Godivaciones

La situación no está exactamente resuelta, señor presidente

El pasado fin de semana ha sido muy intenso para los españoles. Tras el avance de Reuters, medio disfrazado de metedura de pata, y alentado por algún socialista español en Europa, según dicen las malas lenguas, el sábado por la tarde se anunció el rescate. O el no-rescate. Durante las horas previas a la comparecencia del ministro Guindos, el Eurogrupo mantenía una video conferencia. Las palabras de Soraya Sáenz de Santamaría negando una y otra vez la posibilidad del rescate no habían convencido a nadie.

Comparecen los actores políticos

Luis de Guindos explicó que tras innumerables pesquisas y reuniones, se ha conseguido del Eurogrupo que acepte conceder a España una línea de crédito a través del EFSF (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera) para reestructurar la banca. Las condiciones han de pactarse aún, la cantidad la determinaría el Eurogrupo pero se consideraría un margen muy amplio para no andar con estrecheces. Todo un triunfo para el ministro, teniendo en cuenta que la alternativa era el rescate total del país. La diferencia es que en un caso las condiciones se imponen al sistema bancario y, en el otro, las variables macroeconómicas estarían afectadas por las exigencias de nuestros prestamistas. Desde luego, el presidente Zapatero no habría logrado tanto. Rajoy tuvo que ponerse burro para evitar que el rescate se extendiera a todo el país. Luis de Guindos responde tajante, repitiendo el mecanismo por el que se va a inyectar dinero a la banca y sin abandonar el triunfalismo, ante la perplejidad de periodistas y mirones de las redes sociales.

El domingo por la mañana, sin más, aparece Rajoy en rueda de prensa para confirmar lo que Luis de Guindos había anticipado. Despacha la cosa rapidito porque se tiene que ir. Más de lo mismo. Gran victoria, él ha presionado a Europa, lo hemos conseguido, viva la madre superiora. Y ante la pregunta de uno de los periodistas de las razones que le llevan a mantener su viaje a Polonia para ver a la selección, Rajoy explica que “una vez solucionada la situación” no ve razón para anular sus planes. Una vez solucionada la situación, en este contexto, se refiere a la batalla por la concesión de la línea de crédito de cien mil millones. No importa que no se hayan pactado aún las condiciones (plazo y tipo de interés sobre todo). No importa que en el texto que explica el funcionamiento del EFSF quede claro que la ayuda se da al gobierno, que será el responsable último, y que se exigirán condiciones. No importa que refutara a Luis de Guindos quien afirmó que incidirá en el déficit. Él a lo suyo: no afectará al déficit, no habrá condiciones, es una victoria, la situación está solucionada.

La situación no está solucionada

Para empezar, el déficit se verá afectado en la medida que se haga uso de la línea de crédito, ya que los intereses se cubren con dinero público. En segundo lugar, sí hay condiciones. Como se explica en la página web del EFSF, en primer lugar, debe haber un plan de reestructuración bancaria. En segundo lugar, al ser una ayuda estatal, el país ha de cumplir con las reglas establecidas en estos casos. Y finalmente, habrá supervisión financiera, nos mirarán con lupa el cómo lo hacemos, la legislación y hasta las enaguas, si hace falta. Pero la situación, la de Rajoy, está salvada. Porque, efectivamente, si nos hubieran tenido que rescatar al país como a Grecia, el golpetazo habría sido monumental para su posición política. Ahora, los hombres de negro vienen a hurgar en la banca nada más. Se ha perdido soberanía, ma non troppo. El rescate es más dulce. Y Rajoy salva el sillón.

No tenemos un presidente que mira por nuestro bien. De ser así, le habría echado un par y habría recortado de verdad. Porque poder, se puede. Con todo y con eso, comparado con Zapatero, Rajoy ha salvado su cuello sin pisarse el pie, como hizo Zapatero. Lo mejor del fin de semana ha sido ver a los políticos de izquierdas criticar el roto que han dejado las cajas, como si fueran la única causa de nuestra situación, y como si fueran un invento del Partido Popular. Nos espera un duro verano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba