Reina Letizia Ortiz

Los problemas de Letizia para encontrar blusas de su talla y su baño de multitudes en Vallecas

¿Alguien del ciberespacio puede responderme a esta pregunta?: ¿Por qué nuestra Reina se compra las blusas grandes? ¿Tan difícil es encontrar prendas de arriba que le queden bien? ¿Por qué siempre lleva las mangas largas?

Estas y un sinfín de preguntas me han venido a la cabeza al ver a la Reina en su último acto público que ha tenido lugar este martes en la Confederación Salud Mental España, en Entrevías, barrio madrileño perteneciente a Puente de Vallecas.

Cuando he visto que nuestra Reina estrenaba un conjuntito, que de lejos parecía bastante apañado para el otoño, me he quedado toda chafada al observar el modelo de cerca y es que ya sabéis que un buen estilismo puede ser arruinado por pequeños detalles. Este es un claro ejemplo.

Se ve que la Reina no lee Let y Cia y parece no saber que las blusas de manga larga hay que arreglarlas. Veo, a juzgar por las fotos, que no ha seguido mi recomendación de contratar una costureraque le arregle el largo de las mangas. Y es una pena porque lo que ha llevado este martes Letizia ha sido bastante acertado.

El desastre se ha acentuado cuando he visto que las mangas de su chaquetón nuevo ¡estaban remangadas! La Reina ha debido de tirar por la calle del medio y ha debido decirse: “Como me quedan largas, me las doy una vuelta”. ¡Ay Dios Mio! Qué desastre. Me recuerda a las dobleces que me hacía mi madre con los abrigos de invierno cuando iba al colegio y como las prendas me quedaban grandes y tenían que valerme para varias temporadas me las compraba unas tallas mayores. No me digáis que el detalle de los puños de su chaquetón no es bastante cutre.

Con este post de hoy me reafirmo en la idea que la Reina debe contratar a una modista que le ajuste la ropa porque si no va a llegar un momento en que la consorte de Felipe VI va a aparecer un día con las manos engullidas por los puños de sus blusas.

Letizia, de estreno al completo

Tras este disgusto paso a detallaros su look de hoy. Letizia ha estrenado todo, todito, todo. Como os decía un chaquetón y blusa con jaretas en color beige, que aunque son bonitos no le favorecen por ser un color tan claro que hace que el rostro de Letizia no reluzca y resulte un tanto cansado.

Estos tonos claros hay que tener especial cuidado en invierno (cuando se nos ha ido el bronceado) pues al estar pálidas no contrastan con la piel y dan un efecto “cara cansada”. Lo que sí que me ha gustado ha sido la falda en tonos rojos, negros y claros.

Desconozco de quién es el conjunto así que si alguno de vosotros lo sabéis soy todo orejas. Doña Letizia llevó una falda lápiz con estampado geométrico en blanco, negro, beige y rojo coral, unos salones de Magrit de punta redonda en color claro (me gustan más con puntera en pico) y una cartera labrada en rojo coral también de Ángel Schelesser . Además, no sé si es por la llegada del frío o por qué, pero la Reina ha optado por rescatar sus pendientes de brillantes de Chanel que desterró cuando le dio por comprarse baratijas.

Lo mejor del día de hoy ha sido lo sonriente que ha estado la Reina y es que os cuento que el acto de hoy ha tenido lugar en un barrio humilde de Madrid. El lugar perfecto para darse un baño de multitudes.La Reina ha cogido bebés en brazos, se ha hecho fotos con todas las señoras de media edad que han dejado de ver El Programa de Ana Rosa, para bajar a la calle y ver a su otra reina, la de verdad, en su barrio.

Letizia ha derrochado paciencia y a juzgar por las imágenes parece que tenemos Reina en campaña electoral. Si fuera una política, algunos la criticarían de populista, pero como no lo es estamos encantados de que pose así de sonriente, se mezcle con el pueblo llano y de paso escuche la voz de la calle.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba