Gritos

Antonio David revela lo que Rociíto le dijo a su hija: “No voy a parar hasta ver a tu padre en la cárcel”

El mismo día en el que Rocío Carrasco está contrayendo matrimonio con Fidel Albiac, Antonio David ha decidido revelar el motivo que llevó a que su hija y su ex se distanciaran y dejaran de hablarse hasta el punto de que ni siquiera ha invitado  a sus propios hijos a su boda. Antonio David ha revelado que su ex llegó a decirle a su hija que “no iba a parar hasta ver a su padre en el cárcel” y que iba a llorar “lágrimas de sangre”.

Antonio David revela lo que Rociíto le dijo a su hija: “No voy a parar hasta ver a tu padre en la cárcel” (Gtres).
Antonio David revela lo que Rociíto le dijo a su hija: “No voy a parar hasta ver a tu padre en la cárcel” (Gtres).

“Mientras Rocío se casa, sus hijos lloran” con este titular se ha despertado Rocío Carrasco mientras trata de disfrutar de su gran día. Según declara Antonio David “están siendo unos días complicados para ellos porque no entiende la situación”. Sobre todo para su hijo mejor: “No comprende cómo su madre no es capaz de hacer una llamada de teléfono y arreglar la situación” y asegura que es Rocío la que no tiene interés “en solucionar lo que la separa de sus hijos”.

Lo peor es la humillación pública que padecen mis hijos”

Según señala el ex de Rocío, la fecha de la boda se ha celebrado aposta el día que le tocaba al niño estar con su padre: “No tengo ninguna duda. También me llama mucho la atención que no haya niños en esa boda, que estén prohibidos”.

Sin embargo no son las únicas declaraciones fuertes que ha dado el ex guardia civil en la revista Lecturas. Antonio David ha confesado el sufrimiento que tiene sus hijos, Rocío, que cumplirá 20 años en octubre; y David, que en diciembre hará 18 años: “Lo peor es la humillación pública que padecen”.

En dos meses y medio Roció no ha llamado para preguntar cómo está su hijo”

Los hijos se encuentran muy unidos a su padre desde que la pareja decidió acabar con su relación y acabaron como el rosario de la aurora hasta con nulidad eclesiástica de por medio. La relación entre madre e hijos tampoco ha sido nada buena, motivo por el que no han sido invitados a la boda por su propia madre.

Antonio David está esperando a que su hijo cumpla los 18 años para que sea mayor de edad para poder llevárselo a vivir con él junto a Ro y la hija que tiene con su mujer, Olga, Lola: “Mi hijo dice que ya no quiere volver a casa de su madre, no solo por el tema de la boda. Es la suma de muchos más motivos. No está bien allí, quiere vivir con sus hermanas y conmigo”.

Según su padre, David no está bien allí, y no ha querido dar los pasos legales hasta que él terminara con el colegio. Ahora que ya lo ha hecho, puede seguir estudiando en Málaga, así que, según cuenta, se organizará para cumplir los deseos de su hijo.

Antonio David ha sido el encargado de quedarse todo el verano con su hijo y asegura que Roció en todo este tiempo no le ha llamado para ver cómo se encontraba: “En dos meses y medio Rocío no ha llamado para preguntar cómo está su hijo. No ha pedido estar con él. Supongo que le venía bien para organizar la boda”.

“Es evidente que para ella sus hijos están en un segundo plano, no existen. La felicidad que siente igual será real para ella, pero no para cualquier persona con corazón e instinto maternal. Aquello que su madre quiso mantener unido con tanta garra está totalmente roto”, comenta Antonio David.

Mi hija se enfrentó a su madre por defenderme a mí y le dijo vas a llorar lágrimas de sangre”

Su hija Rocío no se habla desde hace años con su madre y después de muchos años sin saber el verdadero motivo del no dirigirse la palabra, ahora Antonio David ha roto su silencio: “Mi hija se enfrentó a su madre por defenderme a mí. El último comentario que aguantó fue: ‘No voy a parar hasta ver a tu padre en la cárcel’” y añade: “Es tremendo que una madre diga a su hija: “Vas a llorar lágrimas de sangre”. Es una frase dicha desde el odio y las madres deberían hablar desde el amor”.

Antonio David ha señalado que hubo un momento en el que su hija tuvo que enfrentarse a su madre y decirle: “Hasta aquí, ya vale de este abuso”. Además relata que sus hijos “han vivido un abandono desde hace mucho tiempo. Lo primordial en casa de Roció Carrasco era su novio y en la mía, mi motor han sido mis hijos”. Además ha señalado: “Es muy duro que tu hija te pregunte si ella es culpable de algo y si yo creo que es buena persona”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba