Paz Padilla

De pedir ayuda a Cáritas a la gran fortuna de Paz Padilla

Tras ganarle la batalla judicial a la Agencia Tributaria, el imperio que ha construido la presentadora ha salido a la luz.

Paz Padilla
Paz Padilla Gtres

Paz Padilla tienedos prósperos negocios y ocho propiedades, entre las que se encuentra la mansión de Villaviciosa de Odón, que adquirió en 2005, donde vive con su hija Anna. Se trata de una propiedad de 1.820 metros cuadrados de parcela y casi 300 de vivienda, inscrita a nombre de la empresa Polboart S.L, de la que Paz es administradora y única accionista. La sociedad cuenta con un activo de casi dos millones, con la que ha logrado construir su imperio. 

La sociedad Polboart S.L también gestiona la casa rural Can Miquelet, situada en el pueblo del Empordà, en Gerona, una finca de cuatro hectáreas con capacidad para 14 personas cuyo coste a la semana va de los 30.000 a los 1.000 euros. Se trata de un inmueble que le corresponde tras su divorcio con Albert Ferrer.

A estas propiedades hay que sumarle también un piso en Cádiz de 94 m2, una vivienda unifamiliar en Premià de Mar, un piso de 52 m2 en Barbastre y otra vivienda en Villaviciosa de Odón de 58m2. Además, hace poco estrenó nuevo negocio,un bar que abrió hace más de tres meses en Villaviciosa de Odón

Una situación económica que nada tiene que ver con la que Paz Padilla vivió en su infancia. “Durante muchos años sólo comíamos pan con manteca”, ha confesado a la revista ’Lecturas’, donde también ha revelado que en más de una ocasión se vio obligada a recurrir a Cáritas donde iba con su madre para pedir ayuda. Una vida que se aleja mucho de la que vive desde hace años gracias a una dilatada carrera como humorista, presentadora y actriz.

La presentadora ha sabido ahorrar como una “hormiguita” y prosperar. “Tengo siete hermanos y tres parados. Mi madre es una señora jubilada que creo que tiene 400 euros de paga”, ha confesado la humorista.

Paz afirma que no olvidará los apuros económicos que pasaron sus padres para sacar adelante la familia. “Estrené un zapato con la primera beca que me dieron. Nunca he visto a mi madre triste, y creo que para una madre no tener nada que dar de comer a sus hijos es lo más duro que hay. Pero éramos felices”, ha señalado.

La andaluza debutó en un programa de humor en 1989 y lo hizo como cómica a nivel nacional en ‘Genio y figura’, donde pasó de ganar 100.000 pesetas, -unos 600 euros-, por su trabajo como enfermera a embolsarse casi 800 euros, -130.000 pesetas-, por programa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba