Godivaciones

Resultados electorales: ¡ganamos en la Antártida!

En el año 2013, Cristina Fernández de Kirchner, tras una sonora derrota electoral, y varios días de silencio, apareció ante su pueblo para anunciar emocionada que habían ganado en… ¡La Antártida! Criticó a la prensa por no informar adecuadamente de los resultados y siguió sonriendo como suele hacer.

No era nuevo para los argentinos escuchar a presidentes agarrarse a un clavo ardiendo para no reconocer la derrota: Menem hablaba del pueblo Perico, y Rodríguez Saa de la mesa electoral 86 de Necochea, donde habían ganado por menos de 200 votos.

Cada vez que hay elecciones, en España ocurre lo mismo, volvemos a ganar en La Antártida. Todos.

Es el mismo espíritu con el que Carmona, que ha obtenido un 9% frente al 20% de la siguiente fuerza política, proclama que han doblado los resultados de las europeas

Derecha e izquierda se mantienen firmes

Pero firmes como estatuas de mármol. Hundiéndose, eso sí, pero con un porte y un discurso triunfal que da gusto verles. Y no puedo más que evocar la figura tan española del noble pobre que, aún pasando hambre y calamidades en su casa, esparcía migas por la pechera y el hombro de la capa para poder mostrar a todo el mundo cómo se sacudían las migas, como si estuvieran sobrados de todo.

Es el mismo espíritu con el que Carmona, que ha obtenido un 9% frente al 20% de la siguiente fuerza política, proclama que han doblado los resultados de las europeas. “¡No paramos de crecer!”. Bueno, la candidata que se le quedaba corta ha sacado un 21%. Y va a tener que venderse al mejor postor alardeando de ser liberal o de se izquierdas, que para algo debe servir  nadar y guardar la ropa.

Me queda la duda de cuál será la repercusión que tendrán los pactos del PSOE de Madrid con Ahora Madrid. Si se pondrán estupendos y explicarán que no es exactamente Podemos, aunque la plataforma fuera fundada por Podemos (que lleva al número 4 y al número 7, entre otros, en las listas) y Ganemos Madrid, junto con Equo, y miembros desperdigados de la izquierda radical. Cierto que Manuela Carmena no es Podemos, es la representante de la izquierda más rancia y gazmoña de España, la que sigue pensando que los asesinos son guerrilleros románticos y que acusa de corrupción a todos pero no consiente que se airee que su marido ha puesto bienes a su nombre para no pagar a sus empleados (¡viva el pueblo!). Hombre, doña Manuela, responder a esa seria acusación insultando y negando el saludo no es lo mejor.

Pero Manuela Carmena, para bien de sus votantes, es la auténtica ganadora en Madrid. Yo hablaba de Antonio Miguel Carmona, que después de llevar meses barrio a barrio, dando espectáculo en todos los debates, no ha conseguido nada. Excepto ganar en La Antártida.

También es el espíritu de Esperanza Aguirre que sigue blandiendo el argumento de “Somos la lista más votada”

También es el espíritu de Esperanza Aguirre que sigue blandiendo el argumento de “Somos la lista más votada”. Ya, pero estabais en el gobierno y no cambiasteis la ley por la que no gobierna el más el más votado sino el que mejor pacta. Y bien que os habéis aprovechado en el PP, Esperanza, cuando os ha convenido. Y no me vengas con que tú eres un reducto del PP, como Carmona dice que la Federación Socialista Madrileña es una escisión del PSOE nacional. Entre otras cosas, porque ese jueguito te ha salido fatal y te ha pasado factura. Abandonaste a tus votantes sin decir claramente la razón, y les dejaste (a ellos y a todos) a Ana Botella, a quien ahora, a toro pasado, criticas (¡pues no haberte ido!). Y cuando no hay alternativa en el PP de Madrid porque el patio apestaba a corrupción, apareces presionando a Rajoy, como la única capaz de desbancar a Carmona, menospreciando a Manuela Carmena, y bien subida, a pesar de haber gestionado fatal el tema de tráfico y de haberte distanciado de muchos de tus compañeros de partido, llevada por la soberbia.

Ganan los Unicornio Rangers

Y ante esos dos hundimientos apoteósicos, tras presenciar la debacle en Eurovisión de Edurne que hacía piruetas, cantaba como podía una canción terrible, lucía palmito, se esforzaba, y todo para nada, llegó la plataforma que nadie podía creer que ganara, y se lo llevó todo: un 20%, un punto porcentual menos que Esperanza.

Mientras que la derecha enfadada no se ha acercado a votar o ha votado a Ciudadanos, o incluso a Vox o Falange, la izquierda enfadada ha encontrado una vía de escape: los Unicornio Rangers

¿Por qué? Porque habló de creatividad, de ilusión, de alma, de pueblo y de poesía. Y todos los que no compran resultados económicos a cambio de corrupción, ni gasto social a cambio de corrupción, necesitaban oír hablar de eso, de creatividad, de ilusión, de alma, de pueblo y de poesía. Mientras que la derecha enfadada no se ha acercado a votar o ha votado a Ciudadanos, o incluso a Vox o Falange, la izquierda enfadada ha encontrado una vía de escape: los Unicornio Rangers.

Porque el programa no tiene consistencia, las propuestas son endebles y apenas se sostienen. ¿Y qué? Me dicen. Los demás no cumplen sus programas y la mismísima Esperanza se presentó sin programa. ¿Qué más da si todos mienten? Ese es el legado de décadas de mentiras políticas votadas por todos. Gracias, pueblo, por tragar lo intragable.

Y así es como Manuela Carmena gana en Madrid. Y los demás en La Antártida.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba