OPINIÓN

Cuidado con el gerontolobby, chicos y chicas

El gerontolobby no va a permitir que se toquen los derechos económicos de los viejos. Los defenderá con el vigor que les ha preservado nuestro excelente Sistema Nacional de Salud y no habrá político que se atreva a enfrentarse con ese inmenso ejército.

Cuidado con el gerontolobby, chicos y chicas.
Cuidado con el gerontolobby, chicos y chicas. EFE

No querría yo pasar por el agorero de los jóvenes, menos aún después del provocador titular de mi columna de la semana pasada, pero tampoco puedo hacer como que no veo lo evidente. Por ejemplo: veo cómo los políticos y los equipos económicos se afanan, día sí y día también, en tranquilizar a los pensionistas y garantizarles que nada malo va a pasar con sus ingresos. Se lo dicen porque saben que esas informaciones de que la popularmente conocida como “hucha” de las pensiones está a punto de acabarse, inquietan a nuestros jubilados.

Mientras los poderes públicos tranquilizan a los mayores, los jóvenes tal vez creáis que la cosa no va con vosotros. Error. Va, sobre todo, con vosotros

Mientras los poderes públicos tranquilizan -solícitos- a los mayores, los jóvenes tal vez creáis que la cosa no va con vosotros. Error. Va, sobre todo, con vosotros y, en general con todas las personas activas y cotizantes, que somos quienes pagamos las pensiones de hoy, del mismo modo que las cotizaciones de los ahora pensionistas no se guardaron en ninguna huchita, sino que se gastaron en pagar las jubilaciones de la generación anterior. Todo el mundo sabe esto… por supuesto…hasta que lo preguntas en la calle y ves que no es así.

Lo que se sabe con toda certeza es que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social no sobrevivirá mucho más allá de enero y tal cosa resulta inquietante, sobre todo para quienes -como digo- siguen creyendo sincera pero erróneamente que el dinero de su pensión viene del que aportaron a lo largo de su vida laboral y que lo que reciben hoy no es más que una suerte de recuperación de “su propio dinero”, que imaginan guardado en esa hucha.

Así que cuando escuchéis que: mucha tranquilidad, que cuando las cotizaciones no alcancen y no haya ya caja para completarlas, la pensión de vuestro padre o abuela se pagará vía impuestos, echaos a temblar porque esos impuestos los vais a pagar vosotros y las empresas en las que trabajáis, los que lo hagáis.

El gerontolobby no va (pronto diré “no vamos”) a permitir que se toquen los derechos económicos de los viejos. Los defenderá con el vigor que les ha preservado nuestro excelente Sistema Nacional de Salud y no habrá político que se atreva a enfrentarse con ese inmenso ejército que ¡ojo! luchará por sus derechos, no por los vuestros.

Tened en cuenta que cada día somos más (me incluyo ya); que votamos siempre (no como vosotros) y que a cada momento se jubilan personas que tenían buenos empleos (no como los vuestros)

Porque tened en cuenta que cada día somos más (me incluyo ya); que votamos siempre (no como vosotros) y que a cada momento se jubilan personas que tenían buenos empleos (no como los vuestros) a los que ahora les corresponden pensiones más altas; puede que insuficientes, pero más altas.

Con una pirámide de población convertida en rombo, como la que tenemos, los que estáis abajo: en edad, en ingresos, en número y consiguientemente en poder, vais a tener que estar atentos. No es que me guste ser desagradable, ni pretendo tampoco despertar el recelo intergeneracional, pero es que ¡es lo que hay! como decís los jóvenes.

Cuando voy a mi ciudad –Bilbao- veo cómo se amplían los parques y las zonas de paseo, veo cómo se cierran discotecas, cómo se ponen rampas mecánicas en las cuestas, cómo de tempranito se cierran los bares y las tiendas, cómo pasan las barredoras por el impoluto centro cada pocos minutos y veo los escándalos que montan en la prensa local los ardorosos vecinos a la menor molestia o ruido. La ciudad se adapta a la vida apacible y tranquila del jubilado, en la que el joven rebelde se aburre o se va. Allí el gerontolobby ha ganado ya la calle. Pronto el campo de juego serán los presupuestos para pensiones. De modo que estad atentos, chicos y chicas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba