Sergi Arola

El chef Sergi Arola, arruinado e irreconocible

El catalán ha tenido que vender su Harley y sus dos casas y subsiste gracias a la ayuda de sus amigos

  • Sergi Arola, arruinado e irreconocible
    Sergi Arola, arruinado e irreconocible Corazón TVE/Instagram.
  • El cambio físico de chef Sergi Arola.
    El cambio físico de chef Sergi Arola.

Desde hace un tiempo el chef está atravesando por una mala situación económica que le habría llevado tocar fondo. Sergi Arola está “hundido y sin un euro” por sus deudas y problemas con Hacienda.

Al parecer, ha perdido la gestión de sus locales, -llegó a ocuparse de 17-, se ha visto obligado a deshacerse de su Harley Davidson, -lo hizo a través de Twitter-y ha vendido sus dos casas: su chalet de dos plantas en la zona norte de Madrid y un piso de 75 metros cuadrados en el barrio de Manoteras, según publica ‘Corazón TVE’.

Ahora subsiste gracias ala ayuda de sus amigos y de una nómina como cocinero en el Restaurante LAB, en el lujoso Penha Longa Hotel de Sintra, en Portugal, donde es un asalariado más. "Es España va de piso en piso, de amigo en amigo. No tiene ni para pagarse un menú", asegura su entorno. 

En Urgencias, solo, por un ataque de ansiedad

Unos problemas económicos que se verían reflejados en su salud y físicamente. Fue visto a la salida de un hospital en Madrid, donde visitó las Urgencias por un ataque de ansiedad. También ha experimentado un gran cambio físico. Se le ve más dejado y desaliñado. Atrás quedó su pelo repeinado hacia atrás, ahora tiene la melena larga, descuidada, y su modo de vestir también es totalmente diferente.

A pesar de que participa como jurado en la versión chilena de ‘Masterchef’, estos ingresos no serían suficientes para afrontar todas las deudas que tiene. El chef está viviendo una de sus peores etapas.

El pasado 30 de diciembre escribió este mensaje desde un hotel en Suiza: “Nieva y nieva en Verbier y yo pensando y pensando, completamente desvelado... toca hacer balance, acaba el año, hay que pensar en lo que me ha deparado el año que se va, en lo bueno y en lo malo, en las oportunidades que se abren con el nuevo año para mi, en lo que tengo que mejorar... en lo que tiene que cambiar. #nocheenvela”.

El día 1 de enero escribía un mensaje en el que se aprecia tristeza y melancolía: “Mismo vagón, mismo tren, misma hora solo que un año más tarde... exactamente las mismas sensaciones, la misma soledad!”.

Se le juntaron las deudas con su ruptura con Silvia Fominaya

En el verano de 2013, Sergi contrae una deuda con Hacienda de 308.000 euros, 148.000 con la Agencia Tributaria y 160.000 con la Seguridad Social. Esta situación lleva a que la bodega y restaurante de Sergi estuviera precintada por Hacienda durante varias semanas. 

A estos problemas económicos se le sumaron los problemas personales, Sergi y su entonces mujer y madre de sus dos hijas, Sara Fort, socia del chef, no lograban llegar a un acuerdo entre ellos. Su divorcio se hizo público en el año 2012 pero colaboraron profesionalmente hasta 2016. En septiembre de este año, se vio obligado a cerrar su restaurante Sergi Arola Gastro, de dos estrellas Michelin, por las deudas. Sara era la que le sostenía en la realidad”, han señalado sus conocidos.

Una mala noticia que vino ligada con la ruptura de Silvia Fominaya, con la que comenzó una relación en 2015. La expresentadora rompió con él en abril de 2016 porque, según ella, su relación la “ahogaba”. A pesar de ello, siguen siendo muy buenos amigos, y él sigue considerando a Silvia “la mujer de su vida” y está dispuesto a esperarla. Incluso llegó a anunciar su tercera boda con ella. En julio de 2017, los dos abrieron juntos un restaurante en La Coruña, llamado ‘Por la jeta’, en el que Silvia está al frente del negocio.

Cerró Gastro con una deuda de 7 milones

Las deudas que arrastraba el catalán le obligaron a cerrar las puertas de su restaurante. El chef dejó una deuda de 7 millones de euros tras cerrar su local situado en la calle Zurbano, de Madrid. Sin embargo, él desmintió que fuera por este motivo: “El restaurante iba bien. Estábamos llenando las mesas”. “Cerramos por hastío”, declaró en septiembre de 2016 en ‘LOC’.

Este local lo abrió en 2008 con su entonces mujer, Sara Fort. Este mismo año coincide con el principio de la crisis económica en España, afectando al local. En el ejercicio de 2011 existen unas pérdidas de 775.110 euros. En 2014, de hasta 1,2 millones y en 2015, de más de 1,3 millones de euros.

Sergi presentó en abril de 2017 una solicitud de concurso voluntario de acreedores en un Juzgado de lo Mercantil, en la que solicitaba el cierre inmediato del concurso de acreedores por insolvencia. Alegaba que la sociedad carecía de patrimonio y no podía devolver a los bancos y proveedores nada de los 7 millones de deuda.

Ni siquiera pudo trasladar el equipamiento de la cocina, decoración y mobiliario, que una vez subastados podían haberle servido para aminorar esta cuantiosa deuda. Según detalló Arola en la memoria aportada en el juzgado, la sociedad invirtió cinco millones de euros en la decoración y obras, que se prolongaron durante dos años, gracias a un crédito hipotecario del Banco Espirito Santo (hoy Novo Banco), ya que la sociedad se constituyó con tan solo 3.100 euros

Las malas noticias no acabaron ahí, uno de los acreedores ha reclamado ante el juzgado ya que cree que podrían existir indicios de un presunto alzamiento de bienes por la desaparición de todos los activos de la compañía. Por ello, pide a Arola y sus socios que respondan con su propio patrimonio.

El triste mensaje de Sergi Arola.
El triste mensaje de Sergi Arola. Instagram.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba