniciado pero lo que ha hecho es actuar con dignidad

Como expresó en el Parlamento Europeo Guy Verhofstadt, belga, flamenco y portavoz de los Liberales Demócratas Europeos "Nadie puede dar ninguna lección de democracia a España". Pues bien: no olvidemos que también existe esa otra imagen de España, moderna, imaginativa, imperfecta pero democrática, cuyas instituciones funcionan con la misma normalidad que las de cualquier otro país de nuestro entorno.

Esa es la imagen que más se acerca a la realidad y la que la juez Lamela ha contribuido a reforzar simplemente cumpliendo con su deber. Si ha acertado o no desde el punto de vista jurídico es algo que se verá a lo largo del proceso que ella ha iniciado pero lo que ha hecho es actuar con dignidad, tomándose en serio su trabajo. Como debe hacer un país que no se avergüenza de sí mismo porque nada ha de hacerse perdonar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba