Godivaciones

El tiki-taka alemán

Esta semana se cumple un mes exacto desde que el ministro Luis de Guindos explicó en rueda de prensa que la banca española sería rescatada mediante una línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros. Los detalles técnicos los dejó para más adelante. A nadie se le escapaba que precisamente esos detalles técnicos eran, como se suele decir, la madre del cordero.

El órdago Monti-Rajoy

Veinte días después, las portadas de todos los periódicos se hacían eco del triunfo del tándem Monti-Rajoy quienes, en la cumbre europea, habían conseguido que Ángela Merkel cediera y aceptara que las ayudas se concedieran directamente a la banca española, y no al gobierno español. Además la deuda con el EMS no tendría prioridad frente a las demás deudas españolas por lo que la prima de riesgo no tenía por qué deteriorarse.

Las cuestiones de procedimiento siempre son espinosas, pero cuando se trata de transferir tantos miles de euros a un país cuyo sistema bancario está quebrado, en gran parte, debido a la ineptitud y falta de coraje de sus gobernantes, el procedimiento es una cuestión vital. Por eso, a algunos se nos enarcaba una incrédula ceja al leer en titulares que Rajoy aseguraba que no habría contraprestaciones. Cierto es que la tajante afirmación de Merkel: “No hay prestación sin contraprestación” sonaba a “Te vas a enterar”. Como cuando tu madre te dice “Perfecto. Si no te gustan las lentejas no las tomes”. Uno se va a la cama sin cenar pero con la sensación de que ha conseguido que su madre ceda a los caprichos culinarios de uno. Sin embargo, Merkel y la madre de una son duras de pelar.

El procedimiento habitual

Lo que sabíamos todos es que la línea de crédito se concedería a la banca en una operación vigilada por un supervisor único por determinar y, que hasta que se decidiera quién iba a ocupar esa función, las ayudas llegarían a través de los mecanismos que existen. De momento, éstos son el EFSF, es decir, el fondo temporal, y el EMS, que es el mecanismo europeo de estabilidad que entrará en funcionamiento a finales de año.

Rajoy se fue a ver ganar a la selección de fútbol, los mercados nos dieron dos días de respiro y la prima de riesgo se relajó un poquito. Pero, al cabo de cuarenta y ocho horas, la tensión volvió a los titulares de los periódicos salmón y a nuestras vidas. No era explicable. El gobierno recibirá ahora fondos que serán devueltos por la banca al FROB con los fondos que, a partir de fin de año, le transferirá el EMS. ¿Por que la alteración de los mercados?¿qué estaban descontando?

El truco de Merkel: las lentejas de desayuno

Era difícil imaginar que Merkel iba a traicionar su mantra vital: solidaridad sí, pero con control. ¿Cómo conseguir controlar a los díscolos Monti y Rajoy que se negaban a pasar por el aro? Tocando la zona sensible al tercero en discordia: Francia. Hollande, que aprobó desde la distancia el plante hispano-italiano, y que sigue formando parte del eje franco-alemán, base de la zona fuerte europea, no puede tolerar que haya una autoridad exclusivamente alemana, sin que algún francés de pro participe dejando patente que la grandeur francesa es más grandeur que nunca. Y ese es el truco alemán: resulta que para que la banca española reciba fondos, Francia y Alemania han de ponerse de acuerdo respecto a quién es el supervisor único. Mientras no sea así, España ha de esperar.

La semana pasada Holanda y Finlandia amenazaron con salirse del euro si no se ponían las cosas en su sitio: el sistema monetario europeo no es un medio para que los derrochadores se paguen las juergas. Además, Alemania explicó que sintiéndolo mucho, no se darían detalles económicos de nuestro rescate porque los informes no estarán hasta finales de julio. Y esta gente no toma decisiones sin cifras fiables en la mano.

Lo que hay de fondo es un problema de liderazgo europeo. Igual que mi madre me ponía las lentejas para el desayuno, para la siguiente comida, para la cena... hasta que las comiera, Merkel ha tensado el acuerdo con Francia respecto al supervisor y mirando a Monti-Rajoy a los ojos les ha explicado que no habrá dinero para la banca española hasta el año que viene.  Es como el tiki-taka futbolístico, la pelota pasa de un pie a otro hasta que el tiro está claro. Y Merkel ha metido gol.

Mientras  no haya acuerdo, el dinero lo recibe el gobierno a través del FROB, y de esa forma habrá solidaridad pero con control, porque el responsable último de lo prestado al FROB es el reino de España. Rajoy no puede exponerse tanto. Va a tener que bajarse del árbol de la tibieza y tomar medidas radicales. Anunciadas están. Veremos si cumplen las expectativas o no. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba