Juan Manuel Moreno-Luque

Luz y taquígrafos en "la plaza de la crisis": la verdad sobre el edificio España

El Banco Santander vetó la proyección de un documental dirigido por Víctor Moreno sobre el proceso de demolición interior del Edificio España entre 2007 y 2008, amparándose en una cláusula que le permitía hacerlo si consideraba que afectaba a sus intereses. Un manifiesto firmado por importantes figuras del mundo de la cultura pidió que se pudiera ver la película, y ahora el banco ha comunicado a su director que le da total libertad para proyectarla. Lo celebro.

El Edificio España, situado en la Plaza de España de Madrid, rebautizada en El País, por Elsa Fernández Santos y Álvaro de Cózar como la "Plaza de la Crisis", tiene una truculenta historia que puede servir de argumento para una película de la serie negra. El Edificio España fue la inversión más importante del fondo Santander Banif Inmobiliario, llegando a representar el 20% del activo total de su  cartera de inmuebles. En un mercado ilíquido el Edificio España, que tuvo >una fácil entrada en el fondo, tenía una difícil salida y fue una de las causas del colapso del fondo y de la suspensión de reembolsos que se produjo en el año 2009 y que duró hasta el año 2011 en el que los bancos del Grupo Santander tuvieron que inyectar 2.500 millones € de liquidez para que las 43.000 familias atrapadas en el fondo pudieran rescatar parte de sus ahorros.

Cuando se compró el Edificio España en 2005 se encontraba completamente deshabitado, en estado de práctica ruina y nunca pudo ser explotado en régimen de alquiler, objeto declarado del fondo, por lo que ningún rendimiento real produjo a los partícipes del mismo.

Sin embargo, el inmueble, a lo largo de los años y a pesar de su demolición material y financiera, fue revalorizado por la gestora, que lo llevó desde los 227 millones € (precio declarado de compra) hasta los 433 millones de valor estimado declarado en marzo de 2009. Todo ello en beneficio de la gestora y de la depositaria del fondo y en perjuicio de los partícipes que al margen del coste de oportunidad del dinero invertido durante los seis años y medio que ha permanecido el Edificio España en el activo del fondo tuvieron que soportar las comisiones de gestión y depositaria que recibió el Grupo Banco Santander (3,40% hasta febrero de 2009, 0,85% desde marzo 2009 hasta octubre de 2013, y 3,40% a partir de noviembre 2013, sobre el patrimonio).

El caso del fondo Santander Banif Inmobiliario, en el que el Banco Santander se ha llevado comisiones por importe de 811 millones de euros y en el que los reembolsos se pagaban con las suscripciones -pues el banco se quedaba con todos los rendimientos reales- es el prototipo del esquema financiero piramidal, aquel que, como dijo Aníbal Sánchez, catedrático de derecho mercantil y ex vicepresidente de la CNMV, "sirve para captar dinero, asegurando el pago del interés y la devolución del principal, mediante el capital que se consigue con una nueva emisión, que, a su vez, se redime con una tercera y así sucesivamente. Como es natural, el 'tinglado' dura hasta que falla el crédito y desaparece la confianza; y tras las luces de bengala que, como fuegos artificiales, iluminan, con el señuelo de elevados rendimientos, una oportunidad de inversión insólita y brillante, lo que al final de la aventura queda entre las manos de los incautos que confiaron sus ahorros a estos ilusionistas de las finanzas es sencillamente el palitroque chamuscado que testifica jurídicamente la existencia de una estafa, dicho sea en el sentido estricto que a ese término corresponde en Derecho penal.

Asimismo este caso es también el prototipo de los estudiados por el BAU-2 del FBI, una unidad compuesta por ocho policías federales cuya misión es modelizar el funcionamiento psíquico de los grandes artífices financieros que crean los fraudes piramidales, y que trata de definir el perfil psicológico de tan ilustres personajes. El FBI ha estudiado en profundidad fraudes como el de la firma Bernard L. Madoff Investment Securities LLC, que afectó a clientes del Santander a través del fondo Optimal Strategic US. En el informe de gestión 2008 de Banco Santander y, en relación con la gestión colectiva alternativa, se nos reveló la exposición por importe de 2.300 millones € del Grupo Santander al fraude piramidal organizado por esta firma.

No es extraño que con supervisiones e inspecciones de tan baja calidad (por inexistentes) puedan desarrollarse sin ningún tipo de trabas esquemas financieros piramidales letales para el ahorro popular. Como dijo el Banco Santander en el Informe de gestión de 2008, al tiempo de su intervención, Madoff Securities era un broker dealer autorizado, registrado y supervisado por la SEC y estaba, además, autorizado como “investment advisor” por la “Financial Industry Regulatory Authority” (FINRA) de los EE.UU. Como el propio Banco Santander ha declarado, Madoff Securities fue regularmente inspeccionada por dicho supervisor durante los últimos años, sin que en ningún momento su reputación y solvencia fuera cuestionada ni por el mercado ni por las autoridades supervisoras de los EE.UU. Al igual que el fondo Santander Banif Inmobiliario (hoy una especie de banco malo) que también estaba “autorizado, registrado, supervisado e inspeccionado por la CNMV”, sin que en ningún momento su reputación y solvencia fuera cuestionada ni por el mercado ni por las autoridades supervisoras del Reino de España.

Queda por decir que cuando se compró el Edificio España era presidente de la gestora del fondo Matías Rodríguez Inciarte (hoy Vicepresidente del Banco y Presidente de la Fundación Príncipe de Asturias), Presidente del depositario del fondo, Alfredo Sáenz (hoy "judicialmente" jubilado), y responsable de la división global de seguros, gestión de activos y banca privada, Javier Marín (actualmente Consejero Delegado del Banco).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba