La tribuna de Adrià Pérez Martí

Podemos: el efecto trinquete del PP

Suele decirse que uno de los errores más graves del Gobierno del PP ha sido el de traicionar a sus votantes y haberles engañado aplicando medidas económicas contrarias a las que propugnaron para acceder al poder. O el haber perdido la oportunidad histórica de, con todo el respaldo de la población, realizar las necesarias reformas liberalizadoras de la economía y de reducción del mastodóntico Estado.

Cada crisis desplaza al Estado no sólo hacia un mayor tamaño, sino hacia un mayor alcance y poder

Siendo esto así, hay todavía otra grave consecuencia de la política económica del PP y ha sido la de protagonizar lo que el último premio Juan de Mariana, Robert Higgs, describe como efecto trinquete (ratchet effect): el Estado crece en épocas de crisis o emergencia nacional y se contrae cuando esa amenaza disminuye o se disipa, pero sin llegar nunca al nivel anterior a la emergencia, de tal manera que cada crisis desplaza al Estado no sólo hacia un mayor tamaño, sino hacia un mayor alcance y poder.

Las alternativas al Gobierno del PP son partidos políticos que ofrecen al votante (con sus matices) ese mismo pensamiento único de un Estado más grande, con más alcance y con más poder. Y por ello, el efecto trinquete se presenta ante nosotros de manera más acusada: de superarse la crisis, no se vislumbra reducción alguna del tamaño del Estado (que apenas ha sufrido variación) sino un incremento de su alcance y poder. Y un ejemplo de ello es Podemos, alumno aventajadodel PP en lo que apolítica fiscal se refiere.

Con su propuesta impositiva de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales, Podemos aspira a una fuerte reinstauración e incremento de multitud de impuestos (Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, Actos Jurídicos Documentados, el tramo autonómico del IRPF y los impuestos medioambientales, etc.) no sólo a través de la elevación de tipos impositivos, sino ampliando las bases imponibles (un argumento utilizado por otros partidos), limitando y restringiendo mínimos exentos, deducciones y bonificaciones.  Una de las maneras en la que se observa la visión fiscal de este partido es su uso estatalizador del lenguaje (aquí a partir de 1:06:02): el Estado o la Comunidad Autónoma "se gasta", "regala", las deducciones o exenciones. Es decir, nuestra propiedad es en realidad del Estado, que generosamente nos deja poseerla… por el momento.

La armonización fiscal también suele ser habitual entre las propuestas fiscales de los partidos. Pero Podemos va más allá. Pretenden armonizar todos los impuestos para evitar una competencia fiscal entre Comunidades Autónomas

La armonización fiscal también suele ser habitual entre las propuestas fiscales de los partidos, pero Podemos va más allá. Pretenden armonizar todos estos impuestos para evitar una competencia fiscal "desleal" de las Comunidades Autónomas "no cooperativas". Es decir, igualarlos todos al alza (el mismo estilo que la UE, por cierto, en su proceso de crear un supra gobierno europeo), evitando la posibilidad de que las administraciones ofrezcan un entorno institucional diferente para atraer actividad económica y prosperidad, y erradicando la idea de que se puedan reducir los impuestos, por ejemplo, por un gasto público más productivo y eficiente.

Pero para conocer en mayor medida las propuestas fiscales que Podemos trataría de implantar en las Comunidades Autónomas o Ayuntamientos en los que gobernara, es necesario acudir al programa fiscal  elaborado por uno de sus círculos más influyentes (el Círculo 3E). En este programa, Podemos no sólo contempla enormes subidas fiscales, sino un mayor poder fiscalizador del Estado. Es decir, no sólo se propone eliminar deducciones o bonificaciones y subir o reinstaurar impuestos, sino que la propuesta más importante de Podemos –de lo que deriva todo lo anterior– es la esencia misma de un Gobierno Omnipotente: incrementar la autoridad del Estado. Esta es la propuesta fundamental de Podemos, y por eso, la vía para hacerlo no consiste sólo en subir los impuestos, sino en incrementar el poder fiscalizador y controlador del Estado, a costa de un mayor control del individuo y, por tanto, de la sociedad. 

A pesar de que el Gobierno del PP ha logrado la triste hazaña en plena Gran Recesión de incrementar la recaudación a través de las inspecciones y sancioneshasta llegar al 1% del PIB (en torno a 10.500 millones de euros), y a través de innumerables medidas fiscalizadoras y restrictivas, Podemos va más allá. No sólo se propone mantener la prohibición a las transacciones en efectivo superiores a 2.500 euros, sino la "restricción de todo pago en efectivo". Se propone igualmente prohibir el uso de los billetes de 200 y 500 euros. También se propone incrementar el tiempo que duren las inspecciones tributarias (hasta dos años y medio); ampliar el número de años en los que puede inspeccionarse al obligado tributario (la prescripción), hasta 10 años; agravar las penas de cárcel para el delito fiscal, delito cuya cuantía (importe no ingresado al Fisco) quieren reducir a 50.000 euros, al mismo tiempo que se proponen sancionar con dureza las conductas cuyo único fin sea la búsqueda del ahorro fiscal.

El control tributario que Podemos pretende no consiste en controlar a los ricos evasores, sino en ampliar el control al conjunto de la sociedad

Son todas ellas medidas de control que siguen la misma inercia restrictiva que las emprendidas por otros Gobiernos o las propuestas por otros partidos, en ese intento por parte de todos ellos de incrementar el control del Estado. En definitiva, el efecto trinquete en el plano fiscal (o, el efecto "trinque" dicho más llanamente) no solo se observa en el avance de medidas evidentes como las subidas de tipos impositivos o la creación de impuestos, sino en otras más difusas destinadas a fortalecer el sistema de control del Estado sobre los ciudadanos. Al igual que en los impuestos, en donde más que redistribución de ricos a pobres se impone una redistribución de todos sobre todos, en el control tributario que Podemos pretende no consiste en controlar a los ricos evasores, sino en ampliar el control al conjunto de la sociedad. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba