OPINIÓN

La hipócrita reprobación a Montoro

La reprobación a Cristóbal Montoro, siendo merecida, ha sido hipócrita porque la mayoría de diputados reprochan a un ministro cuya política fiscal asumen y comparten en un elevado grado.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. EFE

Ayer el parlamento reprobó al Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro. El motivo de la reprobación ha sido el de de beneficiar a los defraudadores con la amnistía fiscal de 2012, aprovechando la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que la declaró "inconstitucional".

A veces conviene recordar que los políticos son seres racionales y, como tales, tienen sus propios intereses. Calculan el coste y beneficios de sus decisiones y siguen el curso de acción que creen conveniente conforme a sus preferencias. Para lo cual, necesitan disponer del poder necesario para desarrollarlas. Y, en este sentido, uno de los límites a los que deben enfrentarse es al del dinero, es decir, el sistema fiscal. Siempre buscarán un sistema fiscal que consiga extraer la mayor cantidad de renta posible para lograr sus objetivos, por lo que muchos analistas y científicos políticos (por ejemplo, Margaret Levi), les denominan maximizadores de impuestos.

Uno de los condicionantes que determina la maximización de impuestos es el del poder de negociación que los gobernantes tratan de desarrollar para poder aplicar su política fiscal maximizadora

Que sean maximizadores de ingresos no significa que siempre extraigan todo lo que hubieran querido, afortunadamente. Están sujetos a una serie de restricciones que determinan el sistema de extracción que diseñan y aplican. Actualmente sufrimos el del señor Montoro (y Rajoy, pues el señor ministro necesita de otro apellido para saber qué política aplica), objeto de reprobación por el Hemiciclo.

Uno de los condicionantes que determina la maximización de impuestos es el del poder de negociación que los gobernantes tratan de desarrollar para poder aplicar su política fiscal maximizadora. El poder de negociación relativo de los gobernantes está determinado por el grado en que los ciudadanos controlan los recursos de los que dependen los gobernantes (es decir, cuanta riqueza poseen, cuán rica es la economía) y la medida en que los gobernantes controlan los recursos de los que dependen los gobernados (bienes, servicios, etc.). En este sentido, es lógico y por ello se explica que los gobernantes siempre tiendan hacia la intervención creciente y unilateral (es decir, coactiva) en la vida de los gobernados, para tratar de monopolizar cuanto más recursos mejor. Cuantos más bienes públicos, mejor si son esenciales, como gasto social, o coercitivos (sistema tributario o militar) o políticos (votos), mayor poder de negociación tendrán los gobernantes y por tanto, más altos podrán fijar los impuestos con la menor de las resistencias. Es decir, menores límites tendrán a la hora de extraer renta coactivamente de la sociedad. No resulta extraño, por tanto, que Montoro haya justificado sus innumerables subidas fiscales para "pagar las pensiones", "pagar a los funcionarios", "tener nuestra sanidad pública y de calidad", etc. 

¿Acaso este entramado estatal, cuya administración y diseño corre a cargo actualmente el Ministro reprobado, ha sido criticado por el resto de la Cámara Baja?

No obstante, ¿acaso este entramado estatal, cuya administración y diseño corre a cargo actualmente el Ministro reprobado, ha sido criticado por el resto de la Cámara Baja? ¿Han criticado que el Estado supla obligatoriamente, y no subsidiariamente, muchos bienes considerados públicos que perfectamente pueden ser provistos por otros ciudadanos de manera voluntaria y que sirven de chantaje y de "rehenes" para que nos suban los impuestos cada dos por tres? ¿Han reprobado que el Ministro haya mantenido una política de gasto público que apenas se ha visto afectada por una de las grandes crisis económicas sufridas y que le permite comprar tácitamente innumerables votos? ¿Han reprobado que financie un sistema regulatorio que crea barreras de entrada a infinidad de actividades económicas tradicionales o innovadoras? ¿Han reprobado que la sanidad, la educación, las pensiones, tengan que ser provistas y financiadas obligatoriamente, y no subsidiariamente, por el Estado?

No. El Congreso ha reprobado al Ministro sólo por la amnistía fiscal, "criticada" por la sentencia del Tribunal Constitucional, no anulada.

Existe otra restricción que puede suponer un freno a que los políticos en el poder nos sablen a impuestos, y es el coste de transacción, es decir, el coste que supone implementar y hacer cumplir sus políticas. Más en concreto, los gobernantes deben diseñar un sistema que les permita medir la distribución de recursos de la población, monitorizar al personal del Estado y a los ciudadanos, e instituciones, normas y un aparato coercitivo que haga cumplir el BOE.

¿Acaso el sistema fiscal actual, cuya administración y diseño corre a cargo actualmente del ministro reprobado, ha sido criticado por el resto de la Cámara? ¿Han reprobado los señores diputados de los partidos de la oposición un sistema fiscal que ha reducido los débiles derechos de los contribuyentes, que ha incrementado el grado de control e inspección fiscal, que ha manipulado la protección de la información de los obligados tributarios, que ha fortalecido métodos para que los ciudadanos se chiven o informen del resto de ciudadanos (las denuncias tributarias, las declaraciones de información relativas a otras personas que no son el declarante )? ¿Han reprobado el uso de las retenciones, pagos a cuenta y demás estratagemas para esquilmar mejor al ciudadano sin que si quiera se entere? ¿Han reprobado el uso incendiario, guerracivilista, clasista y marxista de la lucha de clases entre ricos y pobres que ha empleado el Sr. Ministro?

No. El Congreso ha reprobado al Ministro sólo por la amnistía fiscal, "criticada" por la sentencia del Tribunal Constitucional, no anulada.

Tener una alta preferencia temporal por el presente se da cuando las políticas son cortoplacistas, no contemplan el futuro

Finalmente, también hay otro tipo de condicionante al que se enfrenta todo gobernante y que le influye a la hora de fijar los máximos impuestos posibles, y es la preferencia temporal que se tiene por el presente en relación con el futuro. Tener una alta preferencia temporal por el presente se da cuando las políticas son cortoplacistas, no contemplan el futuro, o no consideran la información relevante sobre el futuro. Parece razonable pensar que considerar en menor medida el futuro acarrea mayor rivalidad política, políticas cambiantes e inseguridad jurídica, etc.

¿Acaso el sistema fiscal diseñado por el Ministro reprobado ha aplicado reformas fiscales que establezcan la mayor senda de crecimiento sostenido a medio plazo, como así han aplicado otros países, con mayor o menor acierto, como Letonia y otros países bálticos? ¿Han reprobado que aplicara unas políticas fiscales cortoplacistas, con subidas de impuestos nada más llegar al poder, y engañosas bajadas antes de las elecciones? ¿Le han reprochado que aplique un sistema fiscal cambiante y voraz, que penaliza un crecimiento económico sostenido mucho más intenso y más allá de una legislatura?

No. El Congreso ha reprobado al Ministro por una amnistía fiscal, "criticada" por la sentencia del Tribunal Constitucional, no anulada.

En definitiva, la reprobación a Cristóbal Montoro, siendo merecida, ha sido hipócrita porque la mayoría de diputados reprochan a un ministro cuya política fiscal asumen y comparten en un elevado grado. Y prueba de ello es que se hayan limitado a reprobarle por la amnistía fiscal y no por el dañino sistema tributario que ha mantenido y reformado (a peor) con las características mencionadas, y que consigue que los políticos en el poder tengan la máxima capacidad para extraernos coactivamente nuestro dinero y penalizar nuestro desarrollo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba