Carmen Franco

La polémica herencia de Carmen Franco de más de 600 millones de euros

Carmen Franco, hija de Francisco Franco.
Carmen Franco, hija de Francisco Franco.

María del Carmen Ramona Felipa María de la Cruz, conocida como Carmen Franco Polo, marquesa de Villaverde, duquesa de Franco y Grande de España, ha muerto a los 91 años de edad en su casa de Madrid. La única hija del dictador poseía dos títulos nobiliarios, distintos cargos en 21 empresas y un patrimonio incalculable.

Según el escritor Mariano Sánchez Soler, en 1975, la familia de Franco participaba en sociedades que manejaban miles de millones de pesetas, y a su alrededor se había tejido una red con más de 150 compañías de cuyos consejos de administración eran miembros.

El valor de sus fincas rústicas, palacetes y edificios superaba con creces los mil millones de pesetas, de acuerdo con las estimaciones catastrales realizadas según los valores escriturados entonces, no al precio del mercado. Una cifra que se multiplicó por diez después de 30 años.

Carmen negaba su inmensa fortuna

‘Nenuca’, como la llamaban cariñosamente, logró gestionar eficazmente la gran fortuna que heredó de su padre, Francisco Franco, y multiplicó las viviendas y los ingresos. La familia tiene bienes inmuebles, acciones, sociedades anónimas y cuentas bancarias, en España y en otros países, con activos que han llegado a cifrarse entre 1.000 y 2.000 millones de euros. Una elevada fortuna que la fallecida siempre negó que tuviera y que ahora tendrá que repartirse entre sus siete hijos: Francis, Carmen, Jaime, Cristóbal, Merry, Mariola (María de la O) y Arantxa.

Con este gran patrimonio no es de extrañar que algunos de los hijos no hayan necesitado trabajar. La propia Carmen Martínez-Bordiú señaló abiertamente y sin tapujos algo que ya sabíamos: “He vivido toda mi vida sin trabajar… Todo lo que tiene que ver con los negocios lo hago mal. Sé gastar dinero pero no sé ganarlo”.

Aunque es difícil calcular con exactitud la gran fortuna que heredó y el valor del inmenso patrimonio de la familia Franco, el periodista y escritor Mariano Sánchez Soler hizo una aproximación en su libro ‘Los Franco S.A.’, en la que hablaba de una cifra cercana a los 500 y 600 millones de euros. A finales de los años 70, Jesús Ynfante escribía en la revista ‘Posible’ que la fortuna podía alcanzar los 100.000 millones de pesetas.

Empresas de gran patrimonio e inmobiliarias

Carmen llegó a ser administradora única de dos compañías, cuyo patrimonio era de más de 38 millones de euros. La primera es Fiolasa S.L.U., creada en 2002 con el objetivo de adquirir, enajenar o transmitir en cualquier otra forma, disfrutar, tener, aprovechar, arrendar, ceder en arrendamiento a terceros, explotar, administrar, gestionar, comercializar, según ‘El Español’. El capital social con el que se creó fue de casi 10 millones de euros, que terminó el año con unos beneficios de 120.044 euros, aunque no se registró facturación-, y con un activo total de más de 20.498.844 euros al cierre del pasado ejercicio.

La segunda empresa es Sargo Consulting S.L., creada también en 2002, para la prestación de asesoramiento e información económico financiero par apersonas físicas o jurídicas. El patrimonio inicial fue de 9,6 millones de euros. Al año siguiente se amplió hasta llegar a los 11,2 millones. En 2015 y 2016 facturó la misma cantidad de 48.000 euros. Una cifra que se mantiene estable. A finales de 2015 tenía unos activos de 20 millones de euros y en 2016, 17 millones de euros. Podría ser la que se encarga de gestionar el patrimonio.

La sociedad Sargo Consulting S.L cuenta también con unos fondos propios de casi 21 millones de euros, es propietaria del cien por cien de las acciones de Fiolasa, que a su vez participaba, a 31 de diciembre de 2006, en compañías como CauceAparcamientos AtochaCaspeProazca o Promociones del Suroeste. El accionistade referencia de esta última es Felipe San Román, un polémico ganadero y constructor que ha estado envuelto e imputado en varios escándalos urbanísticos, el último de ellos el de la operación Malaya contra la corrupción en Marbella. 

Los Franco también poseen inmobiliarias: FR Promociones del Suroeste, con activos de más de siete millones de euros y actualmente en concurso; la empresa Fiolasa, que en 2016 contaba con activos de más de 20 millones de euros; y Montecopel, con activos valorados en 17 millones, cuyo administrador único es su hijo Francis, así como Centro de Agentes Unidos del Calzado Español SL., que se dedica a las fincas y el año pasado tuvo unos activos de casi seis millones de euros.

Decenas de inmuebles y muchos de valor incalculable

A la muerte del dictador, el 20 de noviembre de 1975, las propiedades inmobiliarias que poseía la familia eran 22, según el escritor Mariano Sánchez. Una gran parte de las propiedades Carmen las vendió, aportándole importantes ingresos, y es propietaria de muchos inmuebles más de gran valor.

Sólo la venta del Palacio del Canto del Pico, -que le fue regalado a Franco-, de 820.000 m2 más la casa del guarda, situado en Torrelodones, (Madrid) en 1998 le trajo unos ingresos de más de 320 millones de pesetas (más de 1,8 millones de euros). Fue comprada por el hostelero José Antonio Oyamburu Goicoeche. Asimismo, hay otras propiedades de las que se han desprendido y que les han supuesto unos ingresos considerables.

El 'palacio de caza' de Franco, situado en Castillo de las Navas (Córdoba), una fortaleza del siglo VIII que fue vendida por Carmen por unos 90 millones de pesetas tras la muerte de su padre. En 1981 el marqués de Villaverde vendió también un chalé en Torremolinos (Málaga) por 200 millones de pesetas. 

Entre los inmuebles que posee la familia están el polémico pazo de Meirás, fue un regalo que le hicieron a Franco una comisión de notables capitaneada por el banquero Pedro Barrié de la Maza, adquirido por 450.000 pesetas, un precio barato en 1938 para una propiedad semejante de 110.000 m2. En Galicia tiene también el palacio de Cornide, en A Coruña. Se trata de un edificio de 879 metros cuadrados, de tres plantas, con un valor muy superior al del pazo de Meirás.

A estos se suma el edificio de Hermanos Bécquer donde ha vivido hasta el día de su fallecimiento, junto a su nieto Daniel, hijo de Cristóbal y de la presentadora Jose Toledo. Según los datos del Registro de la Propiedad, la familia tiene en el edificio sótanos, planta baja, cinco pisos altos y áticos. Esta propiedad es una de las más importantes y la mayor parte de sociedades del entramado familiar tienen sede en este edificio.

Más de una decena de garajes

La familia Franco no sólo ha invertido en ladrillo sino también en la adquisición de garajes por todo Madrid. Francisco Franco Martínez-Bordiú podría disponer de más de una decena,gestionados por empresas como Comerzia, Estacionamientos Urme o Aparcamientos Atocha. La cabecera de este negocio es la empresa, Proazca, creada en 1991 con una inversión de 1,2 millones.

Además, en 2005, se estimó el valor de tres pisos de lujo y dos plazas de garaje en la antigua avenida del Generalísimo de Madrid, en 4,5 millones de euros.

Siete fincas rústicas y varios chalés

También poseen la finca del conde de Romanones, donde le gustaba ir a Francisco Franco a cazar y pescar. Cuando el dictador murió la propiedad estaba valorada en 10.000 millones de pesetas, según el libro ‘Franco confidencial ‘que publicó Pilar Eyre. Una parte de la propiedad, 3,3 millones de metros cuadrados, fue recalificada y, antes de que estallara la burbuja inmobiliaria, estaba previsto construir una urbanización de lujo, con un valor incalculable.

En Madrid, también tienen un gran número de pisos en alquiler, locales comerciales y plazas de garaje que les reportan elevados beneficios. También deja en a sus herederos las siete fincas rústicas de las que ha sido propietaria, más la de Valdefuentes en Arroyomolinos, -de casi diez millones de m2 y que podría valer más de 700 millones. Aquí Franco se dedicó a la explotación ganadera y agrícola, y es donde años después se construyó el centro comercial Madrid Xanadú. La superficie también alberga miles de viviendas.

Según Mariano Sánchez, "esta propiedad fue un pelotazo organizado por el administrador de Franco y tío del marqués de Villaverde, José María Sanchiz, en 1956. Aquí se cimentó la fortuna de los Franco, uno de los secretos mejor guardados de la transición política española, tan generosa con ellos que jamás sometió a la familia del dictador a una inspección de Hacienda ni investigó sus posibles cuentas en la banca suiza de Lausana".

A ello hay que sumar los chalés que posee en la urbanización Los Monteros de Marbella, -que recibió Carmen como regalo de boda de un constructor de la Costa del Sol-, en Guadalajara, Puerta de Hierro -regalo de Franco a su nieta Carmen Martínez-Bordiú cuando se casó con el duque de Cádiz; en La Moraleja y en Miami. También se encontró rastro de propiedades en Flipinas.

Otros negocios 

La familia también tiene otros negocios, aunque no tan lucrativos como el ladrillo. Francis Franco, uno de los siete hijos de Carmen, es administrador del Centro Médico del Láser Pío XII, que se creó en el año 2000, y de una cadena de restaurantes en La Coruña, controlada por una de sus empresas de aparcamiento.

Además de las mencionadas empresas y de otras que tiene, Francis también probó suerte en el sector alimentario y creó en 1994 la sociedad Premohi S.L. Se dedica a la importación y exportación de productos cárnicos, junto a Gonzalo Hinojosa, hasta hace dos años principal accionista y presidente de Cortefiel, que rompió ya su alianza. 

Hay que sumarle los regalos que recibían

De todos era conocida la afición de Carmen Polo por los regalos. Cada martes de cada semana recibían decenas de regalos artísticos de alguna corporación, fundación, club de fútbol o una comunidad de regantes que ofrecían regalos como: oro, plata, lienzos, tapices, insignias y medallas labradas, etc.

La Casa Civil regulaba los obsequios mediante unos módulos en los que precisaba las dimensiones y el peso que debía tener cada regalo. Según Mariano Sánchez "basta calcular cuántos martes tiene un año, multiplicar por 40 y hacer una encuesta entre los más prestigiosos joyeros. Si estimamos en dos millones de pesetas el valor aproximado de cada uno de los obsequios entregados en las audiencias semanales, se obtiene la impresionante cifra de 4.000 millones de pesetasen regalos durante las 2.000 audiencias de las cuatro décadas".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba