Godivaciones

De nervios, promesas y obscenidades (preelectorales)

Después de la sobredosis de constitucionalismo falso y acomplejado de la conmemoración de "la Pepa" el pasado fin de semana, el país vuelve a la realidad. Y aunque ésta se manifiesta principalmente en clave económica y europea; aunque estamos en medio de un proceso de reformas más o menos profundas (menos que más); aunque seguimos en zona de riesgo en el ámbito europeo; aunque Grecia sigue amenazando con derrumbarse del todo arrastrándonos más de lo que nos gustaría... a pesar de todo ello, en España no hay otro tema más que las elecciones andaluzas.

Ni el caso Urdangarín, con el morbo que da la familia real, ni la huelga general del día 29 empañan el brillo de los anuncios, órdagos, acusaciones y noticias relacionadas con los comicios autonómicos. Ésta es la política española. De calado.

La situación es la siguiente. Las encuestas dan la victoria al Partido Popular. La izquierda, con el PSOE herido de muerte por el escándalo de los ERE's y la implicación de la Junta de Andalucía, está en manos de los ultras, es decir, Izquierda Unida. Así que, impotentes y sin un plan serio que ofrecer para arreglar el enorme roto que tantos años de socialismo de todos los partidos y de corrupción han dejado en la autonomía más grande de nuestra nación, socialistas y comunistas se unen en su proclama alarmista de la que se avecina, que vuelven los caciques (los pobres llevan volviendo desde Alfonso Guerra), el llanto y crujir de huesos que traerán los recortes del Partido Popular. Y para demostrarlo muestran lo que el partido en el gobierno está haciendo. Como si de verdad Mariano Rajoy estuviera dando la vuelta al país como un guante.

Y frente a eso ¿qué hace el Partido Popular? Sorprendentemente, darse por aludido. Y así, la Ministro de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha asegurado en un mitin en Rota (Cádiz) que en los Presupuestos que se presentarán el 30 de marzo no se destinará ni un euro menos al Plan de Empleo Rural de lo que ya se destina. De recorte, nada. Y eso que serán unos presupuestos austeros, de crisis, dice Báñez. Después de acusar al Partido Socialista Obrero Español de mantener el voto cautivo gracias al PER y al subsidio agrícola, después de haber subido el IRPF por necesidades imprevistas e ineludibles, de tenernos "amenazados" con nuevas subidas de impuestos (que lo nieguen ya no quiere decir nada)... el PER se mantiene y la agricultura andaluza se subsidia. Y todavía habrá quien defienda que el PP es liberal, neo-liberal, ultra-liberal...

¿A quién favorece ese anuncio? A los agricultores andaluces que van a seguir manteniendo un sector sea o no rentable y al Partido Popular que ha callado la boca de aquellos quienes, como Griñán, acusaban al "hombre del saco" (en este caso "de las tijeras") del Partido Popular de quitarles a los votantes ese sueldo financiado por todos. Eso sí, los veinticinco años que Arenas ha perdido elecciones contra el partido socialista en Andalucía, ¡cuántas veces no ha despotricado contra ese subsidio que fomenta la vaguería! Pues ya no. Ahora es muy necesario.

¿Cómo denominar esta cesión? ¿Electoralismo? Lo que más duele es que mientras tanto España sigue en mitad del huracán europeo. La apreciación que se tiene de nuestro país en la prensa extranjera después de la marcha atrás y otra vez adelante de Rajoy respecto al objetivo de déficit, no ha contribuido a que nos miren como gente de confianza, sino como a un país que se arruga no más consigue un poco de oxígeno del Banco Central Europeo. Ese electoralismo pepero es sangrante con la que está cayendo. El pánico electoral de las semanas previas a los comicios con estos anuncios obscenamente contrarios a las necesidades de la economía del país son una muestra de la catadura ética y la visión política de nuestros gobernantes. Así tengan diez carreras y títulos internacionales cada uno. Desolador.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba